Con bocinazos, la gente apoyó la idea de los alumnos de tomar una facultad

Fue una medida contra el ajuste presupuestario a las universidades nacionales.

La acción. Ayer, alumnos de la UNSJ tomaron la Facultad de Sociales, pero no impidieron el acceso de alumnos y docentes.



Al principio fueron los únicos protagonistas de la protesta, pero de a poco sumaron adhesión popular. Ayer, alumnos de la Universidad Nacional de San Juan tomaron la Facultad de Sociales y cerraron las puertas de ingreso en el marco de una protesta pacífica contra el ajuste presupuestario. La gente apoyó con bocinazos esta medida. Por la tarde, los estudiantes decidieron continuar con la toma del edificio al menos hasta hoy, mientras que el decano de esta facultad, Raúl García, dijo que seguirá dialogando con los chicos para que levanten esta medida.

En la mañana temprano cerraron las rejas de ingreso y colgaron carteles en defensa de la educación pública. Pero al mediodía intensificaron la protesta y sumaron el apoyo popular. Se instalaron sobre la avenida Central, para levantar los carteles que decían "Si apoyan la universidad pública toquen bocina". La respuesta de la gente no se hizo esperar.

Esta medida también incluyó algunos condicionamientos. Los docentes sólo podían ingresar a la Facultad por el acceso que está al Este del edificio. Todos los profesores acataron la medida sin inconvenientes. "No le negamos el acceso a nadie. Por aquí entran los alumnos, pero para hacerlo tienen que dejar registrado su nombre, DNI y la carrera que cursa. Es una medida de seguridad para que no ingrese nadie ajeno a la institución o alguien que quiera generar algún tipo de escándalo. Nuestra protesta es pacífica", dijo uno de los alumnos organizadores de esta medida, que no quiso identificarse.

Un candado de goma gigante en la reja de entrada fue el símbolo de la toma del edificio. Aunque no se le prohibió el ingreso a nadie. Primero se dijo que no iban a dejar pasar ni a los alumnos ni a los profesores que estuvieran en contra de esta medida, pero no sucedió. La puerta de reja se mantuvo entreabierta para que todo el que quisiera pudiera entrar o salir.

 

El motivo de la lucha


La comunidad de la Universidad Nacional de San Juan viene encarando una cruzada contra el "desfinanciamiento de la institución" por parte del Gobierno nacional. Para hacerle frente a los gastos operativos, la institución comenzó a usar un fondo especial de recursos propios. Es que Nación destinó para este año $148 millones para las erogaciones como el pago de los servicios, entre otros, lo que representó un aumento de sólo el 5,71% con respecto a 2017. Teniendo en cuenta que la inflación acumulada a julio fue del 19,6%, según el Indec, el ajuste que viene sufriendo la UNSJ es de casi 14 puntos, lo que significa que ha dejado de percibir unos $20,5 millones por actualización.

TEMAS
UNSJ ajuste universidades nacionales uns Facultad de Sociales Paro de Universitarios
DESTACADOS DE HOY