07/04/2013 INFORME ESPECIAL

Llegaron desde Jáchal por un tratamiento mejor

     

Cuando empezó a caminar nos dimos cuenta que no podía mantenerse en pie. Y que la secuela que le había quedado del parto era una diparesia, que es una parálisis en una parte del cuerpo. Y como en Jáchal, no había tratamientos tan buenos agarramos las cosas y nos vinimos a la Ciudad. De esta forma, Nancy contó la historia de su hijo Jesús que tiene 7 años y camina con un andador. El chico es tratado en el Centro de Rehabilitación Neurológica, desde hace tres años.

’En algún momento, durante el nacimiento, el cerebro de mi hijo estuvo sin oxígeno’, dijo Nancy, mientras que Jesús trataba de escribir, con un poco de dificultad, su nombre. La mujer explicó que la rehabilitación la siguen al pie de la letra y que a pesar de que hay veces que quieren dejar todo, saben que en algún momento la calidad de vida de su hijo será mejor.

     

COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Diario de Cuyo no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de los lectores ni sobre las consecuencias derivadas de los mismos. Diario de Cuyo se reserva el derecho de no publicar comentarios que se consideren inapropiados u ofensivos.

Fotos

ENTRE RISAS. Sentado en el consultorio de la psicopedagoga, Jesús dijo que le gusta nadar y andar en bicicleta. Esto lo logró gracias a la rehabilitación.

Más Información

Otras Noticias