Cambios mundiales en el sector

Rabobank Group es un proveedor internacional de servicios financieros con sede en los Países Bajos que ofrece banca mayorista, minorista y privada. El banco cuenta con 8,7 millones de clientes en todo el mundo. Una de las políticas y compromisos de Rabobank es "alimentar al mundo de forma sostenible" lo cual los conecta profundamente con las industrias agrícolas. En este sentido el banco emite informes trimestrales sobre industrias agroalimentarias de todo tipo, incluyendo el sector vinícola. Según el último informe, en 2018 se está produciendo un importante movimiento de capitales privados hacia la industria del vino que están provocando un profundo cambio en el sector

El banco revela que se están produciendo cambios importantes en la forma en que el vino llega al consumidor. Responder rápidamente a estos cambios determinará "quién sobrevive, quién prospera y quién se desvanece en este cambiante mercado", asegura el informe. El responsable de estrategia global de bebidas del banco, Stephen Rannekleiv, explica que "los cambios en la tecnología, los modelos comerciales y la estructura del mercado están transformando el mercado mundial del vino y creando nuevos conjuntos de ganadores y perdedores entre mayoristas, minoristas y proveedores". El informe destaca el importante cambio mundial que se está produciendo en el sector de la distribución del vino. Según Rabobank, el número de ofertas de compra, fusiones y adquisiciones que involucran compañías distribuidoras de vino y bodegas está creciendo. Cubrir nuevas áreas, incorporar otros productos o lograr economías de escala son las principales razones detrás de estas adquisiciones.

En los últimos meses, EEUU y Alemania fueron particularmente activos en este sentido, pero también se vieron ofertas para bodegas y distribuidores de vino en todo el mundo. En España, por ejemplo, hemos asistido a la compra de Codorníu por el fondo de inversión estadounidense Carlyle, y de Freixenet por la empresa alemana Henkell, filial bodeguera del grupo de alimentación Dr. Oetker. Carlyle además también realizó previamente la adquisición del 100% de la australiana Accolade Wines, una de las mayores bodegas del mundo por facturación con 165 años de historia. Otros grandes grupos inversores, como 21 Investimenti, de Italia, y Aberdeen Standard Investments, con sede en Escocia, están tomando también posiciones en el sector del vino. Rabobank destaca también el caso de Global Treasury Wine Estates que ha establecido su propio sistema de distribución, así como el control de la distribución exclusiva de la gran bodega de Chile, Concha y Toro, con su inversión en Excelsior Wine Co. Excelsior es una firma especializada en la importación y comercialización que también incluida en otro gigante de los vinos, Banfi Vintners. El banco hace énfasis en el hecho de que sean empresas inversoras de capital privado y fondos de inversión, las empresas que están particularmente interesadas en el sector vinícola este año 2018, sin embargo alerta que un mercado de gran volumen presenta una dificultad especial para que las pequeñas bodegas penetren, y eso beneficia a los inversores institucionales y las fusiones entre grandes empresas.

El comercio mundial es un reflejo de la cosecha de 2017. Así, la apretada cosecha del pasado año supuso un incremento global de precios, pero también un cambio en los flujos comerciales: en el primer trimestre, las exportaciones de vino a granel de Australia, Sudáfrica y EEUU aumentaron entre un 21% y un 60%; mientras que Argentina, Chile e Italia experimentaron caídas del 20% al 30%. El informe Rabobank afirma que Estados Unidos es el mercado de vinos más grande del mundo, el más rentable y el más atractivo.

El informe advierte asimismo que Australia se presenta como firme competidora de EEUU en cuanto a la exportación de vino, pero reconoce que en el primer trimestre de 2018 las exportaciones estadounidenses en volumen de vino aumentaron más del 60% con respecto al primer trimestre de 2017, mientras en el mismo período, el volumen de las exportaciones australianas aumentó aproximadamente un 51%. También señala el importante volumen de importaciones desde Nueva Zelanda a los Estados Unidos que aumentó un 55%, lo que indica la fuerte estrategia del vino neozelandés por el mercado norteamericano. En general, el volumen de importación de EEUU disminuyó en un escaso 1%, pero el valor en dólares subió un significativo 14%.

Por último, el informe de Rabobank destaca que los precios del vino a granel permanecen firmes. Según la financiera, se espera que la producción europea de vino muestre una marcada mejora con respecto a los niveles de 2017, lo que teóricamente debería conducir a una disminución de los precios del vino a granel. Sin embargo, las crecientes preocupaciones sobre el clima excepcionalmente húmedo en Francia y España mantienen una presión al alza sobre los precios del vino a granel.

TEMAS
panorama vitivinícola industrias agroalimentarias precios del vino
DESTACADOS DE HOY