Domingo, 19 de Junio de 2005 | San Juan, República Argentina Registrar | Contáctenos | Ayuda
Fotos
El duraznero
El duraznero fructifica en ramas del año anterior. Conviene practicar todos los años una poda enérgica para acentuar su vigor, su producción y su longevidad. La mejor época para realizarla es a principios del invierno.
Ver más fotos
ARBOLES DE ORNAMENTO Y DE CONSUMO
Mantenimiento de frutales
En materia de frutales, la poda no es un simple tratamiento de belleza, sino el medio más efectivo para lograr buenos frutos.
María Inés Montes - DIARIO DE CUYO
Actualmente los frutales se han incorporado a las distintas especies arbóreas que acompañan a árboles y arbustos en el jardín, logrando ser ornamentales por su flor, perfume y fruto. Cuando nos disponemos a podar un árbol, con frecuencia damos más importancia a la estética que a otros factores tanto o más relevantes. Sabemos que a mejor poda mejor producción, pero no siempre tenemos presente que la poda reduce necesariamente el crecimiento de una planta. Por ello, en cada especie se debe respetar un límite en la poda.

En el caso de los frutales, están los que fructifican en ramas cortas, los que lo hacen en ramas largas y los que dan frutos en todas sus ramas. Se trabaja sobre las ramas cortas para estimular crecimientos sucesivos; en cambio, podaremos las ramas largas para obtener una mejor producción.

El duraznero (Prunus persica)

Por su floración anticipada podemos decir que el duraznero se adapta a casi cualquier tipo de clima, con excepción de aquel en que son frecuentes las heladas tardías. Los principios que se siguen en su poda son también aplicables al ciruelo europeo (prunus domestica) y al almendro (prunus amygdalus). El almendro es una especie muy rústica que se adapta a todo tipo de suelos permeables. No se desarrolla bien en lugares de heladas tardías debido a que también florece tempranamente.

Plantación de frutales

Los frutales necesitan de suelos ligeros, gumíferos y profundos, sin impedimentos en su perfil (napas de agua muy cercanas o tosca que impida el drenaje). Es conveniente que los frutales estén protegidos de los vientos dominantes: su orientación óptima es el Norte, así se logra el mayor asoleamiento.

Antes de plantarlos será preciso recortar la raíz de la planta para estimular su enraizamiento y cicatrizar posibles desgarros. Y, por supuesto, observar detenidamente la presencia de parásitos y patógenos.

El hoyo de plantación debe ser grande, respetando la profundidad marcada por el cuello del tronco. Primero hay que apisonar la tierra y disponer el mejor sustrato en torno a la raíz; luego apisonar nuevamente para reducir colchones de aire. Formar una palangana en torno al tronco y regar de asiento en forma generosa (unos 20 litros de agua por planta). La distancia de plantación entre un frutal y otro debe ser de 4 a 5 metros.

Poda

El duraznero fructifica en ramas del año anterior. Conviene practicar todos los años una poda enérgica para acentuar su vigor, su producción y su longevidad. La mejor época para realizarla es a principios del invierno. Los durazneros pueden requerir podas extra: raleos de ramas dañadas, poda parcial en caso de sequías extremas, o una poda de floración necesaria en plantas demasiado vigorosas. El duraznero presenta dos clases de yemas: las florales (redondeadas y grises) y las de madera (oscuras y puntiagudas, desarrollan hojas y ramas). Las florales o de fruto son siempre axilares y las de madera pueden ser axilares o terminales. Las yemas pueden aparecer solitarias o en grupos de tres (en este caso la del medio y la más pequeña suelen ser las de madera)

1-Poda del 1° año: Se realiza una vez que la planta está ubicada. Usualmente, la planta llega con ramas débiles que no presentan un buen ángulo de inserción. Conviene cortar todo el ramaje, dejar sólo una o dos ramas con yemas cada una y recortar el eje principal a 70 centímetros de altura. En la primavera siguiente se elegirán las ramas primarias que van a formar la futura copa: 3 ó 4 en sentido vertical y horizontal. (Hay que cuidar que no se interpongan o se den sombra. Las ramas necesitan un espacio circular libre de 40 centímetros cada una).

2-Poda del 2 año: En el invierno siguiente podrá aplicarse un acortamiento para provocar la bifurcación y así seguir trabajando. Cortar las ramas a 30 ó 40 centímetros del tronco: de las primeras nacerán las secundarias, que a su vez originarán las terciarias. Sobre ellas y a partir del tercer año se realizará la poda de fructificación.

3-Poda del 3° año: Es recién ahora cuando podemos considerarla como una planta frutal en producción. Cuando caen las hojas la poda actúa simultáneamente para forma y fructificación. Se observa atentamente su copa para juzgar su estado: eliminar ramas secas y quebradas, cortar chupones que consumen mucha savia y cierran el centro de la copa. Conviene trabajar por sectores, de arriba hacia abajo, para no equivocarse en el modelado de la planta, cuidando la disposición de las ramas. Realizar finalmente el raleo y acortamiento. Las podas siguientes serán de formación y producción, en mayor o menor grado. En los últimos años la poda será solamente de fructificación, porque se considera que a los 9 años el frutal ya tiene su esqueleto definitivo.

Criterios de poda

Lo primero que debe hacerse antes de empezar es observar la copa de la planta y mirar el ramaje del último año. Es allí donde se elige el criterio de poda de acuerdo con el crecimiento de esas ramas. Si ha sido muy vigoroso (más de 1 metro de largo) se hace un raleo y leve acortamiento. Si ha sido mediano (de 30 a 40 centímetros de largo) el árbol está bien y se hace un raleo y acortamiento mediano. Pero si fuese escaso el crecimiento (20 cm.) estamos frente a un frutal que pierde vigor y se le debe practicar un raleo y un acortamiento severo. Así se limita el número de yemas y se obliga a la planta a producir ramas más largas y con más brotes.
Fotos
El duraznero Poda: El duraznero fructifica en ramas del año anterior. Conviene practicar todos los años una poda enérgica para acentuar su vigor, su producción y su longevidad. La mejor época para realizarla es a principios del invierno. Los durazneros pueden requerir podas extra: raleos de ramas dañadas, poda parcial en caso de sequías extremas, o una poda de floración necesaria en plantas demasiado vigorosas. El duraznero presenta dos clases de yemas: las florales (redondeadas y grises) y las de madera (oscuras y puntiagudas, desarrollan hojas y ramas). Las florales o de fruto son siempre axilares y las de madera pueden ser axilares o terminales. Las yemas pueden aparecer solitarias o en grupos de tres (en este caso la del medio y la más pequeña suelen ser las de madera)
Poda
Poda
Poda
Votar
Enviar
Imprimir
Ver página
Instale el Adobe Reader para ver esta página en formato PDF

Copyright 2003 © Diario de Cuyo. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por GCM Informática - 2003/2014

  Ingrese su Usuario
¿Sabía que...?
. La goma en los troncos es una defensa de la planta producida por granizo, cortaduras, picaduras, desgarros, golpes, etc.

. La fumigación preventiva debe hacerse antes de la brotación, al final del invierno.

. El polisulfuro de calcio es utilizado por ser poco tóxico. Pero, sin embargo hay que respetar siempre las proporciones que se indican en cada caso.

. La fertilización con urea se realiza a razón de 80 gramos por cada año de edad de la planta.

· El guano y el estiércol de caballo y de vacunos constituye un excelente fertilizante natural. Colocarlo seco y alejado del centro de las raíces.

· En todos los casos los fertilizantes se aplicarán en un surco alrededor del árbol a la altura de la proyección de la copa. Luego se debe regar abundantemente.

Otras Noticias
La época del aloe en flor
Puro diseño
El color en los canteros
1