Domingo, 14 de Noviembre de 2004 | San Juan, República Argentina Registrar | Contáctenos | Ayuda
Fotos
Queso
Hay distintas variedades, cada una con sabor, textura y uso diferentes.
Ver más fotos
VARIEDADES DE QUESOS
Variedades de quesos
Los quesos varían en textura, sabor y uso. Hay que conocer las características de cada uno para sacarles el máximo provecho.
Variedades de quesos
El queso ha ido evolucionando y se ha transformado en un producto que se adapta a cualquier paladar. Hay distintas variedades, cada una con sabor, textura y uso diferentes. Nada mejor que conocer las características de cada una para aprovecharlas al máximo.

Quesos blandos: Contienen mucha materia grasa y humedad. Su textura es muy cremosa, lo que permite extenderlos con facilidad. Deben ser elásticos al tacto y tener un olor similar al de las nueces. No se deben comprar aquellos con el interior blanco amarillento o con un fuerte olor a amoníaco. Pertenecen a esta variedad el Camembert, el Cuartirolo y el Fontina. En esta clasificación también entran los semiblandos como el Port Salut y el Mozzarella. Estos quesos son ideales para incorporar en pizzas, budines, terrinas, arroces, polentas y fondeaus.

Quesos duros: Son muy grasos pero con escasa humedad. Pueden tener sabores suaves o fuertes y texturas flexibles o desmenuzadas. Algunos quesos de este tipo tienen agujeros producidos por una bacteria durante la maduración. Pertenecen a esta clasificación el Emmenthal, el Parmesano, el Reggianito, el Sardo, el Provolone y el Pecorino. También se incluyen los semiduros, como el Chedar, el Fontina y el Pategrás. Al momento de comprarlos hay que cerciorarse que no estén muy salados o amargos. Los quesos duros son ideales para rallar, preparar salsas y gratinar carnes, y los semiduros para fondeu.

Quesos azules: Son aquellos a los que se les introduce un cultivo bacteriano para generar las características vetas azules. Son de sabor intenso. No deben oler a amoníaco ni tener sabor terroso ni muy salado. Pertenecen a esta variedad el Roquefort y el Cabrales (dos de los más usados en San Juan). Estos quesos son ideales para incorporar en tablas y entradas frías. Nunca se deben combinar con otros quesos porque su sabor es invasivo.

Quesos frescos: Sin madurar y sin corteza, cuya consistencia varía desde la cremosa y homogénea hasta una mucho más densa. El queso fresco debe ser húmedo, blando y sin signos de moho. Pertenecen a esta variedad el queso Crema, el Mascarpone, la Ricota y el Fundido. Estos quesos son ideales para incorporar en ensaladas y elaborar salsas livianas y frías para acompañar carnes.

Queso de cabra y de oveja. Son los quesos preparados con leche de cabra y oveja. El primero tiene un sabor muy intenso y el segundo uno mucho más suave. Ambos quesos son ideales para incorporar en tablas, entradas y cualquier plato frío.
Votar
Enviar
Imprimir
Ver página
Instale el Adobe Reader para ver esta página en formato PDF

Copyright 2003 © Diario de Cuyo. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por GCM Informática - 2003/2014

  Ingrese su Usuario
El especialista
Daniel Imparado
Por el chef Daniel Imparado

"Una simple ensalada a la que se agregan algunos trocitos de queso fresco adquiere una categoría de gran plato. El uso culinario de los quesos es inagotable, y si se emplean correctamente se pueden lograr recetas exquisitas".

Más Información
Recetas
Otras Noticias
Aroma a casero
Sánguche con turbante
Todo licuado
19