Advierten que la resistencia a los antibióticos crece en San Juan

Las autoridades buscan generar consciencia sobre el indiscriminado uso de los antibióticos y sus consecuencias.

1 de 4

2 de 4

3 de 4

4 de 4

Uno de los inconvenientes  de la medicina moderna, que crece día a día, y que en San Juan se nota cada vez más, es la resistencia a los medicamentos que buscan destruir la multiplicación de las bacterias o la creación de organismos en el cuerpo. El ilimitado consumo de los fármacos “antimicrobianos” generan la aparición de cepas cada vez más resistentes a éstos y que tiene mucho que ver con la forma en que el paciente los usa.

 

Para las doctoras Rosa Contreras y Adriana Manzur, de los hospitales Rawson y Marcial Quiroga, esta situación se da por la automedicación de los pacientes ante la aparición de algunos síntomas de enfermedad o la implicancia de cómo la gente toma estos medicamentos.

 

“El mal uso de los antibióticos se da, en un 95% en casos de personas ambulatorias, pero también en ámbitos intrahospitalario. En muchos de los casos se toman antibióticos sin tener necesidad o solamente por prevención” explicó Contreras.

 

Las profesionales contaron que en San Juan no existe el problema de brotes por bacterias multirresistentes  que se ven en hospitales de otras zonas del país o del mundo, hay, si, algunas bacterias no tan complicadas. En los pacientes ambulatorios aparecen algunas bacterias de infecciones urinarias, resistentes a los antibióticos que se utilizaban, infecciones en piel y partes blandas, como celulitis por ejemplo, que requieren cambiar el esquema porque ya no son sensibles a la medicación que se utilizada.

 

En este marco, las autoridades de Salud lanzarán una campaña de concientización. Al respecto, Contreras sostuvo que la medida apunta a “educar a los médicos en utilizar racionalmente los antibióticos y a las personas en general a evitar la automedicación, tomar antibióticos solamente cuando se los prescriba y por el tiempo indicado, no más” explicó.

 

Otra arista de la campaña apunta en evitar la venta libre de los antibióticos en las farmacias, y que los ciudadanos puedan llegar a adquirir estos medicamentos sin receta médica. “Estamos trabajando con la división farmacia del Ministerio de Salud para hacer cumplir una vieja norma del año 1957 que exige la venta de antibióticos con receta archivada” explicó la doctora Manzur.

 

En cuanto a las estadísticas de resistencia en la provincia, las doctoras explicaron que son números crecientes en los últimos tiempos. Para el neumococo, la resistencia a la penicilina, que es el antibiótico específico para este germen, no supera el 20%, en las infecciones de piel y partes blandas, la resistencia al estafilococo, germen de la piel es del 35%, en infecciones urinarias y abdominales donde el germen de los intestinos es el Escherichia Coli, la resistencia a la amoxicilina clavulánico es del 50%, entre otros. Así en muchos antibióticos para diferentes patologías ya existen resistencias que retrasan notablemente el tiempo de recuperación de los enfermos.

 

Hay coincidencia en el mundo que, en cuanto los pacientes sigan con la automedicación y no se respete las prescripciones médicas para el uso de los antibióticos, el problema se tornará mas grave y las consecuencias pueden ser impredecibles. Hasta el momento, se puede detener generando consciencia en la importancia de ser responsable en el uso de los antibióticos.

 

Fuente: Ministerio de Salud

DESTACADOS DE HOY