Un disco alucinante

Se trata de El flautista a las puertas del alba, un álbum fundacional para el rock psicodélico.

 

Aquel 4 de agosto de 1967 en el que lanzaron su primer álbum, Piper at the gates of down (El flautista a las puertas del alba), Nick Mason, Richard Wright, Roger Waters y Syd Barrett, quizás no imaginaron hasta donde podían llegar y cómo serían considerados hoy, cincuenta años después.  Aquellos jovencitos llamados Pink Floyd ya venían dando la nota con sus conciertos en el under de Londres mezclando el blues con variaciones instrumentales, cuando comenzaron a escribir su historia, dejando una impronta que derramó en los músicos de las generaciones venideras de todo el mundo, de la que no escaparon los sanjuaninos (ver aparte).


Barret, además de ser la voz principal y guitarrista de la banda en esa primera etapa, compuso casi todas las canciones de El flautista. Sin aparente relación, las letras hablan del espacio, galaxias, gnomos, bicicletas y cuentos de hadas, letras apoyadas en un rock fundacional para la época, que exploraba ese nuevo género que se llamó rock psicodélico, que luego inspiró a otros grandes de la música como David Bowie.


El título de este LP de Pink Floyd proviene de uno de los capítulos de El viento en los sauces (Kenneth Grahame), un libro que Barrett leía de joven. Aquí mostraron un sonido avanzado, de experimentación que se amalgamó con otros géneros como el pop y el folk, introduciendo cambios en los formatos habituales hasta el momento, como en Astronomy Domine y escalas poco comunes como en Matilda Mother.


El término psicodélico, fue acuñado por un psiquiatra en los 50 para referirse a una terapia para adictos. La música nombrada así, buscó replicar justamente los efectos alucinógenos de las drogas, sobre todo el Lsd, que subyugó a muchos por esos años, incluido Syd Barred. De hecho fue su adicción lo que terminó alejando al guitarrista de Pink Floyd.


Tras su partida, la posta la tomaron Roger Waters y David Jon Gilmour y bajo su batuta vinieron para Pink Floyd los más grandes éxitos y aportes a la música universal como El lado oscuro de la Luna, Wish You Were Here, Animals y por supuesto, The Wall.


Sin embargo Piper at the gates of down, seguirá siendo, aquella joya creativa, muestra de genialidad, producto de una época, pero con 50 años no pierde vigencia e incluso suma reproducciones en esta Era digital donde para existir hay que estar en las plataformas de streaming.

El dato
Tributo a Pink Floyd. Música, danza y teatro. Actúan Rodolfo Zamora, José Felix, Mariano Padín. Danza y teatro por el Club de Escritores, Colectivo Integrador. Hoy a las 21 en Sala Z de IOPPS. (Pedro Echagüe 451). $100.

Fabricio Montilla / cantautor


Pink Floyd es punto alto de la historia de la música donde el sonido de experimentación y concepto dialogan para producir piezas complejas, que encuentran reverberación en los oídos masivos. El carácter político de su obra está a la altura de la calidad musical, algo que no es tan común. La obra de Pink Floyd provoca a todos, consiguiendo seguidores y detractores por igual.

Las ideas y las experiencias de la época están reflejadas en su música, como esponjas absorbieron la psicodelia, lo sinfónico y los avances tecnológicos. En lo personal me llevó mucho tiempo vincularme con su obra, finalmente logré asimilarla. La escucha a los Floyd requiere de paciencia y compromiso. Después sólo queda dejarse volar.


Grachi Moreno / cantante


Es la banda emblemática que le dio un sentido distinto al rock creando nuevos estilos. Pocas agrupaciones han logrado ser tan grandes como ellos. Cada uno de sus discos se convirtieron en obras maestras y muchas bandas han sido influenciadas por su música que se inspiraron en ellos para sus creaciones. Siempre incursionaron en grandes estilos musicales que pasaron desde la música psicodélica hasta el rock progresivo y la ópera rock, con etapas muy marcadas en su carrera musical. Marcaron tendencia, son considerados un ícono cultural. Digamos que esa mezcla de estilos, combinados con otros elementos hicieron que varios la consideraran una música de otro planeta. Tienen esos temas en los que vos los escuchás y a pesar del tiempo, continúan tan vigentes, tan vivos como siempre.


Francho Sahner / Niños


Pink Floyd es para mí una de las mejores bandas del mundo, su música es la más creativa, imaginativa, oscura y fantasiosa de todos los tiempos. La música de Pink Floyd te llega al corazón, y cuando escuchás un disco de ellos, te transportan a otro mundo. Desde sus inicios sorprendió al mundo con sonidos innovadores característicos del arte psicodélico. Sin duda, fue una de las más influyentes, porque a lo largo de toda su historia musical, muchas bandas (y me incluyo) en algún momento de su carrera tomaron matices de Floyd así como su inmortales discos. Todavía no hay nadie que los haya superado en 50 años. Creo que sólo Floyd tiene la capacidad de hacer visual la música.


Roby Mondaca / cantante


Qué se podría hablar de Pink Floyd que ya no se haya dicho; por ejemplo que revolucionaron el rock, creo a partir del disco El lado oscuro de la Luna.


Desde sus comienzos allá en 1967 con su propuesta psicodélica ya empezaron con esa constante evolución de composición lírica y musical. Le dieron un profundo significado a la ópera rock , componiendo relatos de vida en sus obras llenas de emoción. Sin miedo a equivocarme Pink Floy es más que una banda de rock progresivo, psicodélico, sinfónico o espacial si se quiere. Han influenciado en el cambio de grandes acontecimientos sociales a nivel mundial.
 


Marcelo Posleman / Vinilómanos


Fue sin dudas una de las bandas que marcaron mi adolescencia. Empecé a escucharlos cuando iba a la secundaria, hacía poco que empezaba a tocar la guitarra y en una juntada, dos amigos que por entonces eran grandes guitarristas, tocaron Wish you were here y me fascinó y la incorporé a mi repertorio. Al poco tiempo salió la película The Wall que fui a ver al Cine Gran Rex. Fue bastante alucinante para mí...la escena erótica de las flores, los niños en la picadora, etc. A partir de entonces fui incorporando temas como Goodby blue sky que eran los que se podían tocar en la acústica que tenía en ese momento, después Comfortably Numb, entre otros. Aunque no me considero un fan de Pink Floyd siempre su música me atravesó de algún modo. 

TEMAS
Pink Floyd Tributo a Pink Floyd Música Teatro y Danza Sala Z de IOPPS
DESTACADOS DE HOY