Se viene otro concurso en la Justicia y De Sanctis no descarta modificaciones

No desechó la posibilidad de puntuar a los que pasen las pruebas del examen que se hará entre agosto y septiembre.

Testeo. En el concurso de 2015, los aspirantes pasaron por una prueba dactilográfica, de ortografía y de conocimientos jurídicos básicos. La definición luego quedó en manos de la Corte a través de la entrevista personal.

 

Entre agosto y septiembre, el Poder Judicial llamará a un nuevo concurso para tener un listado renovado de aspirantes con el fin de cubrir las vacantes que se vayan generando y prever la necesidad de personal ante la puesta en marcha del sistema acusatorio, en el que la investigación estará en manos de los fiscales. En ese marco, el ministro de la Corte de Justicia, Guillermo De Sanctis, no descarta cambios en el mecanismo de selección, como la incorporación del puntaje a todos aquellos que pasen las distintas pruebas. De todas formas, aclaró que lo tienen que definir con el resto de los miembros del máximo tribunal y que el proceso puede quedar tal como está. Y en el caso de que hubiera calificación de los postulantes, se verá si el resultado es vinculante o no.

El último gran concurso que lanzó el máximo tribunal judicial fue en 2015, dado que hubo otros para organismos específicos (Ver dato). El procedimiento de hace dos años representó un cambio con el que se había realizado en 2005, el cual terminó en escándalo, ya que una participante había denunciado que se habían filtrado respuestas para favorecer a algunos acomodados. El actual mecanismo establece una prueba de velocidad dactilográfica, de ortografía y de conocimientos jurídicos básicos, los que deben ser aprobados, más una entrevista personal en la que se define el ingreso (Ver aparte). Como no hay puntaje en ninguna de las etapas, no salen a la luz parámetros objetivos para determinar quiénes son los más capacitados, lo que deja un margen de discrecionalidad para la Corte entre los que pasaron.

Desde que se implementó el concurso, en el máximo tribunal vienen señalando que han ingresado los mejores, ya que en la entrevista se tienen en cuenta los antecedentes y la experiencia de los inscriptos, entre otros puntos, y rechazan que haya acomodos. Pero desde esa fecha, en el cuerpo colegiado ingresaron dos ministros, De Sanctis y Adriana García Nieto, que pueden hacerle un aporte al mecanismo. El primero manifestó que se reunirá con sus pares, los miembros de la Secretaría Administrativa y la Dirección de Control de Gestión para ver el procedimiento. Ante la consulta de la inclusión del puntaje en las instancias de prueba, que establecen un orden de mérito, señaló que "no lo descarta", a la vez que tampoco echó por tierra que siga el mismo esquema o que haya "agregados". En caso de que hubiera calificaciones, también se deberá definir si tendrá el peso definitivo para el ingreso o si habrá un mix que surja del puntaje y la entrevista personal, que seguirá estando bajo el criterio de la Corte.

 

Hubo concurso de ayudantes fiscales, para el juzgado de Jáchal y el Laboratorio Forense.


Antes del concurso que está vigente, la vieja conformación del máximo tribunal nombró personal en el estamento administrativo en forma directa e hizo ingresar gente al escalafón de maestranza y después la promovió al administrativo sin ningún examen que determine si es idónea. Y en el medio entraron familiares y allegados a los cortistas.

Para el último examen hubo casi 15 mil solicitudes, pero como hubo gente que se inscribió más de una vez, hubo una depuración que dejó un número cercano a 1.000 anotados. De todas formas, la revisión presentó desprolijidades, al punto de que aún es recordado el gracioso que salió publicado como "Pato Donald". Lo cierto es que luego de las pruebas, 625 aprobaron y 327 entraron al Poder Judicial. El resto deberá participar del nuevo concurso si quiere seguir en carrera, aseguraron en Tribunales. Al año se producen unas 70 vacantes, indicaron.


 

El mecanismo

 

Dactilografía

El examen de dactilografía exige escribir 120 palabras en cuatro minutos. Se tienen en cuenta los errores ortográficos y los términos mal escritos, por lo que se descuentan de la prueba y la persona es eliminada del concurso automáticamente.

 

Ortografía

La segunda prueba es de ortografía pura. La misma consiste en corregir los errores de un texto en cinco minutos. En el concurso de 2015, el 69 por ciento que pasó por esa instancia logró la aprobación.

 

Jurídico

Contempla nociones de Civil, Penal y Laboral, la Constitución, la ley Orgánica de Tribunales, la división de poderes, entre otros. Hay que responder 100 preguntas en 90 minutos, del tipo verdadero o falso.

 

Entrevista

La decisión final está en manos de la Corte, luego de entrevistar a los que han pasado las otras pruebas. En el máximo tribunal aseguran que hay un valorador que tiene en cuenta la experiencia y los antecedentes.

 

Psicofísico

Como fase de control de aptitudes, la Corte de Justicia también instrumentó la realización de un estudio psicológico y físico a los postulantes que pasaron todas las etapas del mecanismo de selección.

TEMAS
concurso en la Justicia Poder Judicial
DESTACADOS DE HOY