El Banco Central advierte que subirá tasas de interés si la inflación no afloja

El titular del BCRA reconoció que la inflación acumulada del primer trimestre fue mayor a la esperada. ¿Mayo es el límite?

Sin margen. Sturzenegger ratificó el compromiso del BCRA de combatir la inflación para estimular el crecimiento, aumentar el crédito y atacar la pobreza.



 

El Banco Central (BCRA) incrementará la tasa de Política Monetaria si a partir de mayo la inflación no desciende de manera significativa para poder alcanzar la meta de un incremento de los precios del 15 por ciento para todo el año, aseguró ayer el titular del ente monetario, Federico Sturzenegger.

"Si el sendero de la inflación no convalida esta estimación (en las próximas semanas), vamos a utilizar todos los instrumentos de política monetaria que sean necesarios, que es subir la tasa de interés", aseveró ayer Sturzenegger durante el presentación del Informe de Política Monetaria correspondiente al primer trimestre.

"La inflación del primer trimestre (6,7%) no fue la que queríamos. Entendemos que hubo shocks bastante importantes, como por ejemplo que el Gobierno haya concentrado los aumentos de precios regulados. Pero eso allana el camino y nos hace ser optimistas de acá en adelante", dijo.

En este sentido, explicó que a la concentración de estos aumentos de tarifas en el primer cuatrimestre, se sumaron otras variables, como aumentos de salarios "bastante alineada" con la pauta del 15 por ciento de inflación, tipo de cambio estabilizado, y una política monetaria restrictiva, lo que hace pensar que "la inflación tenderá a bajar mucho desde mayo", afirmó el titular del BCRA.

Sturzenegger dijo que las próximas semanas serán clave para verificar si se está cumpliendo la estimación de un importante proceso de reducción de inflación a partir de mayo.

"Si el sendero de la inflación no convalida esta estimación, vamos a utilizar todos los instrumentos de política monetaria que sean necesarios, que es subir la tasa de interés", precisó el funcionario para dejar bien claro cuál será la actitud de la autoridad monetaria.

El funcionario negó que la suba de la tasa de interés genere en el largo plazo una caída en la inversión y en la actividad económica y puso como ejemplo lo ocurrido el año pasado.

En 2017, "el nivel de inversión en maquinaria durable, excluida la construcción, fue la mayor en los últimos 23 años". En ese período el crédito "aumentó 2,5 puntos del PBI" con lo que se ubicó en su nivel más alto desde la salida de la Convertibilidad, destacó Sturzenneger.

El banquero consideró también que "el mercado no leyó bien" el cambio de pautas de inflación anunciado el 28 de diciembre, cuando se pasó del 10 al 15 por ciento, ya que esperaban una mayor baja de tasas y suba del dólar .

Después de ese cambio "tal vez no nos hicimos entender lo suficientemente bien. El mercado pensó que nosotros íbamos a bajar aún más la tasa". Pero, enfatizó, "si la inflación no es transitoria, no será ese el sendero".

Y tampoco el Banco Central alentaría una mayor suba del dólar, relacionada con esta equivocada visión de los agentes financieros, dijo.

"Nosotros no íbamos a consolidar eso", y salimos a vender dólares "como una señal de lo que queremos de política monetaria", agregó. En este marco es que defendió la política de atesorar reservas del Central "porque es necesario tener poder de fuego" para evitar cualquier oscilación brusca en el tipo de cambio.

 

 

TEMAS
Banco Central tasas de interés inflación
DESTACADOS DE HOY