Empresarios dicen que es "imposible" asumir el costo de la quita de subsidios

En el Gobierno provincial estiman que el impacto de la medida rondará en los 1.200 millones de pesos al año.

Cantidad. Un total de unas 550 unidades forman parte del sistema de transporte urbano de pasajeros en la provincia, según los números de la ATAP.

 

 

La decisión del Gobierno nacional de eliminar los subsidios al transporte público de pasajeros y que sean las provincias las que se hagan cargo de los costos significará, en el caso de San Juan, unos 1.200 millones de pesos al año, según las cuentas que sacan en la administración provincial. Y aunque desde el Ejecutivo local no hay ningún pedido por ahora porque el impacto de la medida está en evaluación, el vicepresidente de la Asociación del Transporte Automotor de Pasajeros (ATAP), Ricardo Salvá, adelantó que para los empresarios será "imposible" asumir ese gasto. "No estamos en condiciones", sostuvo el directivo.

Entre las medidas anunciadas en la mañana de ayer por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, para aumentar los ingresos, achicar gastos e intentar llegar al equilibrio fiscal en 2019, se encuentra la decisión de transferirles a las provincias el costo de los subsidios a los colectivos, que hasta ahora estaban a cargo del Gobierno nacional. La eliminación, según explicó el funcionario nacional, no implicará una suba de las tarifas porque ese monto será cubierto por las provincias, que tienen a su juicio una "posición fiscal más holgada".

Sin embargo, en el Gobierno local no piensan lo mismo. El ministro de Hacienda, Roberto Gattoni, dijo anoche que "vamos a estudiar la posibilidad de absorber ese costo". Y sobre la alternativa de pedirles a los empresarios que también hagan un esfuerzo respondió que "todo está en evaluación".

El costo del servicio de colectivos en todo el país está subsidiado, es decir que el usuario sólo paga alrededor de un 50% del valor del pasaje. El resto, hasta ahora, lo aportaba el Estado Nacional. ¿Cómo? Salvá explicó que las empresas de colectivos, que en San Juan son 10, reciben una compensación tarifaria por dos vías, una en el costo de la tarifa y la otra a través de un valor más barato en el gasoil, que es el combustible que utilizan los colectivos. Por ejemplo, si ahora en cualquier estación de servicio al público y tras la última suba el litro quedó en 28,88 pesos, las empresas lo adquieren directamente en las refinerías a 12 o 13 pesos.

La otra compensación es en efectivo y en forma mensual, según un cálculo en el que se tienen en cuenta los sueldos del personal, kilometraje recorrido, cantidad de unidades habilitadas, personal y cantidad de pasajeros transportados. La mayor parte de la información está informatizada y la concentra la Secretaría de Transporte de la Nación a través del sistema de la tarjeta SUBE, que obligatoriamente usan todas las empresas, incluidas las de San Juan.

"Se arma una ecuación que determina la composición tarifaria", dijo Salvá y con los números resultantes el organismo nacional envía mensualmente las partidas a la provincia, que son transferidas a las empresas.

Ese subsidio es el que ahora la Nación quiere que lo absorban las provincias, pero en San Juan lo están evaluando. El tema es que si el Gobierno provincial no lo puede tomar y los empresarios dicen que no están en condiciones de hacerse cargo, la única salida que quedaría es incrementar el valor del pasaje con la SUBE, un escenario complicado en las actuales circunstancias económicas. Pero todavía no hay ninguna decisión tomada y todo estará sujeto a las negociaciones que viene manteniendo la provincia con la Nación por lo aprobación del presupuesto nacional para el 2019.

La última suba del pasaje en la provincia entró en vigencia el domingo 1ro de julio, luego de arduas negociaciones con los empresarios del transporte de colectivos (ver aparte).

 

>La ayuda

50

Es el porcentaje del costo del pasaje de colectivo con la SUBE que está subsidiado. En la práctica, el usuario sólo abona la mitad del valor total.

 

>No fue sorpresa

Fuentes del Gobierno provincial dijeron que la decisión de eliminar el subsidio al transporte de colectivos ya era una posibilidad que se venía manejando porque estaba incluido entre las alternativas en estudio por el macrismo cuando se anunció la eliminación del Fondo Sojero, que estaba destinado a obras públicas.

 

 

La última suba

 

El domingo 1 de julio entró en vigencia el último aumento del pasaje de colectivos en la provincia, el segundo del año, que rondó el 18%. En ese caso fue luego de que la Nación dispusiera reducir el subsidio a las empresas del sector para hacerle frente a los aumentos salariales de los choferes.

El porcentaje del incremento no fue una cuestión improvisada, sino que para fijar el número intervino una comisión integrada por representantes tanto del sector oficial como de los empresarios, que evaluaron ítems como, además de los salarios, costos de los insumos como repuestos, cubiertas, combustibles y lubricantes.

En la práctica, el valor de la primera sección, que es la más usada por los pasajeros de colectivos, quedó en 13,20 pesos. El escolar trepó a 3,80 pesos, desde los 3,20 pesos que estaba hasta ese momento.

TEMAS
Las medidas del Gobierno ante la crisis crisis financiera subsidios Transporte público
DESTACADOS DE HOY