San Juan . Economía . Política . Internacional . Nacional . Policiales . Opinión . Estilo . Guía
Jueves, 15 de Abril de 2004 | San Juan, República Argentina Registrar | Contáctenos | Ayuda
  Ingrese su Usuario
Categorías
Sociales
Casa
Mascotas
Buen Gusto
Salud
Motor
Cuerpo
Solidaridad
PSICOMOTRICIDAD NEONATAL
Ejercicios para el bebé
Para que los recién nacidos crezcan normalmente es fundamental que las mamás los estimulen con actividad física. Para lograrlo pueden poner en práctica algunos ejercicios.
Fabiana Juárez - DIARIO DE CUYO
A partir del tercer mes de vida el bebé tiende a sostener su cabeza en alto. De no hacerlo puede ser síntoma de un retraso en el crecimiento.
El bebé, una vez que nace, atraviesa por distintas etapas de maduración caracterizadas por reflejos comunes según la edad. Hasta los tres primeros meses de vida tienen el reflejo tónico cervical asimétrico, que no les permite identificar la línea media de su cuerpo. Por este motivo es normal que orienten su cabeza hacia los costados, estirando el brazo hacia la misma dirección. En esta etapa también tienen el reflejo de prensión, por lo que es común que permanezcan con las manitos cerradas. Pero durante el tercero y cuarto mes aparecen algunos patrones posturales y de movimientos, por lo que el bebé sostiene su cabeza en alto por unos segundos y enfoca e intenta tomar un objeto con ambas manos. A partir de los seis meses tiende a sentarse, y entre los ocho y los 10 a colocarse en cuatro patas y gatear. Superada esta edad, tenderá a caminar.

Es muy importante tener en cuenta la maduración evolutiva del bebé, ya que un marcado retraso en el abandono de los reflejos (por ejemplo que el bebé tenga seis meses y no sostenga su cabeza) es síntoma de que no está creciendo con normalidad. Si bien la intervención del pediatra es necesaria para que el pequeño supere este trastorno, la mamá también puede ayudarlo para que prevenga el retraso madurativo mediante la estimulación temprana. Para lograrlo sólo tiene que hacerle practicar algunos ejercicios, teniendo en cuenta su edad, que despierten su deseo y placer al hacerlos.

-Durante el primer mes. Colocar al bebé boca abajo y estimular a que levante la cabeza. Una manera sencilla de lograrlo es mediante la utilización de un sonajero. Hay que colocarlo frente al bebé y sobre su cabeza, moviéndolo para que emita sonidos. Esto captará la atención del bebé, quien levantará la cabeza para mirarlo. En esta edad también es conveniente colocarlo boca arriba y darle suaves caricias sobre la piel. Por medio de estos estímulos dérmicos se activará el área motriz de su cerebro lo que provocará que el bebé patalee más y que abra y cierre sus manitos.

-Durante el tercer y cuarto mes. Estimular al bebé para que mantenga sus manos abiertas. Para esto nada mejor que interpretarle la tradicional canción "que linda manito...", mostrándole las manos abiertas. También hay que incentivarlo a tocar cosas, que se las lleve a la boca (forma de exploración típica de esta edad) y que siga con la mirada algún objeto que se le muestre. Es aconsejable utilizar objetos de consistencia blanda y de colores vivos para lograrlo. Durante esta etapa también conviene hablarle mucho para estimular su sonrisa y pataleo.

-Durante el quinto y sexto mes. Estimularlo a que permanezca sentado con apoyo de sus manos en frente de su cuerpo. Una buena forma de lograrlo es ofrecerle juguetes de diferentes texturas para que se entretenga.

-Durante el séptimo y octavo mes. No colocarlo en el andador. Este medio no permite que el niño desarrolle reacciones de equilibrio correctas. Lo ideal es estimularlo para que se coloque en cuatro patas y gatee. Esto le permitirá cierta independencia y, además, le ayudará a preparar sus piernas y brazos para la marcha.

-Durante el décimo mes y el año. Estimular su marcha independiente. Para esto inducirlo a perseguir un objeto que llame su atención o a llegar hasta alguien que lo espera con los brazos abiertos.

Fuente: Jorge Hirsch, licenciado en Kinesiología y psicomotricista.
Votar
Enviar
Imprimir
Ver página
Instale el Adobe Reader para ver esta página en formato PDF

Copyright 2003 © Diario de Cuyo. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por GCM Informática - 2003/2014