Cayó hasta un 80% la demanda de créditos hipotecarios en San Juan

Así lo revela un sondeo en bancos locales. La inflación, devaluación y aumento de cuotas generan desconfianza.

Inflación y devaluación generaron un escenario complicado para tomar la decisión de afrontar la compra de un inmueble o tomar financiamiento para ello.

 

 

El abrupto movimiento cambiario producido en mayo y junio pasado, el salto de las tasas de interés y el aumento de inflación han derrumbado la demanda por préstamos hipotecarios en San Juan. Según un relevamiento realizado en bancos públicos, privados y mixtos, DIARIO de CUYO pudo averiguar que la demanda se ha desplomado hasta un 80% en julio, comparado con el primer cuatrimestre del año. El principal problema es que todas las líneas crediticias que están disponibles en los bancos tienen una parte en tasa fija, pero otra que se ajusta por Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), una unidad de medida creada por el BCRA para fomentar el crédito hipotecario que se ajusta por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que refleja el índice de precios al consumidor. Eso ha espantado a los posibles interesados en un crédito para comprar o construir una casa, según indicó hace unos días Osvaldo Lucero, desde la Cámara de la Construcción e Inmobiliaria, quien agregó que se ha frenado la construcción privada nueva en la provincia desde la última devaluación.

En los bancos coincidieron en que es notorio el enfriamiento de la demanda de esas líneas hipotecarias. El gerente de un banco privado admitió a este diario que desde la devaluación y suba de tasas, la demanda cayó abruptamente. ""Ahora atendemos el 20 por ciento de las consultas y de las operaciones que teníamos antes", dijo y agregó que en esa entidad las tasas fijas son las mismas que antes de la devaluación, ""pero el problema es que las cuotas son variables de acuerdo a la inflación y se van ajustando mes a mes". Un caso testigo son las líneas del banco Nación, el mayor prestatario del país y que tiene los créditos más convenientes del mercado: Los créditos hipotecarios UVA que otorgan financiamiento hasta 30 años para la compra de una casa tenían antes una tasa de interés del 4,5% para clientes en general y del 3,5% para clientes del banco, pero a partir de abril esas tasas fijas subieron al 8% y 6,5% respectivamente. Así, por cada millón de pesos solicitados hay que afrontar ahora una cuota mínima de $6.400 y contar con un ingreso mensual de al menos $27.000. Antes la cuota era de 4.060 y el ingreso de $18.000. El crédito se otorga hasta el 80% del valor de la casa, que ahora tiene un tope de $3.760.00 (antes eran $3.260.000). Otro que subió la tasa en mayo un punto porcentual fue el banco Hipotecario elevándola a 10,5% para un crédito UVA en 360 meses (30 años). A los montos de la tasa de interés fija hay que agregarles cada mes la variación UVA, lo que desalienta la toma de estos créditos ahora que la inflación está tan alta. En junio el IPC del INDEC aumentó 3,7 % y acumula un alza de 30% en 12 meses. Desde la plataforma comercial del Nación explicaron que si bien siguen las consultas, ha desacelerado el otorgamiento de préstamos (no dieron cifras) porque hay un descalce entre los salarios y los aumentos de precios de las casas. ""El crédito sigue siendo conveniente, pero con los precios que tienen ahora las viviendas la gente no tiene acceso con su sueldo", explicaron. Si bien la banca privada es reacia a que se publiquen sus nombres, desde otra entidad financiera de la ciudad admitieron que la demanda sanjuanina ""está en retirada", porque los clientes ""le temen a un crédito sin saber qué valor de cuota tendrá por la inflación".




Beneficiados

Los que han salido ganadores ante los últimos cambios financieros -devaluación e inflación- han sido los beneficiarios de viviendas a través del programa Procrear, porque obtuvieron su vivienda con cuotas a tasa fija, y que tenía un tope del 14,5%. El Gobierno nacional no ha lanzado nuevas unidades para este programa, ni en la provincia, ni en el resto del país.

 

 

Caída nacional

42

por ciento cayó el otorgamiento de créditos hipotecarios UVA en junio respecto a los concedidos en mayo, según un Informe sobre Bancos del BCRA. Se otorgaron $ 7600 millones.

 

 

El temor a no saber si se podrá pagar

 

Los sanjuaninos que van a consultar por los créditos UVA temen no saber que cuota real van a estar pagando cada mes, en una economía tan volátil como la de este país. Es el caso de Guillermo Rodríguez, un joven de 32 años que estuvo averiguando datos en el banco Nación por un préstamo hipotecario por 500 mil pesos para cancelar la casa que le está por entregar una desarrolladora local. ""Demoran mucho en darte la cotización real, tardé un mes en completar los requisitos y cuando lo logré me explicaron que por prestarme 500 mil pesos, a 10 años; debía comenzar pagando unos 6.600 pesos, a lo que debía sumarle el UVA cada mes. Con la inflación actual quién sabe a cuánto puede trepar la cuota", contó. En el banco HSBC le dieron otra alternativa: un crédito a tasa fija del 23% anual, más la tasa Badlar. ""Tampoco sé cuánto voy a terminar pagando", dijo. Ahora está analizando sacar un préstamo personal, más caro pero con cuota fija, por la mitad del monto y juntar el resto entre la familia.

TEMAS
créditos hipotecarios tasas de interés inflación devaluación UVA Banco Central crisis económica
DESTACADOS DE HOY