Crece la idea de cambios en el Gabinete con aporte peronista

El Presidente busca recuperar la confianza perdida por la crisis económica. Abriría las puertas al ingreso de hombres vinculados al PJ.

En la mira. El gran dilema de Macri es si deja o saca de la Jefatura de Gabinete a Marcos Peña. Su mano derecha en todo no goza de buena salud políticamente hablando.

Acosado con múltiples números adversos de la economía real que están minando el camino hacia una eventual reelección, el presidente Mauricio Macri evalúa por estas horas, según adelantan medios de prensa nacionales, un fuerte cambio de Gabinete que le reimprima un poco de confianza al Gobierno de Cambiemos.

Pero la movida, que tiene como principal incógnita para Macri si deja o saca de su puesto al jefe de ministros, y su mano derecha, Marcos Peña, tendría otro condimento de fuerte impacto político: sumar nombres ligados al peronismo racional.

Tras sondear la incorporación de Horacio Rodríguez Larreta como jefe de Gabinete como anticipó LPO, Mauricio Macri estudia varias alternativas para estabilizar el rumbo de su gestión, que él mismo reconoció el jueves ante empresarios, atraviesa una tormenta de frente.

Una alternativa que se baraja es la eliminación de la denominada mesa chica o círculo rojo. Es decir, la tríada de jefatura de Gabinete para que Marcos Peña siga siendo el coordinador de los ministros pero ya sin los controllers Mario Quintana y Gustavo Lopetegui.

Otra versión, menciona a Quintana como posible ministro de Economía. El vicejefe de gabinete, que esta semana viajó en lugar de Nicolás Dujovne a dar explicaciones a Wall Street, no tiene el respaldo de buena parte del gabinete que lo culpa por varios de los errores que dejaron al Gobierno en una situación crítica. "Es nuestro propio Higuaín, no emboca una", se quejó una fuente del Ejecutivo.

En lugar de Dujovne también se habla de sumar figuras propuestas por el peronismo de los gobernadores, o al menos de mejor diálogo con ese sector, que lejos quedó de saciarse con el nombramiento de Dante Sica en Producción. En ese contexto aparecen los nombres de Miguel Peirano y Roberto Lavagna, hoy en el espacio de Sergio Massa y Miguel Pichetto, que funcionan cada vez más en tándem y mantienen el pulso diario de la negociación con la Casa Rosada por el presupuesto que viene. Lavagna, economista y exministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner ya recibió una oferta concreta para sumarse al gabinete. Todavía no contestó.

Los rumores también tocan a Rogelio Frigerio. El ministro del Interior es mencionado por algunos sectores como jefe de Gabinete en acuerdo con el peronismo. Pero también se menciona su candidatura a gobernador de Entre Ríos, que él mismo hizo correr semanas atrás en esa provincia.

El principal motivo por el que Macri analiza cambios de gabinete es la falta de confianza que se ganó el actual reparto de ministros. No sólo de parte del mercado, sino de los gobernadores con los que el Ejecutivo quiere compartir el ajuste pedido por el FMI que tiene como su última víctima la eliminación del Fondo Sojero -que contemplaba la transferencia a provincias y municipios del 30 por ciento de lo recaudado por retenciones.

Lo último