01/09/2006 PEREGRINAJE CATÓLICO

El Papa rezó ante "velo de la Verónica"

Benedicto XVI visitó hoy el santuario del Santo Rostro de Manoppello, al centro de Italia, donde está el paño en el que según la tradición católica quedó impreso el rostro de Cristo. Efe

     

20:44 | Roma, 1 de septiembre.El papa Benedicto XVI visitó hoy el santuario del Santo Rostro de Manoppello, en las montañas de los Abruzos (centro de Italia), desde donde lanzó un llamamiento para proteger la naturaleza, "don de Dios", que cada vez está más expuesto a "serios riesgos".

En el santuario de Manoppello, el Papa rezó ante una reliquia que, para algunos, podría ser el llamado "velo de la Verónica", el paño en el que según la tradición católica quedó impreso el rostro de Cristo cuando la mujer le enjugó la cara durante el camino al monte Calvario.

Benedicto XVI se refirió a las "magníficas montañas que nos rodean", en las que está enclavado el santuario, y pidió respeto a la naturaleza que es "un gran don de Dios".

Sin embargo, el medioambiente "esta cada vez más expuesto a serios riesgos de degradación ambiental", por lo calificó de "urgencia" que sea "defendido y protegido".

Esta es la segunda vez en menos de una semana que el Papa hace un llamamiento en favor del medioambiente, el primero el pasado domingo, cuando dijo que la degradación de la naturaleza hace "insostenible en particular la existencia de los pobres de la Tierra" y pidió compartir sus recursos de forma solidaria.

La Iglesia católica italiana celebra hoy la primera jornada para la salvaguarda de la creación.

El Papa llegó al santuario en helicóptero y allí le esperaban unos 7.000 fieles a los que saludó y les agradeció por la acogida "cordial" que le dispensaron.

En unas palabras a los fieles que le esperaban, el Papa dijo que: "todos buscamos el rostro del Señor y éste ese el sentido de mi visita a Manoppello. Juntos buscamos conocer el rostro del Señor y en él encontramos el camino de nuestra vida".

El Papa se recogió en oración ante la reliquia y luego accedió, por uno de los lados del altar al lugar donde está el "velo de la Verónica", donde el superior local de la orden de los Capuchinos, Carmine Cucinelli, abrió el cristal de la custodia para que pudiera observarla mejor.

El Papa recibió como regalo una reproducción del "santo rostro", elaborada por una monja alemana, que realizó la copia a mano usando técnicas antiguas.

Además de la creencia de que en Manopello está el "velo de la Verónica", otras hipótesis sostienen que la tela podría ser el lienzo con el que se cubrió el rostro de Cristo antes de ser envuelto en el sudario.

     

COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Diario de Cuyo no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de los lectores ni sobre las consecuencias derivadas de los mismos. Diario de Cuyo se reserva el derecho de no publicar comentarios que se consideren inapropiados u ofensivos.

Otras Noticias