Suman tecnología que logra acelerar el análisis ambiental 

La entidad pondrá en marcha un laboratorio móvil que permite detectar de inmediato anomalías en los cursos de agua cercanos a las minas.

Beneficios. Con el futuro laboratorio móvil, los analistas que hoy trabajan en el Cipcami podrán agilizar sus tareas al momento del estudio de las muestras.

 

Análisis in situ, la nueva performance que el Centro de Investigación para la Prevención de la Contaminación Ambiental Minero Industrial (Cipcami) busca incorporar en sus tareas y por lo cual ya inició el montaje de un laboratorio móvil para análisis ambiental del agua (ver recuadro). El fin es lograr una alerta temprana ante cualquier incidente que en los análisis indiquen la modificación de los parámetros de estudio, como lo pueden ser la presencia de ciertas bacterias, metales pesados y cianuro. 

 

Es así que el proyecto contempla la adecuación de una camioneta de cuádruple tracción con la que se trasladará el instrumental, de hecho ya comenzó a utilizarse un flamante equipo de detecciones de material biológico con el que se puede revelar la presencia de coliformes y Eschericia Colli en el agua, mediante un test de colorimetría. A este equipo le seguirá un espectrofotómetro para el análisis en terreno de metales pesados, turbidímetro portátil, un medidor multi parámetro digital (mide Ph, temperatura y conductividad entre otros) y una incubadora para DBO de mayor precisión.

 

“El equipo para determinar el material biológico nos dará un rango de valores para la detección temprana ya sea por fallas en las plantas de tratamientos de afluentes de los yacimientos en operación o por la presencia de animales que viven en los cauces de los ríos de los cuales se nutren algunas comunidades”, explicó Federico Vera, director del organismo.

 

Las primeras experiencias se iniciaron en Valle Fértil, una zona que además del cuarzo y feldespato consta con una fuerte cultura caprina y por tanto un lugar con condiciones para comenzar a probar esta tecnología. Claro está, continuará por los cauces de diferentes departamentos mineros.  “Poder tomar las muestras in situ representa un salto cualitativo porque antes teníamos que trasladar las muestras hacia nuestros laboratorios cumpliendo protocolos de rigor, pero nos agiliza el trabajo y contamos con otras precisiones al poder analizar muestras en el lugar”, destacó el funcionario.

 

En este sentido otra de las estrellas de la renovación tecnológica del organismo es la incorporación de un Equipo Autoanalizador 3HR para la determinación de cianuros libres y totales. El equipo es de origen alemán y su particularidad es la de contar con límites de detección muy bajos, en el orden de los 0,00035 miligramos/litro. Hasta el momento, la entidad contaba de un instrumental con límite de detección de 0,02 miligramos/litro, que es el límite de referencia establecido por ley en cuanto a los efluentes de Cianuro.

 

Actualmente el equipo se encuentra en Buenos Aires a la espera de técnicos de la empresa proveedora para su instalación, puesta a punto y posterior capacitación al personal del Cipcami.

 

En el organismo no se renovaban equipos desde el año 2000, época de la Jica (Agencia de Cooperación Internacional de Japón), cuando se incorporó un  un ICP 9000 Shimadzu, es el que determina presencia de cloruro. Posteriormente, en 2010, se compró otro ICP para la determinación de cianuro. Los fondos para las nuevas adquisiciones en la actualidad han sido gestionados desde el Ministerio de Minería de la provincia.

 

El Cipcami fue creado en 1996 por un programa de cooperación técnica entre el Gobierno de San Juan y la Jica, con el fin de realizar controles ambientales de todo tipo de industria pero con eje en la minería. Si bien realizan el monitoreo de la calidad del suelo y del aire, el fuerte se efectúa en la calidad de las aguas superficiales y subterráneas.

 

Parámetros

 

El programa de monitoreo del Cipcami se efectúa sobre la calidad de aguas naturales superficiales y subterráneas. La mayoría son de cuencas y subcuencas ubicadas por encima de los 1.500 msnm. Esto incluye 65 puntos de muestreo ubicados en cuencas y subcuencas de Iglesia, Jáchal, Calingasta, Sarmiento y Valle Fértil; más 43 puntos de muestreo y control dentro de los distintos proyectos mineros. Totalizan 108 puntos de control. Se rige por los Niveles Guía de Calidad de Agua, según el marco legal establecido por la Ley 24.585 de la Protección Ambiental para la Actividad Minera, Decreto Provincial 1426, tablas del Anexo IV. Con la información obtenida se definen luego condiciones medioambientales, se establece tendencias y se evalúa la relación causa-efecto.

 

TEMAS
Cuyo Minero
DESTACADOS DE HOY