Domingo, 2 de Marzo de 2008 | San Juan, República Argentina Registrar | Contáctenos | Ayuda

 
Compartir
TAREAS DE INFRAESTRUCTURA
Cómo armar canteros
Un cantero o bordura es un macizo de plantas conformado por dos o más especies que se ubican en forma estratégica para lograr un punto de interés dentro de un jardín o espacio verde.
María Inés Montes


Combinar plantas en un cantero es un arte que implica no sólo buen manejo de colores y texturas, sino también conocimiento de las plantas y su comportamiento en las diferentes estaciones, además de clima y suelo.

El jardín está compuesto por elementos fundamentales, tales como el césped, los árboles o los cercos, por ejemplo, pero es notorio que la vida se la dan los colores de las flores, de los arbustos, gramíneas, etc. Cada uno debe crear su propia composición de acuerdo a los condicionantes de cada espacio; para la planificación entrarán en juego temas importantes como color, luz, forma, textura y, por supuesto, los requerimientos de cultivo de cada ejemplar.

Cuando nos disponemos a agrupar plantas el primer punto a tener presente es el suelo. Sabemos que debe ser el adecuado, justo en materia orgánica, rico en nutrientes y con un buen drenaje. El segundo punto importante es la variedad de especies que plantemos; es decir que deben tener casi las mismas condiciones de desarrollo, crecimiento, requerimientos y mantenimiento.

Podemos armar canteros de distintos tipos: solamente de follaje, con herbáceas perennes, con gramíneas, con arbustos, de bulbos, con anuales o flores de estación, o bien mixtos. El estilo estará determinado por factores internos, como son los otros componentes del jardín, y por factores externos, como puede ser la arquitectura de la casa, el diseño del jardín, el diseño de la piscina, o los colores de paredes y texturas utilizadas en todo lo que es construcción. Así, encontramos estilos como el minimalista o moderno, el tradicional, el normal o silvestre, etc.
Fotos
01174911 En un espacio grande se utilizaron colores fuertes y expresivos para ser visualizados a grandes distancias. El rojo de las achiras, el amarillo de las Achileas y hemerocalis; el gris de los stachys lanata (oreja de ratón) son algunos ejemplos. De variadas formas y alturas, las especies logran sobresalir y llamar la atención del espectador.
01174956 El efecto en el cantero es el mismo del cielo y del sol, logrando con simpleza un equilibrio. Vemos grandes masas de agapantos blancos y azules junto con bulbines; por su parte, las gauras aportan soltura, mientras que los miscanthus sinensis zebrinus añaden verdor.
01175023 El color como ornamento. Herbáceas, anuales, bienales, perennes y bulbos son los protagonistas.
Votar
Enviar
Imprimir

Copyright 2003 © Diario de Cuyo. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por GCM Informática - 2003/2014

Destacado
  • Factores que influyen en la elección de los colores:

  • Color y estilo de la casa o construcción cercana.

  • Luminosidad del jardín.

  • Dimensión del jardín.

  • Gusto del cliente o propietario.

  • Entorno y fondo de las plantas existentes.

Más Información
Consejos útiles
Los follajes
Para tomar nota
Otras Noticias
A trabajar en marzo
Enemigos a la vista
Distinguida silueta