No quiso tener sexo, la violaron varios y la mataron quemándola

Perversos. Los asesinos de Rosa Acuña (25) no tuvieron problema en violarla entre varios y luego matarla con fuego, cuando aún vivía.



Fue a una juntada a la casa de una comadre y entonces todo se fue de las manos. La invitaron a tener sexo con los hombres que habían concurrido y, como se negó, la atacaron hasta desmayarla, la violaron entre varios y al final la mataron de una manera espeluznante: la quemaron cuando aún vivía, reveló la autopsia. El cuerpo de Rosa Acuña (25) fue encontrado en un basural próximo al parque industrial de Trelew, Chubut, el lunes de la semana pasada. Y ahora la investigación quedó a un paso del esclarecimiento, pues la dueña de casa donde ocurrió la terrible reunión, otras dos mujeres y el conductor del auto al parecer usado para trasladar el cuerpo hasta el descampado quedaron detenidos.

Acuña había desaparecido el sábado 1 de septiembre y todo indica que terminaron con sus días en la madrugada del domingo.

El lunes la madre de la víctima denunció a la Policía su desaparición. Y como los investigadores ya habían ido al lugar de los hechos tras recibir llamados de vecinos sobre ruidos molestos, el caso empezó a tener una pista porque los vecinos y algunos policías notaron la presencia de esa joven entre los denunciados por molestos. Horas después, la joven fue encontrada calcinada a unos 700 metros del lugar donde habría ocurrido el crimen.

"Este es un caso muy complejo, había muchas versiones, pero el aporte de vecinos, también de la Guardia Urbana, todo esos datos sumaron y hoy nos permite ir cerrando un caso de muy difícil resolución en un principio", dijo el comisario Felipe González.

TEMAS
violencia de género crimen en Chubut
DESTACADOS DE HOY