La graban castigando a su hija con un cinturón "porque lloraba"

El hermano de la agresora grabó el momento con su celular y relató el aberrante episodio y el calvario que atraviesa la criatura. IMÁGENES MUY FUERTES.

Matías Acosta tiene 27 años y es oriundo de la ciudad de Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos. Hace un tiempo, vivía con su hermana Romina Acosta, que tiene tres hijos: Yeila de 6, Benjamínde 4, y Simon de 1.

Desde hace una semana que Matías vive en la calle porque su hermana lo echó luego de que él publicara un video donde ella golpea a su hija Yeila con un cinturón y y porque le radicó la denuncia penal al juzgado de menores.

En el video, el cual el primer tramo no contiene imágenes porque Matías está escondiendo de la vista de su hermana el celular, se observa cómo Romina maltrata a su hija con un cinturón. "Ya ni se desde cuando empezó esto, pero no lo podía seguir permitiendo conmigo ahi viéndolo", contó el joven.

Además, aclara que su hermana no está apta para tener a sus hijos, ya que asegura que "tuvo dos intentos de suicidio. El primero fue cuando estaba embarazada de Yeila (la nena del video), que se intentó ahorcar y la salvó el novio porque justo la vio y alcanzó a agarrarla desde abajo en las piernas; y el segundo caso intentó prenderse fuego con la nena en la pieza de atrás de la casa". Por esos motivos, que reitera que "está mal psicologicamente, está enferma".

Al ser consultado sobre el inicio de la agresión que se pueden ver en el video, cuenta que "todo empezó porque la nena se despertó a las 4 de la mañana por una pesadilla, y cuando se levantó porque tenía miedo la madre la insultó y arrancó a golpearla. Parece que no le gustó mucho que la despertara", dice Matías. 

Por otro lado, Lucas (el padre de Yeila y Simon), se encuentra preso por robo, mientras que el padre del segundo hijo "no está". Su actual novio, según cuenta su hermano, también está preso, por lo que sus sobrinos se encuentran solos de no ser por él.

Ahora, luego de la denuncia del miércoles pasado que realizó contra su hermana, Matías fue expulsado de su casa y despojado de sus pertenencias porque su hermana le hizo una contradenuncia con pedido de restriccción, por lo que no puede entrar a buscar sus objetos: "Me quedé sin nada, hay días que estoy durmiendo en la calle. Por lo menos quiero agarrar mis cosas".

Fuente: Crónica

Lo último