México se juega hoy giro a la izquierda

López Obrador corre con amplia ventaja en los sondeos. Es la tercera vez consecutiva que busca el poder. ¿Será la vencida?.

El favorito. Andrés López Obrador, líder de (Morena) que podría hacer propio el dicho de que "a la tercera va la vencida".

 

México podría dar su primer volantazo a la izquierda en décadas si el favorito Andrés Manuel López Obrador gana los comicios de hoy con sus promesas de acabar con la arraigada corrupción y la descontrolada violencia criminal, empujar la lenta economía y ayudar a los que menos tienen.

En su tercer intento consecutivo por llegar al poder, el político viene capitalizando el desencanto de millones de mexicanos hartos de gobiernos de los partidos de siempre -el PRI del presidente Enrique Peña Nieto y el conservador PAN- que no han logrado pacificar el país ni limpiar la administración pública.

 

El segundo. Ricardo Anaya. De niño, soñaba con ser astronauta. Luego quiso ser veterinario o doctor, pero acabó estudiando derecho y ciencias políticas.


Sus rivales figuran a dos dígitos de distancia: Ricardo Anaya, de una coalición encabezada por el Partido Acción Nacional (PAN) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD); y José Antonio Meade, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se disputan un lejano segundo lugar, según sondeos.

Conocido por su acrónimo AMLO, López Obrador ha prometido cambios al modelo de libre mercado que impera hace décadas en la segunda mayor economía de América Latina, lo que generó preocupación en el mundo financiero y corporativo.

Pero varios de sus asesores han calmado a los mercados y principales líderes de empresas asegurando que López Obrador no es un "radical" y que comulga con el libre mercado.

"Estamos arriba con (una ventaja de) 25-30 puntos porcentuales, pero no hay que confiarse", dijo López Obrador en la semana en un mitin en Guerrero, uno de los estados más golpeados por la violencia ligada al narcotráfico.

"La mafia del poder existe y los jefes están desesperados. Es indispensable el voto masivo, que el triunfo sea contundente", agregó el exalcalde de Ciudad de México, quien ha dicho que podría gestarse un fraude en su contra como el que, asegura, le impidió ganar las presidenciales de 2006.

López Obrador, conocido como "El Peje", por un pez prehistórico de su natal Tabasco, cerró su campaña con un discurso ante 90.000 personas en el que insistió con sus promesas electorales como reducir sueldos a funcionarios, aumentar salarios, congelar los precios de las gasolinas y alimentos y revisar contratos públicos.

Pero esas propuestas han sido calificadas de "populistas" por sus adversarios, quienes aseguran que "El peje" podría llevar a México por la senda de Venezuela, un país sumido en una severa crisis económica. "El asegura que no es como el expresidente venezolano Hugo Chávez ni como Donald Trump, con quien ha dicho espera tener una relación de respeto.

Además de presidente, serán renovados unos 3,400 cargos públicos, entre diputados, senadores, gobernadores y alcaldes.

La coalición encabezada por Morena, el partido de López Obrador, sería la mayor fuerza en ambas cámaras del Congreso, pero se quedaría corta para lograr la mayoría calificada que le permitiría realizar cambios constitucionales.

Los contrincantes

Anaya, un abogado de 39 años que ha prometido acabar con la corruptela y enjuiciar a Peña Nieto por supuesta corrupción, se ubica en segundo lugar de las preferencias a una distancia de al menos 14 puntos porcentuales de AMLO.

Cuando parecía que la brecha entre Anaya y López Obrador se acortaba hacia marzo, las acusaciones de lavado de activos en contra del candidato panista y una investigación de la fiscalía federal lo golpearon.

En tanto, Meade, exsecretario de Hacienda del actual gobierno, cayó al tercer lugar en los últimos meses en medio de escándalos de corrupción del gobernante PRI. El también excanciller de 49 años fue acusado por sus contendientes de desvío de recursos públicos durante su gestión en la Secretaría de Desarrollo Social entre 2015 y 2016, pero se ha defendido asegurando que su única mancha es "el vitiligo".

 

La peor debacle del PRI

 

 

Hay un aspecto que podría ser trascendental en estas elecciones: la eventual gran derrota del PRI, en el poder ininterrumpidamente entre 1929 y 2000, año en el que el PAN ganó las presidenciales.

 

Dos sexenios después regresó al Gobierno en 2012 con Enrique Peña Nieto.

 

Las encuestas dibujan un panorama nada favorecedor para José Antonio Meade, en un muy distante tercer lugar.

 

El partido oficialista se encuentra ante "una de sus mayores amenazas" de su historia, por la posibilidad de perder varias gobernaturas, el poder en el Congreso y varias alcaldías.

 

El politólogo Mario Campos afirma que existe el riesgo de que el PRI pierda sus "posiciones de poder, por la asimilación de las estructuras del PRI territoriales y de liderazgos por parte de Morena". Esto pasó en la capital, donde desde de que Cuauhtémoc Cárdenas arrebató la jefatura de Gobierno al PRI en 1997, la izquierda se ha mantenido invicta.

TEMAS
México Elecciones presidenciales
DESTACADOS DE HOY