Necesidad de fortalecer el esquema exportador

Las divisas que el país necesita y el equilibrio de la balanza comercial sólo se lograrán si desde los sectores oficiales y privados se insiste con más y mejores productos.

La posibilidad de que la Argentina se convierta en el "supermercado del mundo'' está siempre latente y es la alternativa concreta para el ingreso de divisas y el equilibrio de la balanza comercial que en los últimos años se ha mostrado sensiblemente negativa.


Nuestro país mantiene vínculos comerciales con la mayor parte del mundo, ya sea directamente con países como Brasil, China, India, Chile y Estados Unidos, entre otros, o a través de los bloques comerciales como el Mercosur; el que conforman países de los continentes asiático y africano y la Unión Europea. Un esquema que no propiciaba en gran medida la apertura del país al mundo hizo que en la década subsiguiente al año 2000, la actividad exportadora no alcanzara todo su potencial. Desde la asunción del actual gobierno las condiciones cambiaron, aunque el panorama internacional no está contribuyendo para que el esquema exportador pueda desarrollarse plenamente. La balanza comercial sigue siendo negativa con la mayoría de los países y ante esta situación hay que ver qué medidas se pueden implementar para revertir esta tendencia.


Históricamente, Brasil es el país que más vínculos comerciales ha mantenido con la Argentina. Las exportaciones al gigante sudamericano estuvieron siempre en el 20 % de promedio, con picos de hasta el 24% en 2001. En los últimos años la inestabilidad política y económica de este país incidió negativamente, en otros países de la región.


Otros históricos destinos de las exportaciones argentinas como la Unión Europea y Estados Unidos, también atraviesan por situaciones que no las hacen propicia. Por ello es que es interesante, en la actualidad, analizar los casos de China e India, que asoman como los países que más posibilidades exportadoras ofrecen.


Es conocido que con China hay un activo intercambio comercial. Durante 2017 la balanza comercial de nuestro país con el gigante asiático alcanzó los U$S 16.640 millones, reportando un déficit de U$S 8.000 millones. En términos comparativos la India, con un menor volumen de exportaciones está ofreciendo mejores posibilidades. Durante el mismo período, la balanza con ese país fue de U$S 3.000 millones, dejando un saldo a favor de U$S 1.260 millones.


Todo indica que la India es, en estos momentos, una buena alternativa para enfocar la política exportadora y que lo que está haciendo falta es diversificar la oferta, con más y mejores productos.

 

DESTACADOS DE HOY