Tras 7 meses internado, murió el anciano que no tenía alguien que lo cuide

Era Víctor Luis Marín, quien contó con la intervención de la Justicia para que el PAMI atendiera su caso.

 

Su historia salió a la luz en abril pasado y luego de que interviniera la Justicia para que el PAMI se hiciera cargo de su internación en un geriátrico o de pagarle un cuidador domiciliario. Pero, murió antes de que estas medidas se concretaran. Se trata de Víctor Luis Marín, oriundo de la localidad caucetera de Bermejo, que estuvo 7 meses internado en el Hospital de Caucete por no tener quien lo cuide. El hombre falleció el mes pasado, tras sufrir un ataque cardíaco, pero la noticia se conoció ayer. Así lo confirmó Luciana Salvá, la jueza de Paz de Caucete, quien intervino en este caso.

Gracias a la intervención de la Justicia, el PAMI se comprometió a darle el servicio de un cuidador domiciliario a Marín, aunque no tuvo tiempo de acceder al mismo. El anciano tuvo que seguir internado para recuperarse de las escaras que se le formaron en el cuerpo por estar tanto tiempo en la cama. Sólo le quedaba una por sanar, que era la más profunda. La tenía a la altura de la cintura y tenía unos 6 centímetros de diámetro. En plena recuperación de esta herida, falleció. "El mes pasado me comunicaron su muerte desde el Hospital de Caucete. Es una pena porque ya estaba por recuperarse totalmente de las escaras por los cuidados que recibía en este lugar. Dos o tres veces al mes yo visitaba el hospital sin previo aviso para ver si Marín recibía todos los cuidados necesarios. Y era así. Las enfermeras también lo sacaban a pasear por afuera del hospital o lo llevaban a ver televisión con ellas para que no estuviera tanto tiempo en la cama. Lamentablemente murió antes de poder volver a su casa", dijo Salva.

Los últimos años de vida de Marín no fueron fáciles. Debido a una enfermedad le amputaron ambas piernas y ahí comenzó su calvario. Por un lado no tenía quien lo cuide, porque sus seres queridos más cercanos eran sus hermanos, todos mayores de 80. Y, por otro, no tenía el dinero suficiente para pagar un geriátrico. Esta fue la situación por la que tuvo que permanecer internado por varios meses en el Hospital César Aguilar, de Caucete, pese a tener PAMI.

El personal del hospital y los familiares de Marín pidieron ayuda a esta obra social para resolver su situación, pero no obtuvieron respuesta. Fue entonces que intervino la Justicia y consiguió que el PAMI se comprometiera a contratar un cuidador domiciliario para Marín, pero falleció antes.


Idas y vueltas

Tras dos intimaciones de la Justicia, PAMI resolvió trasladar a Víctor Luis Marín a un geriátrico, pero no se concretó porque la residencia se negó a recibirlo porque no podía darle los cuidados necesarios por su condición. Luego la obra social decidió brindarle el servicio de un cuidador domiciliario cuando recibiera el alta.

TEMAS
Anciano abandonado PAMI Hospital de Caucete
DESTACADOS DE HOY