15/06/2013 UN CASO QUE CONMOCIONA

Crimen de Ángeles Rawson: detienen al portero del edificio

Jorge Néstor Mangeri (foto), es el único imputado en la causa, acusado de ser el autor material del crimen de la joven. La declaración de su esposa fue clave. Será indagado el próximo lunes. Infobae

     

15051516 09:20 | Buenos aires, 15 de junio.- Luego de realizarse un allanamiento en el edificio de Ravignani al 2360, particularmente en el subsuelo, el encargado, Jorge Néstor Mangeri (45), fue detenido esta madrugada acusado de ser el autor material del crimen de Ángeles Rawson, la adolescente de 16 años que apareció atada de pies y manos y dentro de una bolsa, entre la basura de la planta de separación de residuos que el CEAMSE tiene en José León Suárez.

Hasta el momento, el sospechoso es el único imputado en la causa, que por ahora no involucra a nigún integrante de la familia de la joven.

Anoche, Sergio Opatowski, el padrastro de Angeles Rawson, fue llevado inesperadamente a la Fiscalía, donde declaraba la familia de la adolescente asesinada. En un principio, a última hora de ayer, se creyó que quedaría detenido por pedido de la fiscal del caso, María Paula Asaro, pero esta madrugada, cerca de las 2.30, salió del lugar en libertad.

Por orden de Asaro, quien se retiró esta mañana luego de 14 horas de trabajo, Opatowski fue sometido a un careo con Mangeri, el encargado del edificio de Ravignani, donde vivía Ángeles y parte de su familia –y donde, al parecer, se habría cometido el crimen-.

Según trascendió, la mujer del portero habría aportado importantes datos que ayudaron al avance de la causa, en la que no se descarta que en las próximas horas haya al menos otras dos detenciones.

Según trascendió, durante la inspección realizada ayer en el subsuelo, la Policía Científica restos biológicos que deberán ser analizados científicamente. Mangeri se desempeña desde hace 10 años como encargado. En la noche de ayer secuestraron su auto, un Renault Mégane que se encontraba estacionado en frente del edificio.

El lunes, mismo día del crimen de Ángeles, el encargado titular del edificio pidió licencia por enfermedad. Desde ese momento tomó su puesto Fernando, el encargado suplente, quien declaró ante la prensa y dijo que vio a Mangeri "muy pálido".

Ayer, la titular de la agrupación AVIVI María Elena Leuzzi, aportó un dato claveque dio un giro inesperado en la investigación. La mujer se presentó ante la fiscal María Paula Asaro, que le tomó una declaración que confirma que, en oposición a lo que sostuvo la familia desde un principio, la chica estuvo en la casa después de salir de su clase de gimnasia.

Leuzzi le contó a la prensa que se presentó el martes pasado, a las 2 ó 3 de la tarde, en la casa de Ravignani, y recordó que había visto unas llaves al lado de la computadora, y ella le recomendó a uno de los hermanos de la menor que la guardara porque se iban a perder.

"El me dijo -no, esas llaves son de Ángeles-. No le presté atención al tema recién cuando un abogado me lo hizo ver. Por eso estoy acá, siempre asisto a víctimas y nunca me tocó declarar como testigo", dijo la mujer.

Según relató, notó al padre biológico de Ángeles muy quebrado, al igual que a dos de los hermanos, mientras que a un tercero –el que le habló de las llaves- lo notó "ausente". También reveló que le aconsejó a la madre de Ángeles que preparara una muda de ropa para cuando buscaran el cadáver, y que la mujer le respondió: "Ya lo pensé, voy a usar el vestido de 15".

     

COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Diario de Cuyo no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de los lectores ni sobre las consecuencias derivadas de los mismos. Diario de Cuyo se reserva el derecho de no publicar comentarios que se consideren inapropiados u ofensivos.

Noticias Relacionadas

Otras Noticias