San Juan . Economía . Política . Internacional . Nacional . Policiales . Opinión . Estilo . Guía
Martes, 14 de Marzo de 2006 | San Juan, República Argentina Registrar | Contáctenos | Ayuda
  Ingrese su Usuario
Categorías
Sociales
Casa
Mascotas
Buen Gusto
Salud
Motor
Cuerpo
Solidaridad
PLATOS CON BAJO CONTENIDO DE SAL
Dieta hiposódica
Los enfermos de hipertensión o de alguna afección renal o cardíaca deben consumir alimentos con menos sal para disminuir los problemas de su dolencia. La dieta hiposódica debe contemplar las cuatro comidas del día.
Fabiana Juárez - DIARIO DE CUYO
La sal de cocina o de mesa, como popularmente se conoce al cloruro de sodio, tiene sus pro y sus contra.

Por un lado, gracias a su contenido de sodio es fundamental para mantener el equilibrio de los líquidos fundamentales para el organismo. Además ayuda a conservar la contracción normal de los músculos y a evitar calambres. Pero, por otro lado, su consumo en exceso intensifica los síntomas de ciertas afecciones.

Las dietas hiposódicas, es decir bajas en sal, están indicadas en los siguientes casos: insuficiencia renal (enfermedad que se asocia a la retención de líquidos), hipertensión arterial, en edemas cardíacos, en cirrosis hepática (donde se destaca también la retención de líquidos en el abdomen) y en los casos que requieren del uso prolongado de corticoides.

En una persona sana el consumo normal de sal por día no debe superar los nueve gramos. Pero aquella que padece algunas de las afecciones mencionadas debe reducir el contenido de este condimento, incluso suprimirlo por completo.

Para contrarrestar la ausencia de sal se pueden preparar distintos aderezos para saborizar las comidas, especialmente las ensaladas.

Aderezo de vinagre: Ideal para condimentar ensaladas. Para una porción se necesita 1 cucharada de vinagre, 1 cucharada de aceite y 1 cucharada de azúcar. Para prepararlo sólo hay que mezclar bien todos los ingredientes.

Aderezo francés: Especial para ensaladas. Para una porción se necesita medio diente de ajo, 1 cucharada de aceite, 3 cucharadas de jugo de limón y una pizca de pimienta. Hacer unos cortes en el ajo y frotar el interior de un recipiente con él. Dejar el ajo dentro del recipiente y agregar el aceite, el jugo de limón y la pimienta, mezclando bien. Dejar reposar unos 30 minutos, retirar el ajo y guardar el resto de la preparación en la heladera. Batir bien antes de aliñar la ensalada.
Plan de alimentación

Una dieta hiposódica que aporta 500 mgs. de sodio, puede incluir el siguiente plan alimentario para las cuatro comidas del día:

Desayuno y merienda
Media taza de leche. Puede combinarse con té o café y 3 cucharaditas de azúcar (no más de esa cantidad). Acompañar con cuatro galletitas sin sal y una cucharadita de mermelada casera o jalea.

Almuerzo
Carnes. 150 gs de carne vacuna, ave o pescado de río (por ejemplo trucha).
Vegetales frescos. Una porción abundante (200 gs) de acelga, apio, berenjena, lechuga o tomate.
Hortalizas. Una porción pequeña (100 gs) de papa, camote o choclo. En su reemplazo puede consumirse la misma cantidad de pastas o cereales cocidos y condimentados con canela, comino, laurel, orégano, pimienta, romero, vinagre, perejil o nuez moscada para darles sabor, contrarrestando la ausencia de sal.
Panificación. Media unidad (75 gs) de pan casero en el cual se haya controlado la cantidad de sal. En su reemplazo pueden consumirse galletitas sin sal.
Aceite. Dos cucharaditas de postre para preparar los alimentos.
Bebidas. 1 vaso de jugo de frutas, agua mineral o jugo de compota.
Postre. Una porción de fruta, ya sea manzana, pera, cítricos, etc.

Cena
La dieta hiposódica para la cena es semejante a la del almuerzo. Sólo se reemplazan las hortalizas mencionadas por cebolla, chauchas, zapallo o zanahoria. A este plan alimentario hiposódico se le puede agregar, siempre bajo prescripción médica, un sobre de sal de 1 gr para saborizar, pero nunca más de esta cantidad.
Preparación casera

No sólo es importante saber cuáles alimentos se deben incluir en la dieta hiposódica, sino también cómo prepararlos (por ejemplo los productos de panificación). De esta manera se puede controlar la cantidad de sal incorporada en la preparación. Para elaborar pan hiposódico se necesita:

Ingredientes. 3/4 taza de leche, 1 cucharada y media de azúcar, 2 cucharadas de grasa de cocina sin sal, medio paquete de levadura seca, 1/4 taza de agua tibia o caliente y 3 tazas de harina. Con esta cantidad de ingredientes se obtienen alrededor de 20 porciones recomendadas en la dieta.

Preparación. Hervir la leche y agregar el azúcar. Dejar enfriar. Disolver la levadura en agua hasta que la mezcla se torne uniforme. Unir con la leche, agregar la harina y revolver hasta mezclar bien. Tapar y dejar fermentar hasta que se duplique la masa. Amasar nuevamente y dejar reposar en un lugar de clima templado hasta que la masa duplique su volumen. Llevar al horno a 200 grados centígrados durante una hora.

Votar
Enviar
Imprimir
Ver página
Instale el Adobe Reader para ver esta página en formato PDF

Copyright 2003 © Diario de Cuyo. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por GCM Informática - 2003/2014

3