Sábado, 19 de Noviembre de 2005 | San Juan, República Argentina Registrar | Contáctenos | Ayuda
Fotos
f1p4
MEJORAS. Hugo y su hijo Diego muestran la diferencia notable en las plantas obtenidas con el nuevo método y las tradicionales, que mayoritariamente se están diseminando por San Juan, y en general toda la región vitivinícola de Mendoza, La Rioja y Catamarca.
Ver más fotos
NUEVA TECNOLOGÍA EN VIVEROS
Logran mayores plantas de olivos en macetas
Apelando a una vasta trayectoria y experiencia en la multiplicación de vid, olivos y otras especies, el Vivero Amat ha logrado mejorar la metodología para obtener plantas de olivos de un tamaño superior en tiempo breve. Marcadas diferencias con la planta clásica.
Alejandro Acosta - FOTOS: OSCAR VELáZQUEZ
El furor que sigue manteniendo el cultivo del olivo en nuestra provincia y todo el oeste argentino pegado a la cordillera de Los Andes, ha llevado a los viveristas a moverse en pos de la obtención de plantas de mayor calidad e identificación asegurada; en cuanto a la cantidad a producir, cada vivero de acuerdo a su infraestructura va respondiendo. Pero cuando el tema rapidez en la entrega es fundamental, allí entran a tallar items que hacen que los compradores comparen las diferencias sanas entre los ejemplares de una firma respecto de otra.

Con la necesidad de plantas que hay, con pedidos hasta para dentro de 12 meses, los viveristas están viviendo un buen momento, pero tienen la presión de convencer al público con su mejor producto, en este caso la planta de olivo.

Se sabe que desde épocas remotas, la multiplicación de la planta de olivo no ha sido algo fácil. Anteriormente se recurría a colocar directamente en el suelo estacones provenientes de la poda, luego se realizaron siembra de carozos de los que surgía un plantín que se llevaba a campo y cuando llegaba a un crecimiento determinado se injertaba con otra variedad seleccionada, de mercado, así al cabo de tres años aproximadamente, se obtenía una planta para llevar al cultivo definitivo.

En los años ochenta en países de avanzada como EE UU, Inglaterra y algunos árabes, se desarrolló la técnica de enraizado de brindillas -brotes nuevos del olivo- en camas calientes, con sustratos inertes y el uso de hormonas de enraizamiento.

Esta tecnología, luego se incorporó en la República Argentina y fue puesta en práctica por los principales viveros productores de plantas del país, considerando principalmente San Juan y Catamarca, por el motivo de los diferimientos impositivos. Esto permitió obtener una planta de olivo -de buen desarrollo- en el término de un año.

Detalles prácticos

En la práctica, la relación que existe entre las estacas puestas en las camas calientes y las plantas entregadas finalmente al productor es muy baja, alrededor del 15 %; y en algunos casos, como ocurre con la variedad doble propósito Changlot Real, no llega al 5 % del total, lo que lleva a algunos viveros a no multiplicar plantas de esta variedad.

Asimismo, además el costo de producción de por sí es alto debido al elevado consumo de energía, superficie cubierta, polietilenos, medias sombras, equipos de riego, hormonas y mano de obra.

Desde el año 2002 Hugo Amat con su equipo de gente viene realizando pruebas y ensayos con el objetivo de obtener una planta de olivo que resulte más económica y de un desarrollo más rápido en vivero. Para ello se han realizado trabajos utilizando como variantes nuevas hormonas, diferentes camas de enraizamiento, distintos tipos de estacas, etc.

Como resultado de esta investigación básica, el vivero de este emprendedor pocitano ha logrado plantas de una diferencia importante en crecimiento (tamaño) respecto de las obtenidas por el método tradicional, con todas las ventajas que esto acarrea.

En las fotos se puede ver claramente que es una planta de más rápido desarrollo y que en muchos casos no será necesario el uso del tutor a campo, y lo que es más importante con un costo menor para el productor, comparado con los precios actuales.

Propias estacas

Además, esta nueva técnica de producción permitirá a los productores sacar sus propias estacas de las plantas mas productivas, clones, selecciones, etc, llevarlas a dicho vivero y producirlas. En sólo cinco meses pueden tener su planta lista para llevar al cuartel elegido.

Es de hacer notar que dentro de las variedades comerciales de olivo, existen un sin número de clones con características distintas a la variedad determinada, como mayor producción, o tamaño, también menos alternancia o "vecería" (variabilidad marcada en las producciones anuales), etc.

Hugo Amat y su hijo Diego, informaron a Suplemento Verde que esta metodología operativa será puesta en marcha en forma intensiva a partir de febrero del 2006 y los productores interesados pueden concurrir al vivero para efectuar sus consultas.
Votar
Enviar
Imprimir

Copyright 2003 © Diario de Cuyo. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por GCM Informática - 2003/2014

  Ingrese su Usuario
Más Información
Olivos, barbechos, maxiplantas y novedades
Otras Noticias
Capacitación a pleno
Universidad y empresas
II Encuentro Provincial de Promotores