07/04/2009 GEORGINA BARBAROSSA

Despide a su novio

Fuente: Puro show

     

Buenos Aires, 7 de abril.- Las maletas ya están hechas y el ticket de regreso a casa listo para el vuelo de mañana. Será entonces que Georgina Barbarossa dirá “hasta pronto” a su novio, el empresario Alejandro Diehl o “Carozo”, de 43 años. La pareja, oficializada durante el verano en Mar del Plata, donde ella protagonizaba “Deslumbrante”, regresó a Buenos Aires tras una semana de extrema pasión en Córdoba. La casa que Georgina tiene en Villa Giardino fue testigo de siete días de contínua e íntima despedida.

Ayer por la noche, ya en esta ciudad, la pareja organizó una comida familiar en un restaurante porteño de la que también participaron los mellizos Juan y Tomás Lecuna y la hija de Alejandro, de 40 años de edad.

Mañana, cuando el telón de la obra de Miguel Angel Cherutti se levante en su debut en el teatro Premiere de Calle Corrientes, Alejandro estará en vuelo hacia Francia, más precisamente en Pampelone, de la Costa Azul, donde administra su propio complejo vacacional llamado Epi Plage, de cabañas de lujo construídas en 1960. Recordemos que la pareja se conoció el 15 de enero en Mar del Plata. Durante el verano, tuvo lugar la presentación. “Conocí a Georgina en el 15 de enero en el teatro. Vi la función de Deslumbrante, fuimos a comer, luego a bailar y después a la cama”. Ese mismo día, el amigo homónimo en común y ex músico del Grupo Banana, abrió el diario y le mostró la foto de Barbarossa: “esta es la mujer a la que conocerás esta noche”, le dijo. “Me enamoró lo mujer que es.

No sabía que era tan famosa y me fascinó. Enseguida tuve onda con sus hijos (los gemelos Juan y Tomás). No tardé en hablarles porque soy muy abierto con ellos. Pasaron los día y le envié dos ramos de flores en una semana.

En la intimidad, Georgina es muy fogosa”, confesó el empresario. “Pronto estoy regresando a Francia, donde vivo, y ya estoy extrañándola. Ya se enterarán, porque la verán llorando en el aeropuerto.” Georgina agregó: “es un divino. No se que pasará de ahora en más, vivo el día a día, porque de repente aparece todo esto junto y son muchas las emociones. Es muy buen mozo, pero su corazón es mucho más lindo aún. Es una gran persona. Nos reímos mucho juntos, tenemos que sacar turno para hablar.

No podría haber estado con una persona normal. Es bárbaro el amor a la maduréz”. Sobre las posibilidades de matrimonio entre los dos, Barbarossa dijo: “nunca me casé”. A lo que Alejandro agregó: “me encantaría casarme con Georgina. Pero tal vez tenga que viajar más seguido, porque ella trabaja”. Finalmente, Alejandro cantó y su novia justificó: “es que él grabó un disco hace mucho tiempo, con la promoción de Supermercados Gigante”.

     

COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Diario de Cuyo no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de los lectores ni sobre las consecuencias derivadas de los mismos. Diario de Cuyo se reserva el derecho de no publicar comentarios que se consideren inapropiados u ofensivos.

Fotos

web

Otras Noticias