14/06/2009 INTERNET - LA TECNOLOGÍA QUE CAMBIÓ LA VIDA

La última revolución

La red de redes ya está inserta en la sociedad sanjuanina. Hoy, la discusión pasa por las posibilidades de acceder a ella. Lisandro Peyran

     

¿Comprendería una persona que vivía en San Juan de la Frontera durante la época que ocurrió la Revolución de Mayo si se le explicara lo que significa 'Internet', ese gran símbolo de la revolución tecnológica de estos tiempos? ¿Podría concebir lo que es un e-mail, cuando en aquel entonces todavía no existía ni el correo postal? ¿O una red social, si tampoco se conocía la luz eléctrica?

Hoy en día ese concepto está bastante asimiliado en la sociedad sanjuanina, aunque sus efectos revolucionarios lejos están de haber cesado. Es una herramienta que se utiliza con mayor frecuencia, pero que aún no puede llegar a todos. O su potencial no es aprovechado en todos los aspectos.

Uno de los debates de Internet en San Juan plantea si realmente hay igualdad de conectividad. En un informe elaborado por la consultora nacional IDC (publicado por DIARIO DE CUYO el 24 de mayo), muestra que en San Juan hay 18.386 conexiones de banda ancha, es decir que la penetración de la población es del 2,68 por ciento. Este porcentaje está muy por debajo del promedio nacional, que es del 8,80 por ciento.

Alejandro Moreno, presidente de Interredes SA (firma proveedora de banda ancha), reconoció que existe esta brecha digital, aunque opinó que esta cifra no refleja toda la realidad porque se limita a contabilizar las conexiones legales y si se tuvieran también en cuenta a las otras, esta cifra se duplicaría. Hay otras formas de acceso, como la red comunitaria San Juan (que cuenta con 105 centros de acceso gratuito en todos los departamentos) y el municipio de Rawson brinda el servicio gratuito a unos 1.000 usuarios.

Hace dos años, la conectividad (posibilidad de acceso a internet) dependía mucho que a la provincia llegaba solamente un cable de fibra óptica y había sólo dos empresas mayoristas que ofrecían el servicio. Hoy esa oferta creció, aunque todavía no se suma la fibra optica que instaló el gobierno junto con la línea eléctrica de 500KV, para que haya mayor competencia a nivel mayorista. Según Moreno, hoy en día es más relevante el hecho que resta transferir en el mercado local una mayor cobertura y calidad de servicio a los usuarios, para que haya mayor conectividad.

De todos modos, internet cada vez se usa más en San Juan. Hoy entretiene, informa y educa, tanto o más que la misma TV. Los jóvenes se relacionan a través de ella. Los políticos la emplean en esta campaña electoral para llegar a los jóvenes. Está dando sus primeros pasos el proyecto 'gobierno electrónico'. Ya hay empresas promocionando sus productos, aunque el comercio electrónico local aún no es tenido en cuenta. El crecimiento es continuo.

En San Juan, Internet ya dio muestras que es una herramienta con tanto poder, que transforma vidas, para bien o para mal. Hay parejas que se formaron y otros que fueron víctimas de delincuentes. En síntesis, la discusión pasa ahora por si todos los sanjuaninos tienen las mismas posibilidades de acceder a ella. La revolución que significó su aparición ya está transformando a la sociedad. Y de una forma inimaginable, digamos, 200 años atrás, cuando había otro tipo de revolución.

Iaffa Scaliter - conoció a su pareja en la Web

La foto casi arruina todo

Todo empezó hace 10 años, cuando todavía ni existía el messenger y yo era adolescente de 19 años. Una hermana me dijo que llenara los datos en una web, que así podía conocer a otras personas. Hasta que un día, recién hace dos años, me escribió un tal Marcelo. Yo no quería saber nada con 'conocer' a un chico por Internet, pero me pareció gracioso lo que había escrito y le contesté igual, sin esperar nada más. Me escribió otra vez y nos fuimos conociendo por e-mails. Marcelo ya había visto una foto mía que yo había subido a 'my space' y me mandó una de él. Casi arruina todo porque la imagen no lo favorecía. Pero ya hablábamos por teléfono, hasta que un día nos conocimos personalmente. ¡Y por suerte era diferente a la foto! Nunca nos hubieramos conocido, porque frecuentábamos lugares distintos en San Juan, si no hubiera sido por internet. Si no todavía seguiríamos, cada uno por su lado, en la búsqueda del amor.

Miguel Angel García / Comisario Policía Federal

Peligro de ser estafado


Si bien no es muy asiduo que se realicen en San Juan investigaciones por delitos realizados a traves de internet, sí hay que recordar que en la provincia ya hay antecedentes de los dos tipos más comunes. El año pasado ocurrió un caso que reunió los dos aspectos. Una señora jugaba como a una lotería en una página y le comunicaron que se había ganado un valioso premio de dinero. Le solicitaron que llenara formularios, le preguntaron hasta el nombre de los padres, y además le pidieron que abonara los gastos administrativos y de envío. La damnificada recibió tres correos electrónicos y se detectó que llegaron de tres países distintos. Por otro lado, la pedofilia. Se desbarató hace dos años una red internacional y en San Juan hubo dos allanamientos, aunque no hubo resultados positivos. En ambos casos la precaución es fundamental. No hay que dar datos personales a traves de internet a nadie que no garantice confianza.

Laura Noguera / Usuario

Reemplazó a la televisión


La necesidad de contar con internet surgió porque tanto mi esposo como yo tenemos muchos familiares que viven en otros lugares. Y decidimos, por una cuestión económica, contratar ese servicio y no el de televisión, ya sea por cable o satelital. Nació nuestra primera hija, Lucía, fue creciendo y le alquilábamos películas. Y llegó un momento en que preferimos seguir sin contar con la televisión, porque nos parecía que iba a ser muy difícil seleccionar qué iba a ver Lucía. También usamos internet para nuestros trabajos. Además nos informamos. Mi esposo todas las mañanas lee las ediciones digitales de diarios locales y nacionales antes de ir a su trabajo. Otra utilidad muy importante que le damos es que nos ahorra horas de colas de espera. Hacemos el pago electrónico en todos los impuestos, salvo Ingresos Brutos, servicios y tarjetas de crédito. Y por supuesto la usamos para jugar y para escuchar muchísima música.

Anibal Goransky / Diseñador de páginas web

Los clientes han cambiado


Hasta el año pasado, quienes realizaban en San Juan páginas en internet eran, principalmente, los empresarios jóvenes. Desde fines de 2008 se incrementaron notablemente los empresarios mayores de 50 o 60 años de edad que se interesaran en hacer una web para difundir su producto o servicio. El abanico es muy amplio. Trabajo con, además de empresas y PyMES, grupos de música, clubes deportivos y estudios de abogados y contables. En unos días comienza un banco de imágenes de San Juan. De 10 consultas que recibo, con cuatro potenciales clientes terminamos acordando. Hay otros cuatro que prefieren irse a un diseñador más barato, aunque pierdan en calidad. Y quedan otros dos que no se terminan de convencer, le dan vueltas. Se deciden más tarde, cuando se dan cuenta que es una necesidad.

Ramón Roqueiro / Secretaría de la Gestión Pública.

El gobierno electrónico recién empieza


Desde hace mucho tiempo se viene sosteniendo, por un lado, que el gobierno mejore su eficieciencia y eficacia, y por el otro lado, es necesario que la población disponga de servicios que el gobierno provee y también que el gobierno pueda informar sobre lo que está haciendo. Madurando más esta relacion, la instancia posterior sería que la comunidad pudiera participar más activamente en las acciones de gobierno. Esto, de alguna manera, es gobierno digital. El portal sanjuan.gob.ar es una de las herramientas que pretende cubrir una serie de objetivos, en un camino que recién empezamos a transitar. Sirve para generar una imagen institucional única de la provincia hacia afuera de la provincia y del país. También en la provincia, como la 'guía de trámites', permite que la gente se entere dónde se hace un trámite determinado, qué tipo de documentacion debe llevar, si hay un formulario para llenar, que ya lo pueda imprimir ahí. La pretensión es que más adelante se pueda hacer el trámite desde internet.

Vicente Palonés / Aprendiz a los 66 años

Abuelos virtuales


No había tocado una computadora hasta el año pasado. Y hoy, con 66 años, soy un apasionado de Internet. La necesidad comenzó porque tengo una hija que vive en el norte de Italia. Hablábamos por teléfono, pero sabía que por Internet, también podría verla. Apareció en febrero del año pasado una línea de créditos para gente de mi edad y no lo dudé. Un yerno me ayudó a comprar la computadora y mi nieto de 14 años me dio las primeras lecciones. Hoy, nos conectamos a diario y para nosotros es casi como que estamos al lado de ellos. Tanto es así, que le hablamos a la nieta de 9 meses en la pantalla y se sonríe. Nos reconoce. Somos los abuelos virtuales. Pero hago mucho más. Me pongo a navegar, como dicen los muchachos, y por ejemplo no conseguía en San Juan una bomba de nafta para el auto. Pregunté al Google 'bomba de nafta' y conseguí una original.

También logré averiguar sobre la vida de mis abuelos que vinieron de España. En el Google Earth, vi la población donde ellos nacieron. A mi edad es un orgullo entender este lenguaje que manejan los niños.

Natalia Pelleritti / actriz y ex Reina del Sol

Facebook me ayuda mucho


No voy a decir que soy adicta a Facebook, pero sí utilizo mucho esta red social. La comencé a usar a fines del año pasado y la verdad es que al principio tenía un poco de temor que, por lo que era todavía la Reina Nacional del Sol, entrara en contacto con gente que fuera agresiva. Pero fue al reves, muchas chicas, a pesar que somos muy competitivas entre nosotras, me enviaban mensajes de apoyo y me felicitaban. Y yo hoy todavía voy convocando para que se presenten para las próximas elecciones. Si es cierto que Facebook me ayuda mucho. Promocioné la avant premiere de la película que actué y ahora vamos a ir con el director a promocionarla a Chile. A través de Facebook, sigo en contacto con amigos que viven en otros países, encontré familiares en Italia y también me divierte mucho. Por ejemplo, yo estoy en el grupo 'me encantaría un McDonalds en San Juan'.

Lidia Gómez / Profesora de historia

Imposible de comprender


Es imposible que alguien de la época colonial comprendiera lo que es internet. La 'velocidad' de la divulgación de las noticias de hoy son inverosímiles para aquel momento. Para tener una idea, en San Juan se supo recién a principios de junio sobre la Revolución del 25 de Mayo de 1810. Es que el método de información era por un emisario nombrado por la Primera Junta, que partió a caballo desde Buenos Aires, llegó primero a Mendoza, que era la capital de toda esta región, y luego se trasladó la novedad a San Juan. En aquella época no había una entidad oficial como el correo que enviara cartas. Sí había diarios, el único medio de comunicación. Pero solamente las elites, los grupos dominantes de cada sociedad, eran los que sabían leer. Y no eran masivos, se hacían pocos ejemplares y la distribución era muy precaria.

Guillermo Collado Madcur / Director de Ciencias de la Comunicacion de la UNSJ

Todavía hay desigualdades


En San Juan todavía hay dificultades con respecto a la conectividad. No todos los hogares o instituciones, tienen las mismas posibilidades de acceso a internet. Hay casos en que la conectividad es sumamente precaria. Sin ir más lejos, en mi oficina de la Dirección de Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Sociales, la conectividad es sumamente precaria. Sin haber profundizado en las causas, es evidente que todavía hay disparidades de acceso entre Capital y el Interior, ciudades grandes y ciudades chicas, entre ciudad y campo, tanto a nivel nacional como a nivel provincial. Y si bien hoy hay cybers en pequeñas áreas urbanas, veo que todavía hay desiguladades que deberían eliminarse. Porque si no tienen todos las mismas posibilidades de acceso, tampoco tienen las mismas posibilidades de información.

     

COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Diario de Cuyo no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de los lectores ni sobre las consecuencias derivadas de los mismos. Diario de Cuyo se reserva el derecho de no publicar comentarios que se consideren inapropiados u ofensivos.

Fotos

Otras Noticias