San Juan . Economía . Política . Internacional . Nacional . Policiales . Opinión . Estilo . Guía
Martes, 20 de Septiembre de 2005 | San Juan, República Argentina Registrar | Contáctenos | Ayuda
  Ingrese su Usuario
Categorías
Sociales
Casa
Mascotas
Buen Gusto
Salud
Motor
Cuerpo
Solidaridad
LAVADO, PLANCHADO Y CONSERVACIÓN
Trucos para mantener la ropa como nueva
Las prendas de vestir pueden perder brillo si no reciben los cuidados necesarios. Un lavado mal hecho puede terminar con un sweter o dejarlo solo para ser usado en casa.
Fabiana Juárez - DIARIO DE CUYO
El respeto de los siguientes consejos es indispensable para conservar y lucir las prendas como recién compradas.

* Tanto el centrifugado como la exposición de la ropa al sol para secarla, tienden a apelmazar los tejidos.

* Si la prenda tiene entretela o forro, no mojarla, hay que limpiarla en seco para evitar que se deforme.

* Hay que distribuir bien el jabón, para evitar manchas en la ropa.

* Utilizar jabones neutros para lavar prendas delicadas.

* La lavandina puede desgastar las fibras de las prendas, haciéndolas lucir avejentadas. Es preferible utilizar blanqueadores.

* Respetar las instrucciones de lavado que indica la etiqueta ubicada en el interior de cada prenda. Estas instrucciones son específicas para cada artículo y han sido probadas en laboratorio.

* Separar la ropa antes de cada lavado según los colores y las temperaturas indicadas.

* No llenar demasiado el lavarropa y utilizar un detergente sin agentes blanqueadores para la ropa de color.

* Lava las prendas al revés. Los colores estarán mejor protegidos y la ropa no se desgastará tan rápidamente.

* Si la etiqueta de instrucciones así lo indica, elegir el lavado a máquina antes que el a mano.

* Para las prendas tejidas que se pueden lavar en lavadora, elegir el ciclo de lavado corto y el centrifugado moderado.

* Para el lavado a mano, utilizar detergente líquido en poca cantidad. No dejar las prendas en remojo y no retorcerlas luego del enjuague. Las fibras pueden dañarse y estirarse. Se les puede quitar humedad escurriéndolas enrolladas en una toalla absorbente.

* Lavar las prendas delicadas en una "bolsa de lavado" (en venta en el comercio) o en una funda de almohada. No perderán forma ni se llenarán de motitas.

* Si se ha comprado un conjunto de dos o más prendas, lavarlas juntas para limitar la diferencia de color.

* No olvidarse de vaciar los bolsillos, cerrar los cierres y abrochar los ganchos para que no se enganchen

* Prendas de lana. Hay que lavarlas con agua fría y sin refregar. Lo ideal es dejarlas en remojo en agua y detergente suave por unos minutos. Luego enjuagarlas utilizando enjuague para ropa para conservar su suavidad. No hay que tenderlas en vertical, sino encima de una toalla (absorberá la humedad) y sobre una superficie plana para que no pierda forma.

Para darles brillo, se puede agregar unas gotitas de vinagre al agua del último enjuague.

* Prendas de algodón. Lavarlas con agua tibia. Las prendas de color o las estampadas, hay que lavarlas solas la primera vez, porque siempre destiñen un poco.

* Prendas de lino. Hay que lavarlas siempre a mano, y nunca centrifugarlas. La temperatura del agua ha de ser media, no muy caliente ni muy fría.

* Prendas de seda. No admiten temperaturas altas ni centrifugado. Para planchar las prendas de este género hay que hacerlo a temperatura baja y sin vapor.

* Prendas de tejidos artificiales (acetato, rayón, etc.). Se recomienda no centrifugarlas para evitar que se deformen.

* Prendas de tejidos sintéticos (lycra, poliester, nylon, etc.). Hay que lavarlas a mano y con agua tibia. Se deben planchar a temperatura baja y sin vapor.
Trucos eficaces

Para hacer desaparecer los olores que quedan impregnados en la ropa, dejar las prendas toda una noche en agua con bicarbonato.


Si se quiere "espantar" a las polillas, cortar la piel de un limón y colgarla dentro del armario. Además, si se colocan trozos de tiza blanca en las esquinas, también se alejarán los ácaros del polvo.


Para evitar que se rompan las medias finas, cuando se compren, mojarlas y meterlas en una bolsa de plástico dentro del congelador durante un día. Luego sacarlas y descongelarlas con agua tibia.
Votar
Enviar
Imprimir

Copyright 2003 © Diario de Cuyo. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por GCM Informática - 2003/2014