Sábado, 20 de Marzo de 2004 | San Juan, República Argentina Registrar | Contáctenos | Ayuda
Fotos
El productor depués de la cosecha debe reponer parte de lso elementos que la vid a extraído del suelo si quiere tener buenos rindes.
Ver más fotos
Infografías
Extracciones del viñedo
Ver más infografías
PARA TENER MUY ENCUENTA
La fertilización del viñedo
En la época otoñal es conveniente la fertilización post cosecha en vides para mejorar el crecimiento de raíces, algo muy importante para la capacidad productiva futura de las cepas.
Hugo Carmona Torres - DIARIO DE CUYO
El objetivo de la fertilización del viñedo es doble: Aumentar la producción y mejorar la calidad de la uva y del vino aportando la dosis adecuada de elementos minerales para una nutrición balanceada, para complementar el aporte del suelo.

Durante todo su ciclo vegetativo la planta extrae del suelo una cantidad importante de macroelementos como nitrógeno, fósforo y potasio, a lo que se le añaden los microelementos como calcio, zinc, cobre, azufre, magnesio, manganeso y molibdeno, entre otros. En función de esta extracción, debemos reponer en el suelo los valores que aparecen en la infografía adjunta.

Objetivos de la fertilización

* Aumentar la producción y/o mejorar la calidad de la uva y del vino adecuando el aporte de fertilizantes a las distintas variedades, patrones, suelos, riego, prácticas culturales, densidades de plantación, climas, etc.

* Restituir al suelo los elementos extraídos por los racimos y la madera podada y constituir reservas en el suelo ya que el viñedo permanece muchos años sobre el mismo terreno.

Funciones de los elementos

* Nitrógeno (N): Estimula el crecimiento vegetal (madera y hojas) y la producción de cepa.

* Fósforo (P2O5): Potencia el desarrollo de raíces, lo que favorece la posterior absorción del resto de los nutrientes.

* Potasio (K2O): Mejora el cuajado, aumenta el tamaño de la uva (producción) y la graduación (calidad). Regula el consumo de agua, aumentando la resistencia del viñedo a la sequía, al frío y a las heladas.

* Magnesio (MgO): Actúa sinérgicamente con el nitrógeno. Mejora el agostamiento al aumentar los niveles de reservas y el rendimiento.

* Calcio (CaO): Mejora la estructura del suelo, neutraliza el pH, aumentando la asimilación del resto de los nutrientes necesarios. En la uva disminuye el rajado.

Estados fenológicos

Para establecer un programa de fertilización en vides es esencial primero conocer los niveles de disponibilidad de los principales nutrientes, mediante análisis de suelo y en lo posible foliares.

Considerando el destino de la producción, ya sea uva para consumo en fresco, para producción de vino de mesa o producción de vinos finos, se evalúan los requerimientos de los diferentes órganos de la planta durante cada período del ciclo de crecimiento. Otros factores importantes son el tipo de suelo, sistema de riego y sistema de conducción utilizados.

Teniendo en cuenta los estados fenológicos de la vid, podemos considerar las siguientes etapas de crecimiento y con ellas los requerimientos nutricionales:

Etapa I: Inicio de brotación a fin de floración.

Las vides son altamente dependientes del nitrógeno acumulado en tronco y raíces durante la temporada anterior. En el caso de los suelos poco fértiles es conveniente comenzar a aplicar nitrógeno durante esta fase, cuando los brotes tengan de 15 a 20 centímetros de longitud.

Etapa II: Fin de floración a pinta.

Esta etapa es de alta importancia desde el punto de vista nutricional. La tasa de absorción de nitrógeno alcanza su máximo. Esta fase coincide con los períodos I y II de desarrollo de las bayas y en ella los racimos aparecen como los principales órganos demandantes de nitrógeno.

Etapa III: Pinta a cosecha.

Los racimos siguen siendo los principales demandantes de nitrógeno, aunque aplicaciones de este elemento en exceso en esta fase pueden retrasar la maduración de la uva. Esta etapa comprende también el período III de desarrollo de las bayas (maduración), en el que se da un crecimiento rápido de la uva (por expansión celular) y una masiva acumulación de azúcares. Se produce la mayor demanda de potasio, ya que existe una asociación evidente entre el contenido de azúcares y potasio en los frutos. Todavía puede haber algo de crecimiento vegetativo.

Etapa IV: Cosecha a senescencia.

Se produce una acumulación de nutrientes, especialmente nitrógeno, fósforo y potasio, en la estructura permanente de la vid. Estos nutrientes de reserva son utilizados posteriormente en el nuevo crecimiento, por lo que deben ser aplicados en post cosecha.

Programa de fertilización

Consultado Fernando Montes de Agro Soluciones, explicó que para "un correcto abonado de un viñedo, no se puede estandarizar una fórmula.

Un programa balanceado de fertilización, en líneas generales, debe contemplar un suministro balanceado de nitrógeno, fósforo y potasio para la etapa 1 (NPK Súper 1), con mayor nivel de nitrógeno en la etapa 2 (NPK Súper 2) y mayor nivel de potasio en la etapa 3 (NPK Súper 3), y volviendo a la composición balanceada en la etapa 4 (NPK Súper 1)".

NPK Súper

Montes aconseja la mezcla física NPK Súper es un fertilizante sólido, granulado, de composición balanceada ajustada a las necesidades de cada estado fenológico de la vid:

No contiene cloruros.

Una fertilización a dosis adecuadas con NPK Súper, logra un correcto abonado en cada etapa de desarrollo de los viñedos.

Fertilización foliar - Recomendaciones

Cultivo para vinificar.

Se aplica por hectárea, 3 litros de Arbore Zn más 1 litro de Arbore B más 4 litros de Arbore Mastermins cobre. Cuando el cultivo se encuentra sobre pie americano se agrega en cada una de las dos primeras aplicaciones 3 litros por hectárea de Arbore magnesio. Cuando presenta deficiencias de manganeso también se agrega 3 litros de Arbore manganeso en cada una de las dos aplicaciones. Mezclar las partes indicadas en máquinas de 1.000 y 1.500 litros. En caso de máquinas más chicas, preparar la mezcla de los productos y poner la mitad en máquina de 500 litros y la quinta parte en máquina de 200 litros.

Para uva de mesa

Aplicar por hectárea 4 litros de Arbore Zn más 1 litro de Arbore B más 4 litros de Arbore Mastermins más 1 litro de Arbore cobre.

En todos los casos por maquinada se debe agregar 1,5 litros de aceite natural óleo.
Votar
Enviar
Imprimir
Ver página
Instale el Adobe Reader para ver esta página en formato PDF

Copyright 2003 © Diario de Cuyo. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por GCM Informática - 2003/2014

  Ingrese su Usuario
Otras Noticias
El blanco escurrido se mantiene firme
Todo tiene que ver con todo
Crearon en San Juan un grupo CREA de productores de uva para vinos finos