Dos empresas locales ofrecen paquetes completos de una semana –el tiempo de estadía que permite la frecuencia de vuelos– y encuentran un público interesado en actividades como avistaje de aves o la pesca. De acuerdo con lo publicado este lunes por El Cronista, la respuesta de los isleños "es cordial".

 

 

"A medida que se va difundiendo que se puede viajar a Malvinas hay más interés. De noviembre a marzo es el pico de viajes por cuestiones geográficas y climáticas. Muchas personas viajan para ver fauna por ejemplo. Pero también tenés gente que a pesar de que el clima es muy duro viaja en junio", explicó Carlos Pelli, de BFP Activo, agencia especializada en viajes turísticos a las islas, con paquetes desde u$s 2985 que incluyen siete noches de alojamiento, excursiones, traslados, comidas pero no los pasajes aéreos.

 

"Muchos viajan por la historia bélica reciente, pero hay otro porcentaje que tiene intereses especiales, como bird watchers, maratones o hacer trekking. Tuvimos casos de nadadores que van a cruzar el estrecho de San Carlos", amplió Pelli.

 

El empresario detalló que cuando finalice esta temporada habrán llevado unos 550 viajeros argentinos, que deben tomar el vuelo de Lantam que parte de Punta Arenas, en Chile, y hace escala en Río Gallegos. Y que el perfil de los viajeros es cada vez más variado, ya no se trata solamente de familiares de ex combatientes o científicos.

 

"Es más el imaginario nuestro pensar que allá nos van a mirar mal. Llegás a un aeropuerto, Mount Pleasant, que es una base militar, donde te sellan el pasaporte. Lo importante es contar con reservas para alojamiento y saber de antemano que se va a hacer", advirtió Pelli. Desde Bariloche, la agencia de turismo Dannemann comenzó a organizar viajes hace poco menos de un año y ya llevaron a 15 viajeros hacia las Islas Malvinas.