La industria acusa dos impactos, caída de ventas y problemas con insumos

El sector en San Juan registra caídas de hasta el 15% en ventas, pero lo positivo es que en general aún conserva el personal.

 

Las pymes industriales sanjuaninas están sufriendo los efectos negativos de la última devaluación, la suba de tasas de interés y la baja del consumo. La principal y más preocupante consecuencia es la caída en las ventas del sector fabril, que promedia un 5 por ciento, aunque hay sectores que registran picos de hasta el 15 por ciento, según datos aportados por la Unión Industrial de San Juan (UISJ). La provisión de insumos también es un problema. El primer efecto tras la fuerte escalada del dólar el último jueves de agosto fue el freno de los proveedores en la entrega de insumos, con el argumento de que no había precios. Ahora, ese problema se achicó a un porcentaje menor que aun sigue subsistiendo, pero hubo otro cambio: para cubrirse, los proveedores que hasta hace poco cobraban en pesos, ahora envían sus facturas en dólares para cubrirse de cualquier otra devaluación inesperada. El cóctel negativo se completa con altos costos de financiación por la suba de tasas de interés. El Banco Central dispuso la suba de la tasa de referencia al 60% y eso tracciona al alza la financiación en todos los bancos, a niveles inalcanzables. También desapareció la financiación. Ahora todo es "cash", de contado.""Es un momento complicado", dijo Gustavo Fernández, vicepresidente de la Unión Industrial de San Juan. El alivio que hay en este momento es que a pesar del menor nivel de actividad de producción fabril en la provincia, aún se sigue conservando el personal. ""Lo que se está haciendo en las diferentes industrias es adelantar vacaciones, hay paradas de mantenimiento de plantas y eliminación de horas extras" explicó Fernández, quien se esperanzó en que el rumbo económico se encamine y el sector no llegue al paso que sigue: ""si esto no se arregla después vienen las suspensiones, y lo último son los despidos", agregó el directivo.

Otros sectores industriales consultados además tienen expectativas de que un dólar más competitivo les permite mejorar las exportaciones, lo cual permite pensar en volver a ocupar la totalidad de la capacidad productiva, y quizá si todo va bien, incorporar mayor personal. Pero eso es a futuro. Por ahora, el presente se muestra complejo.

 

 

PROVISIÓN DE INSUMOS

En la UISJ explicaron que los industriales locales enfrentan un abanico de factores a la hora de abastecerse de los insumos para trabajar. Los proveedores que necesitan vender no niegan la mercadería pero envían la factura en dólares que se convierte al tipo de cambio que esta vigente en el momento del pago. El que no tiene precios en dólares, sino en pesos, también está vendiendo pero exige pago de contado. ""Un tercer escenario es el del que no necesita vender y no vende. Te dice no tengo precio, y si te vendo después no se como voy a reponer la mercadería", explicó Fernández.

Ante la contracción de insumos que sufren algunos sectores el directivo agrego que se esta trabajando con el stock disponible para 30 o 40 días de producción. ""Siempre hay stock para situaciones de crisis, pero eso tiene límites", advirtió. En cuanto a la baja de las ventas, sostuvo que todas las actividades han caído un promedio interanual del 5%, aunque hay casos que triplican esa cifra. Incluso dijo que hay industrias que están proyectando caídas de ventas de hasta el 18% para el 2018. La contracción afecta a todos los sectores pero entre los más destacados se mencionó a los insumos para construcción, plásticos, textil y combustibles.

 

 

La industria cayó un 5,7 por ciento

 

La actividad industrial de Argentina registró una baja de 5,7% en julio respecto al mismo mes del año 2017 (ver infografía), según informó el martes pasado el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). En el acumulado de los primeros siete meses de 2018 en su conjunto, el estimador mensual industrial (EMI) -que mide el desempeño del sector manufacturero- alcanza el mismo nivel que en igual período del año anterior, por lo que registra una variación interanual de 0,0%. Analizado por sectores, las caídas interanuales se observan en la refinación del petróleo (-20,9%), la industria del tabaco (-13,9%), la industria textil (-12,9%), los productos de caucho y plástico (-11,9%), la metalmecánica, excluida la industria automotriz (-11,9%), la elaboración de sustancias y productos químicos (-9,6%), la edición e impresión (-6,1%), el bloque de papel y cartón (-3,8%), la industria alimenticia (-1,8%) y los productos minerales no metálicos (-0,8%). Las únicas subas se registran en industrias metálicas básicas (13%) y en la industria automotriz (12,9%).

 

 

 


>>Textil, muy afectado

Los industriales de este rubro la están pasando mal porque el 80% de sus insumos son importados y el resto son hilados nacionales, atados a los vaivenes del dólar. Por eso sufrió un ajuste tremendo acompañado por otro factor negativo que es la depresión del mercado interno: ""hay una fuerte caída de ventas, debido a que lo primero que deja de comprar la gente en recesión es indumentaria", explicó un directivo. Estiman una caída de ventas del 10 al 15% desde que se produjo la estampida del dólar. Además tienen un alto costo de financiación por la suba de tasas.

 


>>Sector de plásticos

 

Referentes del sector explicaron que estas industrias están "complicadas" porque sus insumos son importados y están dolarizados. Tardan 45 días en llegar del exterior, y su vez, los clientes pagan a los 45 días, lo que castiga doblemente al fabricante frente a un dólar que cambia a diario. ""Tampoco se puede trasladar toda la devaluación a precios. Hay una devaluación acumulada del 76% y la suba de precios fue de 37%", dijo un industrial. La caída de ventas actual ronda el 8%. Se abrió un nicho interesante para ampliar la exportación, pero es algo que no será inmediato, dicen.

 


>Análisis de la UIA

El presidente de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo, al analizar la situación económica que atraviesa el país en medios nacionales aseguró que "hoy no hay precios de referencia, nadie sabe a que precios vender". Agregó que no se puede hablar de inversiones ""cuando tenemos tasas arriba del 60%".

 

 

>Encuesta nacional

44,8

por ciento es caída de demanda externa que espera la industria para el trimestre agosto/octubre de 2018 respecto a igual lapso 2017, según la encuesta cualitativa industrial de INDEC.

 


>>La construcción

Otro sector seriamente afectado por la falta de insumos es la construcción. Desde la Cámara de la Construcción explicaron que la falta de precios de referencia ha provocado que no haya provisión de insumos como hierro, cemento, pinturas, caños de PVC, chapas y de carpintería metálica. Esa situación lleva a que actualmente no se estén cotizando obras ante la falta de valores de los materiales.

TEMAS
Crisis financiera industria UISJ sector pyme UIA
DESTACADOS DE HOY