El reajuste de alquileres no recibe todo el impacto de la devaluación

La renegociación de contratos se hace con un incremento que oscila entre el 13 al 15%.

Panorama. Como los salarios de la gente no vienen acompañando la escalada inflacionaria que se viene registrando, a los inquilinos les cuesta afrontar los aumentos de los alquileres.

 

 

Aunque en las últimas dos semanas la estimación de la inflación para el año pasó de 32 a 40% y el dólar trepó de $30 a casi $38, en las inmobiliarias sanjuaninas no se animan a aplicar todo el impacto de la devaluación a los valores de los alquileres. Por eso la negociación de los contratos que se van venciendo se están haciendo con un incremento que oscila entre el 13 al 15%. Y es porque en el sector lo atribuyen a que los sueldos de ninguna manera han subido en la misma proporción que los índices económicos y a que la gente, por la escalada del costo de vida, no tiene dinero suficiente para afrontar aumentos mayores.

"Hay que irse reacomodando, la gente no tiene dinero suficiente para hacer frente a valores más grandes", explicó Josefina Pantano, titular del Colegio de Corredores Inmobiliarios. Los contratos de alquiler se pactan por dos años, con actualizaciones semestrales, que por estos días se están firmando con reajustes de entre el 13 al 15%. En los primeros 6 meses del año, los contratos se habían venido ajustando a un 12% en promedio.

"Es imposible trasladar al valor de los alquileres toda la expectativa de la inflación porque el inquilino no tiene con qué pagar", amplió Pantano.

Para tener una idea de precios, un departamento céntrico de un dormitorio con cochera puede llegar a tener un costo de alquiler mensual de entre los 5.500 a los 6.000 pesos. Una casa de 3 dormitorios en el Gran San Juan puede costar entre los 11.000 y los 13.000 pesos mensuales. Al departamento hay que sumarle las expensas, que no bajan de los 1.000 pesos mensuales en promedio.

Lo que está sucediendo en la práctica es que en las inmobiliarias tienen en cuenta que si el inquilino es buen pagador, los propietarios optan por seguir con un ajuste de entre un 13 al 15% semestral (el mismo monto que se pide para renovación). Prefieren ceder unos puntos antes que tener el departamento vacío, con lo que eso implica en gastos, especialmente en las expensas.

Para Mauricio Turell, secretario de la Cámara de la Construcción e Inmobiliaria de San Juan, el problema en el mercado local de los alquileres es que "la gente sigue teniendo los mismos salarios y no puede afrontar incrementos mayores". Y por es señaló que cuando se vence un contrato y hay que renegociarlo "cuesta ponerse de acuerdo en el porcentaje".

En el ámbito de la cámara consignó que el alquiler de un departamento de un dormitorio con cochera en la zona céntrica oscila entre los 6.000 a los 6.500 pesos. Monto al que hay que sumarle unos 1.000 pesos de expensas. Si se trata de una casa de 3 dormitorios habrá que pensar desde 9.000 pesos para arriba.

Frente a este panorama, Víctor Bazán, de la Asociación de Inquilinos, manifestó su preocupación por afrontar los costos de los alquileres. "Si alguien se atrasa corre peligro de quedar en la calle, la situación es muy grave". Y señaló que muchos se endeudan con préstamos para estar al día.

 

La compra-venta de inmuebles, frenada


"La gente está asustada y el mercado está inestable". Así evaluó Josefina Pantano, titular del Colegio de Corredores Inmobiliarios, a la actividad de compra-venta de inmuebles en San Juan. Por eso dijo que por estos días las operaciones están frenadas a la espera de que el mercado se calme. Si bien aclaró que el mercado local no está dolarizado, sí sufre los vaivenes de la divisa norteamericana. Así, ni el vendedor quiere arriesgarse a perder, mientras que el comprador no quiere pagar de más. Ante la incertidumbre, todo está paralizado.

 

Informe nacional del segundo trimestre


Un informe del segundo trimestre del año elaborado por la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (FIRA) reveló que alquilar en San Juan un departamento de un dormitorio, de unos 40 m2, con un costo de unos 5.500 pesos mensuales, es lo más barato del país. En la otra punta de la tabla se encuentra Misiones, donde el arriendo de una unidad similar tiene un costo de 10.000 pesos. La razón de este fenómeno, que ya se había dado en el trimestre anterior, según fuentes del sector, tiene que ver con la mayor oferta de este tipo de inmuebles y también a que es lo que más se construye en la provincia.

Como contrapartida, el informe indica que en el rubro de salones comerciales, tomando como promedio uno de 150 m2, la provincia sigue figurando, al igual que el trimestre anterior, entre las que tienen los valores más elevados, en este caso en el tercer escalón de la tabla, con 150.000 pesos mensuales. La razón es que la mayoría de los locales del microcentro está en manos de unos pocos dueños, con poca competencia.

TEMAS
inflación dólar alquileres devaluación inmobiliarias sanjuaninas FIRA
DESTACADOS DE HOY