El drama de una mujer que tuvo a su bebé y pasó de la alegría a luchar por sobrevivir

En Caucete

El dolor de la familia. El bebé tiene 45 días y vive con su tía y su abuela. La familia de Silvia Godoy no tiene consuelo y pide a Dios que los ayude, pues la salud de la mujer está muy complicada. Analía es quien se hace cargo del bebé.

 

Una familia de Caucete pasa una dura situación. Silvia Godoy tuvo una cesárea el 13 de julio pasado, pero a los días su estado se complicó. Volvió a quedar internada y tras pasar varias operaciones más, ahora lucha por su vida. Silvia tiene 42 años, es mamá de 4 niños de entre 45 días y 12 años y está en Terapia Intensiva del Hospital Rawson. Su hermana, Analía Godoy, comentó que no tienen consuelo, ya que pasaron de la alegría por recibir al nuevo integrante de la familia a la angustia de no saber qué pasará con Silvia.

La familia Godoy comentó que la mujer llegó feliz al Hospital Rawson para que le hiciera la cesárea. Tras el nacimiento, el bebé quedó en Neonatología por una infección urinaria, pero su mamá fue dada de alta. "El bebé estuvo en neo 4 o 5 días. A los días de que se trajo al bebé empezó con fiebre. El 29 de julio la internan y nos dicen que le iban a hacer un legrado porque al parecer no había eliminado los coágulo de sangre", comentó Analía que es quien se hace cargo del bebé. Los otros tres hijos están en la casa de la abuela paterna.

Tras esa primera intervención, su hermana quedó en observaciones. A los días, le volvió a dar fiebre y volvió a ingresar al quirófano. "Nos dijeron que le sacaron un ovario porque tenía una infección. Pero a los días la fiebre volvió a aparecer", agregó la hermana de la mujer. Tras ese episodio, Silvia volvió a ser intervenida, por una infección en el útero que también fue extraído. Hasta ese momento, la mujer parecía recuperarse, sin embargo debió entrar por tercera vez al quirófano. "Volvió a darle fiebre y nos dijeron que debían sacarle una bolsita con pus -no supo explicar de dónde-. Cuando se recuperaba, el sábado pasado nos volvieron a llamar y nos dijeron que en un estudio se veía una manchita en la vejiga y que iban a realizar una intervención vaginal. Pero 5 horas después nos dijeron que la volvieron a abrir porque tenía una fisura en la vejiga", relató angustiada Analía y comentó que el martes pasado pasó lo peor. La mujer empezó a sentir mucho dolor y decía que sentía algo caliente en la herida por la que le hicieron todas las operaciones. "Cuando la revisaron notaron que estaba saliendo materia fecal por la herida. Ahí, la operaron de urgencia por una peritonitis, porque se fisuró el intestino, pero quedó automáticamente en Terapia. Ahora no sabemos qué hacer", concluyó su hermana, que además de hacerse cargo de su sobrinito recién nacido hace lo posible para contener a su mamá.

TEMAS
Salud Terapia Intensiva Hospital Rawson Caucete
DESTACADOS DE HOY