Sábado, 26 de Enero de 2008 | San Juan, República Argentina Registrar | Contáctenos | Ayuda

 
Compartir
UNA NECESIDAD MARCADA
Cada vez se apunta más a la cosecha mecánica del tomate
Salimos a observar el accionar de las máquinas presentes en San Juan. Las italianas se adaptarían mejor, según los agricultores. La reducción de costos es la base. Opinan los usuarios.
Adrián Alonso - DIARIO DE CUYO


Desde hace varios años en San Juan se avanza en la mecanización de la cosecha del tomate para industria, un cultivo que redujo fuertemente sus extensiones por la crisis hortícola desatada entre otros temas por la baja rentabilidad en los cultivos.

En agosto pasado brindamos en Suplemento Verde un completo informe sobre los servicios de cosecha y continuación avanzamos sobre algunas conclusiones que se van dando hoy en la plaza local.

Ventajas

Las ventajas que motivan a los productores a tecnificar y mecanizar una labor tradicionalmente manual son varias: entre ellas se destacan la falta de mano de obra denunciada en numerosas oportunidades en estas páginas y la necesidad de bajar costos de producción.

En contra quedan varios detalles a ajustar para minimizar pérdidas.

En nuestra provincia son al menos cuatro las máquinas que han caminado los surcos recolectando tomates para la industria local, todas con resultados más ó menos aceptables. Dos italianas, la Guaresi y la Pomac y las americanas Johnson y FMC-Sandei.

Según los productores, las italianas son las que más se adaptan a las características productivas locales, dada la similitud de la horticultura "tana" con la cuyana, pero en general todas son similares en el modo, y más aún en los rindes por hora de recolección.

En la recorrida por las fincas cosechadas mecánicamente, los productores relataron que en promedio, una cosechadora recolecta bajo condiciones óptimas de cultivo y trabajo, unas 25 toneladas de tomate por hora, volumen equivalente a un equipo ó camión con acoplado.

Las comparaciones suelen ser odiosas, pero a la hora del análisis económico, la cosecha mecánica no sólo resulta en mayor beneficio logístico por la mejora final de la sanidad y calidad del tomate que llega a fábrica, aumentando además los días de cosecha, sino también en los números finales. Los datos comparativos son los siguientes:

* El costo aproximado de alquiler de una máquina ronda los U$S 220 más IVA por hora ó $697,4 más IVA. En una hora llena un equipo con 25 toneladas.

* En cuanto a la cosecha manual tradicional, el equipo requiere para su llenado unos 1.250 cajones de 20 kilogramos cada uno. El costo de cosecha por cajón es cercano a $1.

La cuenta es sencilla y el ahorro de dinero también.

Desde las chacras

Mario Ferrarini es uno de los productores de tomate para industria de mayor trayectoria en este cultivo y relato que en su opinión, "la cosechadora perfecciona la logística de cosecha del tomate mejorando la calidad y aumentando los días ciertos de cosecha".

"Las máquinas tienen muy buen comportamiento, sobre todo las italianas. Pero en general los resultados no dependen de la cosechadora sino de la preparación de la cama del terreno y el estado del cultivo", indicó agregando que "mientras más largos son los camellones mejores son los rindes. Pero además hay que tener buenos niveles y un muy buen trabajo cultural del terreno".

Lo más importante para Ferrarini está en el momento de "alejar el riego" del tomate 30 días después del transplante.

"En ese momento hay que conservar bien el nivel y pasar muy bien la fresadora para lograr un suelo bien mullido y sin cascotes" indicó el productor finalmente.

Los detalles

La italiana Guaresi, tiene un rendimiento de 6 a 8 toneladas cosechadas por hora. No posee selector óptico de tomate. Su ventaja es el bajo mantenimiento y su desventaja el hecho de que no hay repuestos en Argentina.

FMC Sandei modelo 350 T es una de las de mayor presencia en el país, siendo de origen italiano. hay 4 funcionando en el país. Posee un rendimiento medio de 15 toneladas por hora en cultivos regulares y de 25 toneladas por hora en buenos lotes cuyanos. Cuenta con selector óptico de tomates (Protec) y separador de frutos a rayos vibrantes (FMC), modelo 1995 y 1996. También está la FMC Sandei, modelo 150 T, con tres máquinas de 1994 trabajando en el país. Frutos de Cuyo, Nieto y Cía poseen estas cosechadoras. El rendimiento es menor a la anterior.

Las Johnson americanas, que trabajan mayoritariamente en Chile, pero vienen a Argentina por importación temporaria. Son de promedio modelo 1990, y tienen un rendimiento medio de 20 toneladas por hora en cultivos regulares y de 25 en buenos cuadros de campo. Cuentan con 4 selectores ópticos, y separadora de frutos a rayos vibrantes.
Votar
Enviar
Imprimir

Copyright 2003 © Diario de Cuyo. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por GCM Informática - 2003/2014

Fotos
25154709
El ingeniero agrónomo Juan Leiva destacó las ventajas de la cosecha mecanizada en sus cultivos del departamento Caucete, donde observamos la cosechadora italiana Pomac en acción. Este profesional desde hace cuatro años se dedica a la tarea productiva.
Anterior | Siguiente
Infografías
25155045in
Anterior | Siguiente
Más Información
"Al principio cuesta ajustar detalles"
La temporada
Menos superficie
Protagonista
Otras Noticias
La mayor reserva de semillas es un frigorífico natural
El complejo oleaginoso es el tercero a nivel mundial
En frutas y verduras San Juan vende $347 millones