14/04/2013 ANOTÓ 3 TANTOS

El goleador sin rostro

Humberto Osorio, que jugó con un protector nasal, se llevó la pelota como recuerdo.

     

La fecha pasada ante Quilmes le pegaron mucho y estuvo a punto de sufrir la quebradura del tabique, incluso se retiró de la cancha con dos apósitos por el sangrado que tenía en su nariz. Pero no se resignó, pidió un protector, lo probó en la semana y ayer lo utilizó para estar presenta en la ofensiva Verdinegra, porque no quería perderse el duelo ante Boca y más viniendo de otro país. Y finalmente terminó siendo su tarde porque gritó 3 de los 6 goles con los que vencieron al Xeneize.

Fue su primer “hat-trick” en el fútbol argentino y por eso cuando terminó el partido le pidió la pelota a uno de los asistentes, quien se la entregó y el colombiano se la llevó a casa como el trofeo más preciado para un delantero y con el plus de ser ante Boca. Además los antecedentes dicen que cada vez que Osorio hizo un gol, San Martín no perdió.

Pero a todo esto hay que agregarle que el atacante hace más de un mes que arrastra una contractura que no le deja entrenar completamente, pero que de a poco va evolucionando con trabajos kinesiológicos. Y entre tanta garra y tesón que le pone para siempre estar entre los titulares, ayer encontró su premio. El mismo que fue por triplicado por el esfuerzo diario.

Y más allá de los tantos, Osorio fue el jugador, junto con Jorge Luna, que más se destacó. Porque el colombiano tuvo injerencia en el segundo gol, el de Luna, ya que aguantó la pelota y se la cedió para el centro-gol del volante. Además siempre fue la descarga de toda jugada en ataque, principalmente en el primer tiempo cuando recostado por la izquierda Mas lo buscó en reiteradas ocasiones.

Y en toda esa labor también llegaron sus cantos. El primero a los 2’ cuando Penco no pudo definir ni Burdisso despejar y eso lo aprovechó para darle mordido y estamparla en el palo más lejano de un Ustari vencido.

Mientras que el segundo en su cuenta personal fue para cerrar el primer tiempo. Fue a los 47’, cuando Mas cruzó la pelota al verlo a Luna sólo por derecha, “Semilla” mandó el envió a media altura y Humberto se anticipó para el 4-1. Y cerró su tarde ideal a los 9’ del complemento definiendo por abajo, cruzado, gritándolo y mirando al cielo como ya es su marca.

     

COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Diario de Cuyo no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de los lectores ni sobre las consecuencias derivadas de los mismos. Diario de Cuyo se reserva el derecho de no publicar comentarios que se consideren inapropiados u ofensivos.

Fotos

ANTIFAZ. El protector nasal no fue impedimento para que Humberto Osorio se despachara con 3 goles ante Boca en el Hilario Sánchez.

Más información

Textual

“No imaginaba hacer 3 goles, pero el equipo jugó bien y ahí estuvo la clave para ganarlo”.

“Este triunfo nos levanta y nos da ánimo para lo que viene que será muy duro”.

 

Otras Noticias

15