Treinta familiares visitaron a los mineros de Gualcamayo

Fue la oportunidad para que padres, cónyuges, hermanos e hijos de los trabajadores conozcan in situ sus tareas. La próxima visita familiar está prevista para el 30 de noviembre.

Momento familiar. Durante la visita la intención de la empresa es que los trabajadores puedan compartir el momento del almuerzo junto a su gente en la mina.

 

Padres, cónyuges, hermanos e hijos de trabajadores mineros de Gualcamayo, en Jáchal, conocieron in situ la tarea que realiza su familiar. Treinta personas participaron de esta experiencia el viernes pasado y el 30 de noviembre próximo está prevista una segunda visita. 


No es la primera vez que se realizan este tipo de encuentros, pero sí la primera a demanda de los propios trabajadores ya que en esta ocasión fueron ellos mismos quienes inscribieron a sus familias para participar del cronograma de recorridos. Habitualmente cualquiera que quiera visitar la mina lo hace a través de “Puertas Abiertas”, el programa previsto para las visitas guiadas, pero sin distinción de grupos entre si son familiares o no. “En algunas oportunidades hemos detectado una demanda mayor por parte de nuestros trabajadores y en esas ocasiones hemos generado visitas especiales y específicas para sus familias. Es importante destacar que pueden participar familiares que sean mayores de 16 años y también familiares de segundo grado, como suegros, primos, etc.”, explicó Marcelo Agulles, del área de comunicaciones de Yamana Gold, operadora de Gualcamayo en Jáchal.


El recorrido realizado fue el habitual, la diferencia es que la empresa procura que el colaborador pueda compartir con su gente el momento del almuerzo y, en lo posible, visitar el área en el que él o ella trabaja. Por lo demás el esquema fue el mismo previsto en “Puertas Abiertas”: Realización del chequeo médico, luego un breve desayuno y una charla introductoria en la que se detalla cómo funciona Gualcamayo. El recorrido inició por los distintos sectores que comprenden la mina a cielo abierto, trituración, pila de lixiviación y planta de procesos. También hubo un periplo por el hotel, el gimnasio y el micro hospital, entre otros sitios, para que vean las comodidades con las que cuenta el trabajador durante los 7 días que está trabajando en yacimiento. “Todo estuvo dentro de nuestras expectativas y se genera un gran clima con estas visitas, ya estamos recibiendo inscripciones de la visita prevista en noviembre”, sumó Agulles.


Gualcamayo recibe cada año entre 500 y 600 personas de visita. Son grupos provenientes de las comunidades cercanas al yacimiento, Jáchal, fundamentalmente, pero también de Guandacol,  San Juan Capital e, incluso, de otras provincias. Muchas de esas personas son familiares de los trabajadores que se suman a las visitas de distintos grupos de interés.

 

TEMAS
Cuyo Minero Gualcamayo
DESTACADOS DE HOY