11/01/2012 VITIVINICULTURA

Cosecha mecánica: crece por la poca mano de obra

Este año habrá mayor demanda en las fincas sanjuaninas por las máquinas. Freno a la importación. ELIZABETH PÉREZ - Diario de Cuyo

     

Los productores sanjuaninos piensan incrementar este año las hectáreas de uva cosechadas a máquina, debido a las dificultades para encontrar mano de obra para levantar los racimos, según constató DIARIO DE CUYO en un sondeo realizado en el sector.

Además influyen otros factores, tales como la posibilidad de cosechar de noche cuando la uva está mas fresca, lo que permite ahorrar en energía para enfriamiento al llegar a la bodega; la financiación, ya que se puede pactar la forma de pago a más plazo, en lugar del pago semanal de la gamela y la posibilidad de cosechar en tiempo y forma, cuando la uva está apta, sin demoras. ‘’La idea, como todos los productores, es aumentar lo que más se pueda la cosecha mecanizada, por lo que cuesta encontrar mano de obra disponible. El año pasado cosechamos 50 de las 100 hectáreas de la finca preparadas con espaldero, y este año queremos incrementar a entre 70 y 80 hectáreas’’, dijo Atilio Rodríguez, desde finca Santa Sylvia en Zonda. ‘’Sí, este año vamos a usar más la máquina. Desde el 2007 que la venimos usando, sobre todo cuando se hace más notoria la falta de cosechadores. Y cada año hacemos ensayos sobre distintas variedades porque creemos que en un futuro no muy lejano el 50% de la cosecha va a tener que ser mecánica’’, opinó Pedro Peregrina, desde Bodegas y Viñedos Casa Montes, en Pozo de los Algarrobos, Caucete.

En igual sentido opinó Mario Pulenta (padre), otro conocido productor local; y también Juan Carlos Hidalgo, desde Peñaflor y Finca Las Moras: ‘’Somos pioneros en San Juan, empezamos hace 10 años y estamos tratando de crecer en el número de hectáreas. La tendencia es esa, por la dificultad de la mano de obra y por la posibilidad de cosechar de noche, cuando hay menor temperatura y la uva llega más fresca a la bodega, lo que le da más calidad al producto final’’, dijo Hidalgo. En San Juan se usa alquilar las cosechadoras, y los números de las empresas que prestan el servicio también reflejan la suba de la demanda: ‘’Cuando empezamos, hace 12 años, hacíamos 600 hectáreas. Ahora no hacemos menos de 3.000’’, dijo Eugenio Velo, desde Barrere Argentina, una de las firmas que proporcionan el servicio en San Juan. ‘’Aumentó la demanda porque los enólogos se convencieron que con la máquina cosechadora se logra la misma calidad que con una cosecha manual’’, dijo Velo. ‘’Antes había muchos perjuicios, pero la necesidad tiene cara de hereje, y ahora casi ningún enólogo tiene problemas en procesar uvas cosechadas mecánicamente’’, afirmó el ingeniero agrónomo Claudio Rodríguez (Peñaflor). Este profesional graficó que el cálculo de costos de cosecha mecánica es comparable a la manual o le saca una leve ventaja: el año pasado la cosecha de una hectárea con 12 mil kilos de uva a máquina costó $1.400 más gasoil (30 a 35 litros), frente a $1.666 de la manual (a $2,50 que se pagó por tacho al obrero) más cargas sociales. Este año la mecanizada se encarecerá por el freno a la importación (ver recuadro), y aún no hay datos de cuál será el costo manual.

     

COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Diario de Cuyo no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de los lectores ni sobre las consecuencias derivadas de los mismos. Diario de Cuyo se reserva el derecho de no publicar comentarios que se consideren inapropiados u ofensivos.

Fotos

Alternativa 1: $1400 Es lo que costó el año pasado cosechar una hectárea de uvas con un rendimiento de 12 mil kilos, con espaldero. Hay que sumarle el gasoil (30 a 35 litros). Se puede cosechar a cualquier hora.

Más información

La importación y los costos

En la vendimia que se aproxima habrá una mayor demanda de máquinas cosechadores, pero menor oferta por los frenos a la importación impuestos por la Nación. Eso, sumado al aumento de los repuestos, hace que este año cueste hasta un 56% más el alquiler: se cobrará entre $2.000 y $2.500 por hectárea, frente a los $1.400 y $1.600 del año pasado. ‘’Nosotros hacíamos importación temporaria de máquinas, y luego regresaban. Pero ahora nos piden nacionalizar y es un trámite complicado. Las pocas máquinas que hay, van a cobrar más’’, dijo Eugenio Velo, de Barrere.

Otras Noticias

13