Le piden 12 años por golpear, tener de rehén y violar a su propia mujer

Para la fiscal Ana Lía Larrea no quedaron dudas: el juez de la Sala I de la Cámara Penal, Juan Carlos Caballero Vidal (h) debe condenar a 12 años de cárcel a Gustavo Ramón Guiñazú (48), porque al cabo del juicio se probó que entre las 12 y casi las 17 del 21 de octubre del año pasado en la casa que ambos compartían en el barrio El Chañar, Chimbas, el sujeto cometió aberrantes delitos contra quien era su mujer y madre de sus cuatro hijos. A saber: lesiones agravadas por violencia de género, coacción, privación ilegítima de la libertad y abuso sexual con acceso carnal, dijeron fuentes judiciales.

El defensor Gustavo De la Fuente tuvo una visión muy distinta de los hechos. Pidió que le aplicaran 4 años de cárcel por coacción y lesiones, o en todo caso 6 años, el mínimo de la pena previsto para los delitos que le atribuyó la fiscalía.

El día que ocurrió todo, un vecino debió pedirle a Guiñazú que por lo menor liberara a los niños. Y tuvo que intervenir el Geras para rescatar a la mujer.

Lo último