San Juan . Economía . Política . Internacional . Nacional . Policiales . Opinión . Estilo . Guía
Lunes, 15 de Marzo de 2004 | San Juan, República Argentina Registrar | Contáctenos | Ayuda
  Ingrese su Usuario
Categorías
Sociales
Casa
Mascotas
Buen Gusto
Salud
Motor
Cuerpo
Solidaridad
FERTILIDAD ANIMAL
¿Castración o anticonceptivos?
Cuando comienza la etapa del celo en las mascotas, también empiezan los problemas para sus dueños. Antes de que los animalitos atraviesen ese período, es importante tener en cuenta qué medida tomar.
Cuando comienza la etapa del celo en las mascotas, también empiezan los problemas para sus dueños. Por eso, antes de que los animalitos de la casa atraviesen ese período, es importante tener en cuenta qué medida tomar.
En el momento de decidir si la mascota hembra va a tener determinada cantidad de crías o no, se presenta la doble alternativa: la castración o el suministro de píldoras anticonceptivas. Lo ideal es analizar la mejor opción y elegir la más saludable.
Si la intención es suministrarle a la perra o gata anticonceptivos por vía oral hay que saber que estos medicamentos son muy efectivos y, por diversos mecanismos, pueden impedir un embarazo en las hembras caninas y felinas. Distintas familias de drogas pueden ejercer ese efecto, pero las que resultaron más eficaces son los progestágenos. Estas sustancias tienen defecto de la hormona progesterona, lo cual inhibe la ovulación en las hembras gestantes. Cuando no se desea la gestación, el uso de las hormonas sintéticas evita la aparición del celo.
Los progestágenos sintéticos más utilizados son: Acetato de medroxiprogesterona, clormadinona y acetato de megestrol. Todas estas drogas, en mayor o menos medida, producen efectos secundarios que pueden alterar gravemente la salud de la mascota; por eso es que en la mayoría de los casos se recomienda optar por la castración.
Entre los efectos adversos, los más frecuentes son: el exceso en la estimulación del endometrio (cubierta interna del útero), que puede ocasionar dos enfermedades mamarias, como tumores e hiperplasias; alteraciones pancreáticas, como la diabetes, y defasajes en la presentación del próximo ciclo menstrual, que puede variar entre los 2 a 9 meses o, en el peor de los casos, postergarse por varios años. Además, es probable que se produzca un aumento del apetito, con incremento del peso y cambios en el comportamiento. Estas alteraciones son las que llevan a la mayoría de los veterinarios a desestimar el uso de anticonceptivos. En caso de inclinarse por este método hay que tener en cuenta que conviene utilizarlo por corto tiempo, por ejemplo para las vacaciones o algún viaje.

La castración
Este método anula la funcionalidad de las glándulas sexuales en la hembra y en el macho. En general, se utilizan técnicas quirúrgicas para extirpar dichas glándulas (ovarios y testículos), pero existen también métodos químicos que suelen aplicarse en los machos. El comportamiento sexual de las mascotas puede producir efectos que alteren la normal convivencia. Cuando el gato macho llega a su madurez sexual comenzará a hacer pis con un olor fuerte y penetrante, "rociando" los muebles en forma vertical. También es muy habitual que emitan maullidos en tonos muy graves, ya que de ese modo expresan su excitación sexual. En ocasiones pueden mostrarse agresivos y con intenciones de abandonar la casa. Esto último es muy peligroso, ya. que durante esos "paseos los felinos suelen lastimarse en peleas con otros gatos, hasta el punto de poner en peligro su vida al deambular por los techos. Existe la creencia popular de que el gato castrado se transforma en un ser tonto, que pierde toda motivación de vivir. Nada más alejado de la realidad. Según explican los veterinarios, esta teoría es sólo un mito. Los felinos castrados, tanto los machos como las hembras, mantienen el mismo nivel de inteligencia con el que nacieron, son juguetones y hasta excelentes cazadores de ratones (siempre que tengan oportunidad), al igual que los animales que no han sido operados. Lo que sí, suele suceder, y es tomado como una consecuencia negativa, es el aumento de peso. Esta transformación corporal se controla al reducirse el sedentarismo. Estimular el animal con juegos y diversos entretenimientos es fundamental si quiere verlo más sano y delgado. Los juegos y la compañía de sus amos son irreemplazables para ellos.

Fuente: www.mascotamigos.com
Votar
Enviar
Imprimir
Ver página
Instale el Adobe Reader para ver esta página en formato PDF

Copyright 2003 © Diario de Cuyo. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por GCM Informática - 2003/2014