15/11/2006 ESCASEZ DE MANO DE OBRA

Soldador: El oficio más buscado

La gran demanda de mano de obra ha empujado los sueldos y acarrea complicaciones a la industria. Elizabeth Pérez - Diario de Cuyo

     

El auge del trabajo metalúrgico -impulsado por la construcción, la minería, el agro y la agroindustria- ha provocado una fuerte escasez de soldadores en la provincia, según un sondeo realizado en las empresas sanjuaninas dedicadas al rubro.

El problema se agudiza cuando se requiere mayor capacitación, como es el caso de los medio oficiales o soldadores oficiales, dos de las categorías más altas del oficio (ver aparte) que por ese motivo se han convertido en las de mayor demanda en el mercado local.

"Hoy en día, un soldador no se consigue ni pintado, y lo que se consigue no sabe trabajar. Se ha perdido la especialización", se quejó José Aceituno, dedicado a la construcción de galpones, maquinaria agrícola y tornería.

"Usted no sabe lo que cuesta conseguir un buen soldador. Si pone un aviso, vienen varios pero no saben trabajar, no son gente capacitada. Son soldadores que hacen una puntadita para carpintería y nada más", graficó Oscar Royón, dueño de otra tradicional metalúrgica local.

En Manpower, una consultora dedicada a la búsqueda de personal, dijeron que en estos momentos, el oficio de soldador es uno de los de mayor demanda, junto con la tornería, entre otros (ver aparte).

Tan solicitados están los buenos soldadores que entre las metalúrgicas "se roban" el personal: "Lo que pasa es que las firmas ofrecen sueldos más altos para conseguir mano de obra y por eso hay movilidad", admitió Efraín Putelli, de IMEP. "Lo que pasa es que donde hay una persona capacitada se le ofrece más, uno tiene que pagar más", dijo el empresario Royón.

"Si, al no haber tantos, los soldadores se aprovechan de la demanda y van de una empresa a otra a ver quien les paga más", agregó Fabricio Benedetti, de Industrias Urbino.

Ese fenómeno ha hecho también trepar los sueldos en este oficio y si bien existe un sueldo básico legal -que es de 1.235 pesos para el oficial soldador-, en la práctica todos ganan más que eso. Algunas empresas admitieron que hay casos de personal bien calificado que llegan a cobrar hasta 2.000 pesos por quincena.

Capacitación

La escasez de mano de obra ha impulsado además a que algunas industrias metalúrgicas estén ideando estrategias para hacer frente al faltante: Es el caso de industrias Urbino, la que junto a la Cámara Minera de la provincia está diseñando un convenio para capacitar soldadores.

"Mi empresa tiene 90 empleados, 60 de ellos soldadores. Por la gran demanda de trabajo me hacen falta más y no se consiguen", dijo Benedetti, quien además de timonear junto a su padre la metalúrgica, preside la Cámara de Servicios Mineros y es uno de los principales proveedores del sector de la Barrick.

Según anticipó ayer, el plan es dictar cursos teórico-prácticos para quienes estén interesados en aprender el oficio de cero y también para quienes saben soldar y no tienen conocimientos teóricos. "La idea es dictar la práctica con los soldadores certificados de la misma empresa", agregó Benedetti.

El sector minero es uno de los que provocó una alta demanda de oficios en general y eso obligó a las empresas mineras a que iniciaran hace un tiempo los cursos de capacitación. La Barrick junto a la Unión Obreros de la Construcción Argentina lleva dictados varias tandas de cursos, en entre los cuales están los de soldadores, albañiles y torneros. "Pero los conocimientos que nosotros dictamos son los básicos. La especialización se consigue con la práctica", dijo el arquitecto Juan Fernández, encargado de la organización de los cursos de parte de la UOCRA.

El empresario metalúrgico Putelli -que también es docente- destacó que el déficit actual de oficios en general responde a los recortes de capacitación que sufrieron las escuelas técnicas la década pasada. "Las escuelas no capacitaron en la práctica a la gente que egresa. Antiguamente en las escuelas industriales, en las técnicas, teníamos prácticas inter-escolares donde se llevaban a los alumnos a capacitarse. Ahora no existe quien capacite", graficó.

El industrial dio un dato que refleja la complejidad del problema: "Tuve que poner más de 100 avisos en el diario solicitando tornero y soldador. No se consiguen", se quejó.

     

COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Diario de Cuyo no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de los lectores ni sobre las consecuencias derivadas de los mismos. Diario de Cuyo se reserva el derecho de no publicar comentarios que se consideren inapropiados u ofensivos.

Fotos

Figurita difícil: En el último tiempo hay un faltante de hombres que se dediquen a este oficio, lo que ha generado complicaciones entre las industrias que requieren esa especialización.

Más Información

Otras Noticias