Aún no reinauguran la plaza de Trinidad, pero los niños ya disfrutan los cambios

En el paseo instalaron un patio de juegos inclusivos que atrapa a todos los chicos.

Para todos. El sector de juegos inclusivos de la plaza de Trinidad es la principal atracción para todos los chicos, por lo novedoso de los juegos que contiene.

 

 

Francisco salió a hacer las compras con su hijo Martín, de 3 años. Para acortar camino y no demorarse tanto decidió cruzar por la Plaza Almirante Brown, de Trinidad. Pero fue una mala decisión. Martín quiso quedarse a jugar con el ábaco gigante que instalaron en el nuevo sector de juegos inclusivos y que forma parte de las modificaciones que se están realizando en el lugar y a pedido de los vecinos. La obra de remodelación aún no termina, pero los chicos ya disfrutan de parte de los cambios. El municipio de Capital arrancó el año pasado con los trabajos y teniendo en cuenta las inquietudes de los vecinos de la zona que juntaron firmas para pedirle al municipio de Capital que remodelara esta plaza para convertirla en "un espacio inclusivo y apto para toda la familia".

El sector Noreste de la plaza es el que más se destaca y llama la atención de chicos y grandes. Allí se construyó un playón de 450 metros de diámetro y piso de hormigón donde se instalaron juegos inclusivos que son la principal atracción. Hay un ábaco, un juego de la memoria y un tatetí gigante, además de una maroma y una hamaca, pensadas para que puedan usarlas los chicos que utilizan silla de ruedas. A estos se suma una calesita también para niños con discapacidad, tal como lo pidieron los vecinos. "En este sector también contemplamos la comodidad de los padres que acompañan a los chicos a la plaza. Por eso dentro del playón construimos bancos para que se puedan sentar y cerca de sus hijos", dijo David Portillo, director de Obras de la Municipalidad de la Capital.

 

Comodidad. En los dos sectores de juegos infantiles se instalaron bancos alrededor para que los padres se sienten con comodidad mientras los chicos juegan.
 

 


Esta comodidad también se plasmó en el otro sector de juegos en la Plaza, el que está donde se encuentra el elefante. Allí se colocó un laberinto gigante para que los chicos se desplacen por su interior y más bancos de hormigón y madera.

Otra de las obras que concluyeron es el reemplazo casi de la totalidad del piso de piedra laja existente por hormigón, lo que permite que los chicos puedan andar en patines o skate sin obstáculos, y a los adultos mayores caminar sin peligro de tropezar y caerse.

También ya se concluyó con la sustitución total del sistema de iluminación tradicional por uno LED, lo que permite un ahorro y potenciación de la energía. Los vecinos anteriormente se quejaron de la falta de luz en este paseo. "Hemos tratado de respetar lo más posible los requerimientos de los vecinos. Por eso también eliminamos unas 15 palmeras que estaban secas e impedían el paso del sol", dijo Portillo.

Agregó que el grueso de la obra de remodelación de esta plaza ya está listo y que falta un par de detalles para finalizar.


Otras obras
 

Para resaltar la nueva imagen de la Plaza Almirante Brown, en Trinidad, la Municipalidad de Capital también reconstruyó totalmente la vereda de la Escuela Ángel de Rojas que está al frente, y construyó una lomada y demarcó la senda peatonal en la esquina de calles Pedro de Valdivia y Rioja.

 

TEMAS
Capital plaza de Trinidad Plaza Almirante Brown
DESTACADOS DE HOY