29/01/2008 NORBERTO OYARBIDE SE DECLARÓ INCOMPETENTE

La causa por autos importados fue elevada a la Corte Suprema

La Justicia federal remitió el expediente, ya que el máximo tribunal es el único que puede tratar causas que afectan a embajadores.

     

El juez federal Norberto Oyarbide se declaró incompetente y ayer resolvió enviar a la Corte Suprema toda la causa por irregularidades en la importación de autos con franquicia diplomática, al detectar que muchos de quienes deben ser investigados son diplomáticos extranjeros en actividad y gozan de inmunidad.

En la resolución, Oyarbide remarcó que si bien los diplomáticos no están imputados "de momento", no puede descartarse que "con el devenir de la investigación se conviertan en partícipes de las maniobras que se investigan".

Los diplomáticos extranjeros gozan de inmunidad por la Convención de Viena y en consecuencia la Corte Suprema está obligada a pedir permiso para someterlos a proceso penal a sus países de origen o, en su defecto, cada uno de ellos debe juzgarlo, agregó la fuente.

A la consulta sobre por qué el juez también declinó su competencia con los funcionarios de la Cancillería -dado que el fuero federal debe investigarlos-, una fuente judicial: "A esta altura del proceso era imposible diferenciar entre los hechos atribuibles a diplomáticos extranjeros y a los funcionarios".

Quince embajadores, varios de ellos de países latinoamericanos, están en la mira de la Justicia por este escándalo, que también salpica a deportistas, empresarios y artistas en la compra de 98 automóviles importados al aprovechar franquicias diplomáticas.

Todo comenzó cuando el canciller Jorge Taiana ordenó una auditoría interna que develó presuntas irregularidades en el uso de franquicias para la importación de lujosos autos deportivos.

Por la normativa vigente, los funcionarios de embajadas pueden introducir un coche para uso personal y no pueden transferirlo a terceros por un plazo mínimo de nueve meses desde la fecha de su libramiento a plaza.

Pero, los automóviles investigados no sólo no contaban con el período necesario para venderlos (cumplido ese lapso se pueden inscribir sin pagar impuestos) sino que llevaban una orden de salida desde los despachos de la Cancillería para patentarlos. Además los valores de los autos sobrepasaban el cupo límite que tienen las embajadas para adquirirlos.

Por su parte, el otro juez que lleva parte del caso, el penal económico Marcelo Aguinsky, no tomará por el momento la misma decisión que Oyarbide porque su objeto de investigación pasa por determinar el contrabando, que involucra a eventuales gestores, intermediarios y propietarios finales de los vehículos, informaron fuentes de su juzgado.

Oyarbide firmó la resolución pasado el mediodía de ayer, apenas recibió una voluminosa carpeta con un informe de Cancillería, donde se detalló la situación de cada uno de los diplomáticos mencionados en la causa.

De este informe, se desprende que siete de los 15 embajadores nombrados siguen en actividad y por ende gozan de inmunidad diplomática, al igual que otros funcionarios extranjeros de menor rango.

Ahora el máximo tribunal del país deberá determinar si se queda con la pesquisa o, como lo hizo en anteriores ocasiones, designa un juzgado de instrucción para que la lleve adelante.

El juez puso de relieve que "en prácticamente todas" las importaciones con alguna irregularidad detectada "aparecen vinculados a los trámites funcionarios de Estados extranjeros con representación en nuestro país", según la resolución.

     

COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Diario de Cuyo no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de los lectores ni sobre las consecuencias derivadas de los mismos. Diario de Cuyo se reserva el derecho de no publicar comentarios que se consideren inapropiados u ofensivos.

Fotos

Tinelli y la máquina. El conductor televisivo, en una imagen del verano del 2007, es uno de los famosos que manejaba una de las camionetas Hummer que fueron ingresadas ilegalmente al país

Más Información

Otras Noticias