Sábado, 14 de Abril de 2007 | San Juan, República Argentina Registrar | Contáctenos | Ayuda

 
Compartir
MEJORAS GENÉTICAS
El INTA avanza en la creación de nuevas variedades de zapallos
La producción argentina de zapallo tiene una gran aceptación en el mercado externo, principalmente en los países más desarrollados de Europa, donde actualmente lo identifican como zapallo argentino, diferenciado por la alta calidad del fruto y su gran uniformidad de tamaño y forma. Argentina trabaja en genética para mejorar la producción de esta hortaliza.

En esta nota se describen las variedades desarrolladas por el INTA, a partir de su plan de mejoramiento genético, incluyendo la especie de reciente aparición, Cuyano INTA. También se proporcionan algunas pautas para comenzar con frutos de madurez óptima el período de conservación.

Pedro Della Gaspera, técnico de Mejoramiento Genético del INTA La Consulta, Mendoza, explica que entre los cultivos más antiguos de América figuran los zapallos (Cucurbita spp.). Se conocen 27 especies (todas de origen americano), aunque el hombre ha domesticado para su alimentación sólo cinco de ellas. Entre éstas, en nuestro país las más cultivadas son C. moschata y C. máxima, y dentro de esta última, la variedad botánica zapallito redondo del tronco. Un pequeño porcentaje de la producción es destinada a la industria del deshidratado y otro a la exportación.

La producción argentina de zapallo tiene una gran aceptación en el mercado externo, principalmente en los países más desarrollados de Europa, donde algunos comercios actualmente lo identifican como zapallo argentino, diferenciado por la alta calidad del fruto y su gran uniformidad de tamaño y forma.

Las variedades

Existen diferentes instituciones en el país que trabajan en mejoramiento genético para introducir resistencias a enfermedades y prolongar la conservación, así como para mejorar los rendimientos y la calidad de la pulpa.

En la EEA La Consulta INTA (Mendoza) se desarrolla un plan de mejoramiento genético tendiente a la obtención de nuevas variedades con mejores rendimientos, resistencia a enfermedades, mayor contenido de sólidos totales, altos contenidos de carotenos y con mayor uniformidad en el tamaño y la forma de los frutos.

Los logros más importantes se ven reflejados en las cultivares que abastecen gran parte de la demanda de semilla de nuestro país. Una vez que una variedad es inscripta en el Registro Nacional de Cultivares, se inicia un proceso de difusión a través de pruebas regionales. En forma paralela a estos ensayos se inicia la multiplicación de la semilla a través de la Asociación Cooperadora de la EEA La Consulta, quien se encarga de llegar al productor con la semilla comercial. Las cultivares desarrolladas hasta el presente, mantenidas y multiplicadas por el INTA son:

Dentro de la especie C. moschata:

Frontera INTA


Proviene de la selección de la descendencia de cruzamientos entre líneas de la misma especie (C. moschata). Una de ellas, de ciclo relativamente largo pero con excelentes cualidades productivas y de calidad de pulpa, con frutos de color exterior anaranjado; y la otra, con características de precocidad y frutos de color ocre cremoso. Se utilizó un programa de mejoramiento genético donde se combinaron los métodos de selección genealógica y recurrente.

Sus plantas son muy vigorosas y expansivas, con frutos de 1,2 a 1,7 kg de peso, piriforme-cilíndricos, de color exterior ocre cremoso e interior anaranjado intermedio. Poseen una cavidad seminal pequeña en relación a la cantidad de pulpa. El ciclo de cultivo oscila entre los 120 a 130 días desde la emergencia a la madurez comercial. Posee resistencia que mejora la conservación.

Paquito INTA

Del mismo modo que el anterior, proviene de la selección de la descendencia de cruzamientos entre líneas de C. moschata. Una de ellos con ciclo relativamente largo pero con excelentes cualidades productivas y de calidad de pulpa con frutos de color exterior anaranjado; y el otro con características de precocidad y frutos de color ocre cremoso. Se utilizó un programa de mejoramiento genético donde se combinaron los métodos de selección genealógica y recurrente.

Sus plantas son muy vigorosas y expansivas, con frutos de 1,4 a 1,8 kg de peso, piriforme-cilíndricos, de color exterior anaranjado intermedio con bandas longitudinales más claras e interior anaranjado intenso con una cavidad seminal pequeña en relación a la cantidad de pulpa. El ciclo de cultivo oscila entre los 130 a 150 días desde la emergencia a la madurez comercial. Tiene menor resistencia a la conservación que Frontera INTA.

Cuyano INTA

Uno de los problemas más serios en la producción de zapallo, es el alto porcentaje de descarte por defectos de forma y tamaño. Con el objetivo de obtener cultivares con mayor uniformidad de frutos que permitan reducir esos porcentajes, se realizaron hibridaciones intraespecíficas entre líneas con plantas guiadoras muy expansivas y de alta productividad (7 a 10 frutos por planta, de 1,5 kg de peso promedio), y líneas con plantas arbustivas, con 5 a 7 frutos por planta, de 0,7 kg de peso promedio.

A partir de estos cruzamientos se continuó con un programa de mejoramiento genético donde se combinaron los métodos de selección genealógica y recurrente por 9 generaciones, obteniéndose las líneas estabilizadas que conforman la base genética de esta nueva cultivar. Sus principales características son: plantas de alta producción, con guías cortas que se confunden entre primaria y secundarias, excelente uniformidad de tamaño y forma de fruto, con un ciclo de cultivo de 110 días desde la emergencia.

El principal destino de este zapallo es para el consumo de frutos al estado maduro. Se destaca notablemente de otras cultivares por la arquitectura de sus plantas. Son arbustivas hasta el inicio de floración con posterior emisión de guías, característica que se encuentra asociada con la uniformidad de los frutos y mayor precocidad en la maduración. Las hojas son de color verde oscuro con manchas grisáceas. Los frutos son piriforme-cilíndricos, de color exterior crema-cremoso e interior amarillo naranja. El peso promedio es de 1,3 kg. Los rendimientos oscilan entre los 30.000 y 35.000 kg por hectárea.

La EEA La Consulta también ha desarrollado variedades dentro de la especie C. máxima:

Veronés INTA

Esta especie es la más afectada por el hongo del suelo Phytophthora capsici L. Con el objetivo de introducir la resistencia natural observada en C. moschata, se realizaron cruzamientos entre líneas de un híbrido interespecífico de C. máxima y C. moschata tipo Tetsukabuto, y líneas de C. máxima de la variedad botánica zapallito redondo del tronco provenientes de la cultivar Cachi Magnif. Partiendo de estos cruzamientos se condujo un plan de mejoramiento genético donde se combinaron los métodos de selección genealógica y recurrente hasta la obtención de esta cultivar.

La principal característica de este zapallito es la tolerancia al marchitamiento causado por el mencionado hongo. Presenta, asimismo, plantas de crecimiento determinado y de alta productividad respecto de las otras cultivares comerciales. Los frutos son tiernos, de forma esférica con el ápice y la base achatados. El color es verde medio con tenues líneas longitudinales más claras y posee excelentes características para el consumo en fresco de frutos inmaduros. Produce entre 15 y 20 zapallos por planta al estado comercial de fruto inmaduro. El ciclo desde la emergencia hasta la madurez comercial es de 42 días.

Pecas INTA

Frente al problema de la falta de higiene producida por la comercialización en trozos de los tradicionales zapallos "Criollos o Valencianos", en la EEA La Consulta se comenzó a trabajar en la introducción y evaluación de germoplasma nacional y extranjero. La finalidad del trabajo fue crear nuevas cultivares con características de fruto similares a éstas, pero de un tamaño y peso que permitiesen la comercialización por unidad y con menor costo que la semilla de híbridos de origen extranjero.

La selección se dirigió hacia frutos de 1 y 1,5 Kg de peso, con excelentes características de sabor y consistencia de la pulpa. Estos fenotipos fueron observados en híbridos de la especie C. máxima, pero sobre plantas mucho más susceptibles al oidio que las poblaciones locales.

Se destaca por poseer un ciclo intermedio de 110 a 120 días desde la emergencia a la cosecha y frutos de 1,4 a 1,5 kg de peso, de forma redonda con ambos extremos aplanados. La superficie es medio rugosa, de color verde plomizo con motas verde más oscuro, su pulpa es de color amarillo fuerte y la textura es suave y muy seca al estado cocida. Posee excelentes características de sabor, es resistente al transporte y a la conservación (4-5 meses). El destino de la producción es para el consumo de zapallos al estado maduro. Pecas INTA representa una opción nacional de menor costo para esta demanda que aumenta diariamente y es actualmente cubierta por híbridos extranjeros. Los rendimientos oscilan entre 20.000 y 25.000 kg por hectárea.
Votar
Enviar
Imprimir

Copyright 2003 © Diario de Cuyo. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por  - 2003/2014