Apuñalan en Brasil a Bolsonaro, candidato de la derecha que lidera las encuestas

Según fuentes sanitarias, se encuentra estable. Fue herido en el abdomen cuando era cargado en hombros.

En Mina Gerais. Bolsonaro, minutos después de ser atacado en el abdomen. Las encuestas le otorgan un lugar preferencial para la primera vuelta electoral de octubre.

 

 

El candidato de extrema derecha a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, fue apuñalado ayer en el abdomen durante un acto de campaña en el estado sureño de Mina Gerais.

El actual diputado Bolsonaro fue sometido a una "exitosa" cirugía, dijo su compañero de fórmula, el general Hamilton Mourao. El hijo de Bolsonaro, Flavio, dijo que su padre estaba estable después de heridas en el hígado, los pulmones y el intestino. "Perdió mucha sangre, llegó al hospital casi muerto", dijo Flavio Bolsonaro en un tuit.

El diputado ultraderechista y oficial de la reserva del Ejército fue atacado cuando era cargado en hombros en medio de una multitud en una céntrica calle de Juiz de Fora, la segunda mayor ciudad de Minas Gerais.

Las autoridades de Minas Gerais detuvieron a un hombre sospechoso de ser el autor del apuñalamiento a Bolsonaro. De acuerdo con la Policía Militar del estado, se trata de Adélio Bispo de Oliveira, de 40 años, oriundo de Montes Claros, quien fue detenido en el mismo momento del ataque y se encuentra alojado en la Delegación Séptima.

De acuerdo con la revista Veja, el atacante fue afiliado al izquierdista Partido Socialismo y Libertad (una ruptura del Partido de los Trabajadores, del detenido expresidente Lula) entre 2007 y 2014. El dato surge del registro de afiliados del Tribunal Superior Electoral. En el perfil de Facebook de Adélio, hay fotografías en las que se lo ve en una manifestación posando junto a un cartel que reza: "Políticos inútiles".

El presidente de la Federación Nacional de los Policías Federales de Brasil, Luis Boudens, dijo que en el momento de su arresto De Oliveira "presentó un aspecto de un problema psicológico, e incluso llegó a decir, según testimonios, que la tarea era una misión divina". "Soltó esa frase en el momento que era conducido a la patrulla de la Policía. Algunas personas lo escucharon", comentó Boudens.

El Gobierno argentino expresó ayer un "enérgico repudio". Bolsonaro es uno de los candidatos más polémicos en la actual disputa electoral debido a que es un defensor de la última dictadura militar en Brasil (1964-1985); ha generado diversas protestas por sus declaraciones machistas, racistas y homófobas, y enfrenta procesos judiciales por discriminación e incitación a la violación.

Según una encuesta, el candidato por el Partido Social Liberal (PSL) vencería en las elecciones presidenciales del 7 de octubre en un escenario sin Luiz Inácio Lula da Silva, cuya candidatura fue negada por la autoridad electoral. Pero perdería en la segunda vuelta.

Nacido en Campinas, en el estado de Sao Paulo, Bolsonaro, de 63 años, se ha erguido como el representante de los sectores más conservadores de la sociedad brasileña y nostálgicos de la dictadura militar.

Entre sus propuestas de campaña presidencial, defiende la reducción de la mayoría de edad penal a los 16 años, como también la privatización de las empresas con pérdida.

Un médico del Hospital Casa de la Misericordia de Juiz de Fora que no quiso ser identificado, dijo que Bolsonaro fue transferido a una unidad de cuidados intensivos luego de la cirugía a la que fue sometido. La herida perforocortante que sufrió en el abdomen le provocó un corte en la arteria mesentérica que fue suturado en la cirugía, con lo que la hemorragia fue detenida.

La misma fuente indicó que la cirugía laparoscópica permitió establecer que el hígado no había sido alcanzado, pero sí el intestino delgado, con tres cortes, y el colon, aunque todas las heridas ya fueron tratadas. Concluida la cirugía, fue trasladado a una unidad de cuidados intensivos, en donde permanece anestesiado pero estable.


 

>Jair Messias, el Trump brasileño

A Jair Messias Bolsonaro lo llaman el "Donald Trump brasileño", no sólo por su polémica retórica, sino también, porque al igual que el magnate norteamericano, aspira en convertirse en el presidente de un país gigante. Jair Bolsonaro es conocido por sus controvertidas declaraciones, muchas veces homofóbicas, machistas e incluso racistas.

Bolsonaro quiere subordinar las escuelas públicas a los militares. Enfrentar la violencia, armando a los "buenos ciudadanos". Y premiar a los policías por cada delincuente ultimado. Está casado en terceras nupcias, pero defiende los valores tradicionales de la familia. Sus tres hijos son políticos. Para algunos, han acumulado millones de dólares gracias a sus salarios como diputados. Pero Bolsonaro promete acabar con corruptos. Espera reducir la deuda pública mediante privatizaciones y crear un sistema paralelo de jubilación por capitalización: los brasileños podrán "optar entre el sistema nuevo y el antiguo".

 

 

>¿Una renuncia de Lula?

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva estaría dispuesto a renunciar a su candidatura a las elecciones presidenciales de octubre, dijeron tres fuentes de su partido, después de que dos apelaciones fueran rechazadas ayer por la corte suprema.

TEMAS
Ataque a un candidato a presidente de Brasil elecciones presidenciales Brasil
DESTACADOS DE HOY