San Juan . Economía . Política . Internacional . Nacional . Policiales . Opinión . Estilo . Guía
Martes, 21 de Diciembre de 2004 | San Juan, República Argentina Registrar | Contáctenos | Ayuda
  Ingrese su Usuario
Categorías
Sociales
Casa
Mascotas
Buen Gusto
Salud
Motor
Cuerpo
Solidaridad
POSTRES NAVIDEÑOS
La mejor ensalada de frutas
La ensalada de frutas es uno de los postres tradicionales de la Navidad y el Año Nuevo. Se puede variar en ingredientes y decoración para no repetir la receta del año anterior.
Fabiana Juárez - DIARIO DE CUYO
foto La ensalada de frutas se puede acompañar con crema de leche batida o chantilly para resaltar su sabor.
Ya es tiempo de ir planificando lo que se va a comer para las fiestas. Y seguramente la ensalada de frutas no quedará fuera de esta planificación. Es uno de los platos tradicionales para estas fechas, igual o más que el pan dulce. Pero que puede modificarse para no servir la misma receta del año anterior.

Cuando se prepara hay que ser astuto y tener en cuenta algunas recomendaciones para que el resultado final sea verdaderamente sorprendente:

-Si se agregan frutas que contienen mucho líquido (kiwi, sandía, naranjas o mangos) no es necesario agregarle jugo o gaseosas. Si se hace, la ensalada de frutas quedará demasiado acuosa.

-Para hacer la ensalada deben elegirse las frutas que están en su punto justo de madurez. Las muy verdes no tienen el sabor característico y las muy maduras pueden acelerar la descomposición de este postre.

-Si se prefiere agregar azúcar a la ensalada, siempre debe hacerse al final para que no ablande las frutas. Siempre es mejor endulzarla con un almíbar semilíquido. Quienes no quieren engordar pueden reemplazar ambos productos por un edulcorante que diga en su envase "apto para cocinar".

-A la ensalada también se le pueden agregar frutas secas o deshidratadas, que no sólo intensifican su sabor sino también su valor nutritivo.

-Hay varias opciones de decoración: hierbas aromáticas frescas, especialmente la menta; crema chantilly o yogur.

-Si se quiere una ensalada con aroma y sabor más intenso, se debe preparar al menos con un día de anticipación.

-A mediados de diciembre es común que suba el precio de las frutas. Por eso conviene comprarlas con tiempo.

-Si se compran frutas un poquito pasadas se las debe guardar en la heladera hasta el momento de usarlas. El frío detiene el proceso de maduración. Si por el contrario aún están verdes, se deben colocar en bolsas de papel madera, en lugares oscuros y sin humedad.

-A veces el precio de las frutas enlatadas es más conveniente, pero el sabor nunca es igual que el de las naturales y frescas.

-La ensalada de frutas puede servirse en la cáscara de un ananá que se haya cortado por la mitad y vaciado.

De frutas frescas y secas
Ingredientes: 2 manzanas rojas en tajadas; 2 peras en tajadas (pasadas por jugo de limón); 50 gs. de pasas de uva sin semillas remojadas en 1 taza de licor de fruta; 50 gs. de nueces mariposa; 3 bananas en rodajas, también rociadas con jugo de limón; frutillas a gusto; crema de leche batida o chantilly a gusto, y 1 cucharadita de azúcar.

Preparación: Mezclar todas las frutas en una compotera preferentemente de cristal junto con el licor de las pasas de uva, el limón de las frutas y el azúcar. Colocar en la heladera, no en el freezer, hasta el momento de llevar a la mesa. Servir en copas individuales con un buen copete de crema de leche batida o chantilly.

Ensalada de frutas Rolf
Ingredientes: 2 tazas de manzanas peladas y picadas en cubitos; 2 tazas de ananás cortados en cubitos; 2 tazas de frutillas cortadas por la mitad; 1 taza de almendras peladas y tostadas al horno; 1 taza de jugo de naranja; 1 racimo de uvas verdes lavadas; 1 cucharada de miel de abeja.

Preparación: Poner todas las frutas en una fuente redonda de vidrio y mezclarlas suavemente. Preparar el aderezo. Licuar la taza de almendras con el jugo de naranja necesario y añadir la miel, tratando de que no quede excesivamente líquido. Mezclar la ensalada con el aderezo y servir decorando con un ramito de uvas.
Pan dulce fresco

Cuando se elabora o compra pan dulce se puede transformar para también darle un toque de innovación. Como para los argentinos la Navidad es sinónimo de calor, nada mejor que comer un pan dulce fresco. Sólo hay que cortar con un cuchillo la parte superior a modo de tapa, y ahuecar el centro para rellenarlo con helado de uno o varios sabores. Tapar con la parte que se recortó y llevar a la heladera. Derretir tres barritas de chocolate a baño María y cubrir el pan dulce, decorando con ciruelas o frutillas. Mantener en el congelador hasta el momento de servir.
Votar
Enviar
Imprimir
Ver página
Instale el Adobe Reader para ver esta página en formato PDF

Copyright 2003 © Diario de Cuyo. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por GCM Informática - 2003/2014