Exportaciones se sirven con salsa turca, tarifas y dólar

Los empresarios sanjuaninos están alentados por la devaluación del peso, pero preocupados porque es un fenómeno suprarregional que incluye a Turquía y la inflación local.

Las ventas externas de las pasas de uvas sanjuaninas no tienen estadísticas oficiales desde el 2016.

 

Foto: Maximiliano Huyema


En el sector exportador agroindustrial sanjuanino siguen muy de cerca el acontecer de los mercados financieros y comerciales en función de los escenarios de devaluaciones suprarregionales existentes hoy en el mundo.


"Pasa de uva, aceite de oliva y aceitunas, por ejemplo, exigen de un cuidado de su producción y competencia internacional frente a las competencias desleales y productos de países que ha devaluado", afirmó esta semana el economista local Fabián Safe de la UCCuyo explicando que "por un esquema de precios relativos, una nación que devalúa es más económica que otra que no, más aún si no tiene inflación".


"En contextos económicos desordenados a nivel internacional, los países más desarrollados ha protegido su producción del juego del libre mercado que profesan", señaló Safe refiriéndose a EEUU y China fundamentalmente agregando que "por ello la mayoría de las naciones también subsidia su producción agropecuaria a fin de que pueda ser competitiva".

Las pasas


Por su parte Jorge Turcato de la empresa CavaBianca SRL consignó que "hoy somos nuevamente competitivos a nivel mundial gracias a la devaluación. Turquía también devaluó fuerte su moneda, aunque los mercados prefieren la pasa argentina por contar con una producción y conservación natural, lo que preserva mucho el gusto de la uva secada al sol".


Juan Pablo Ferrarons de Natural Food indicó también su "preocupación por las diferencias de tipo de cambio que hacen más competitivas unas naciones que otras".


¿Y el oliva?


Por su parte desde la Cámara Olivícola de San Juan, Juan Pablo Castellanos y Patricia Calderón indicaron que su principal preocupación hoy pasa por la "las distintas tasas e impuestos que se agregan a la factura de energía eléctrica que los productores deben afrontar, sobre todo debido al riego de los campos".


"No reclamamos por el aumento de las tarifas, sino por el aumento en la misma proporción de los impuestos y tasas que las acompañan, considerando dicho aumento irracional, ya que en lugar de acompañar la inflación, acompañan el aumento autorizado a las distribuidoras de energía", indicaron.


"La factura de energía eléctrica se eleva en un 60-65% como consecuencia del agregado de impuestos nacionales, provinciales y municipales, con lo cual el costo total de energía para el sector se compone del gasto concreto de energía, más impuestos de los tres niveles gubernamentales, repercutiendo sobre todo en el costo total de riego", argumentaron.


Numerosas son las gestiones realizadas por esta entidad empresaria para evitar "regar menos y así un problema para las plantas y con ello su rinde y la calidad del producto final, pero es el único camino que parece logrará encontrar el productor para bajar el costo de energía". 


"De continuar aumentando la incidencia del costo energético del riego, esto comprometerá seriamente la continuidad la olivicultura; la segunda actividad agroindustrial exportadora de San Juan".


"Hemos pedido al Gobierno nacional, escribiéndole a cada legislador nacional de San Juan, por la baja de la tasa del IVA del 27%, llevándolo al 10,5 %. No obstante las promesas recibidas nada ha podido concretarse. Tampoco hemos logrado que nos identifiquen como regantes electro dependientes y nos faciliten la reconversión energética".


Sumaron el "pedido al gobierno provincial, solicitándole nos ayuden a bajar los costos desmedidos en energía eléctrica que no tienen que ver con nuestro consumo real".


E indicaron haber "pedido a los principales Municipios Olivícolas como Sarmiento, Pocito, Rawson, 25 de Mayo y San Martín; la Reducción de los porcentajes de Tasa de Alumbrado Público y Contribución Municipal, dado que ambos ítems representan alrededor del 10 % de la factura de energía eléctrica".


"Luego de meses de pedidos, no hemos recibido respuesta alguna, de ninguno de los 3 niveles", finalizaron.

 

En números

 

60 a 65% se eleva el costo energético por los impuestos nacionales, provinciales y municipales.

27 por ciento es el IVA que grava la energía eléctrica, encareciendo el monto total a pagar de dicha factura.

90 por ciento de la producción olivícola argentina tiene como destino las ventas a los mercados
externos.


LA FRASE

"Hoy somos competitivos por la devaluación de nuestra moneda, pero debemos reducir los costos".

Jorge Turcato - CavaBianca SRL

 



"Si no se puede competir en el exterior y el consumo interno retrocede, no hay pyme que aguante".

Lic. Fabián Safe - Economista UCCuyo

 

TEMAS
Suplemento Verde Comercio exterior exportaciones
DESTACADOS DE HOY