“Aquellos que planificaron el atentado, aquellos que lo ejecutaron, todavía no fueron atrapados. Aquí hay una cuenta pendiente, no sólo con las familias de las 29 víctimas fatales, sino también a Israel, Argentina y el mundo entero”, expresó Yuval Rotem, director general de la cancillería israelí. Las declaraciones del director del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel se dieron en el marco de una visita a nuestro país, para participar en los actos de homenaje a las víctimas del atentado a la embajada de Israel en Argentina, en 1992.

 

Se cumplen 25 años de la voladura de la embajada, ubicada en la plaza seca de Suipacha y Arroyo que en la actualidad el nombre de la vieja sede diplomática, cuya investigación judicial sigue ante la Corte Suprema de Justicia. El funcionario israelí participó  de la inauguración de la exposición histórica “Pueblo – Libro – Tierra, 3500 Años de Relación entre el Pueblo Judío y la Tierra de Israel”, desarrollada por el Centro Wiesenthal y co-sponsoreada por la UNESCO en el Salón de los Escudos del CCK.

 

Exposición histórica “Pueblo – Libro – Tierra, 3500 Años de Relación entre el Pueblo Judío y la Tierra de Israel”

 

Allí expresó que "será un momento muy difícil, emocionante, debido a que vamos a evocar 25 años de un recuerdo muy doloroso. Este dolor no puede comenzar un proceso de cicatrización debido a que todavía, después de 25 años, la justicia no llegó".

 


Y concluyó: "Confiamos en que el gobierno de la Argentina comprende que la justicia se tiene que hacer y se tiene que ver, porque por el momento esta es una cuenta que había que cerrar por las 29 familias de que quienes fueron asesinados”.