En la actualidad las cosas han cambiado, no solo se casa menos gente, sino que muchas parejas han decidido que no tendrán descendencia de su especie, es algo más común de lo que se cree. Las parejas se unen porque quieren compartir una vida o parte de ella juntos, y la procreación ha dejado de ser un mandato social, ello lleva también que muchos han decidido conformar familias multiespecie y dedicarle la vida a un animal y criarlo, pero no tener hijos en común por distintos motivos.

En el caso de existir menores la situación es más sencilla en cuanto a la tenencia de la mascota,  ya que se da prioridad al bienestar del niño, y el animal queda donde este esté el menor.
Por este tema de las mascotas, existen cada vez más conflictos que terminan en los tribunales,  en distintos países del mundo. En España, se ha impulsado una ley para aplicar a este tipo de decisiones judiciales, atento la gran cantidad de casos que se dan en la práctica de los juzgados de familia.

En nuestro país, ya existe jurisprudencia al respecto, como es el caso de un Fallo inédito que dictó una Jueza concordiense, de la Provincia de Entre Ríos, que incluyó a mascotas en una medida cautelar por violencia de género. Así la jueza - Fátima Anahí Polizzi, titular del Juzgado de Familia y Penal de Niños y Adolescentes de Villaguay, dictó un fallo inédito en una causa de violencia de género, extendió la medida cautelar de protección hacia la mujer denunciante con alcance también a las mascotas convivientes.

En efecto, en el fallo textual, la jueza consideró “pertinente ampliar la cautelar interesada, por estimar que las mascotas pueden ser utilizados como medios para ejercer violencia contra la mujer, maltratarla, amenazarla, y coaccionarla”.

A su entender, "era el medio que había encontrado el victimario - frente a las medidas originarias - para continuar perpetuando los hechos de violencia", y mencionó que el espíritu de la resolución refiere a que los "animales no humanos también son sujetos de protección". A lo mejor "no como un ser humano pero sí deben estar protegidos" legalmente en este tipo de casos.

"Para este grupo familiar, los animales no humanos tenían un vínculo muy fuerte desde lo afectivo", sostuvo. Subrayando que "en otros casos, protegemos a los hijos; pero en este caso protegimos también a quiénes eran la contención de la víctima”. En la localidad de Rawson, Provincia de Chubut, en fecha 10 de Junio del 2021, se dictó otra sentencia que trajo a  discusión el concepto de familia, y en el que se incluía a los animales de crianza en el caso de existir, dentro de la misma.

Otro Fallo importante en la materia es el «Caso Sidney». Sidney era una labradora comprada «con papeles» por una pareja de concubinos quienes decidieron después de 7años separarse, no tenían hijos en común no tenían nada más en su familia, que a Sidney.
Hacía meses que el actor no podía ver a Sidney. Si bien había un acuerdo que le permitía seguir visitándola, la demandada pensó que lo mejor para comenzar las vidas de ambos era no verse nunca más, a lo que el actor estaba de acuerdo, pero no incluía a Sidney en ese «nunca más».

Ante ello. Recurrió a una abogada, quien llevaría adelante esta historia con final feliz: 

1) Comenzó el camino de la mediación, en la que la demandada nunca se presentó 

2) Se iniciaron las acciones legales para establecer régimen comunicacional ante los tribunales de familia de la Justicia Ordinaria de la Capital Federal

3) La jueza de primera instancia consideró interesante la temática, pero no hay legislación al respecto, rechazando la acción.

4) Se apeló el rechazo.

5) Recae en la CÁMARA CIVIL – SALA J, Expte.N°46.270/2018 «P, R.M c/ R, B. B s/RÉGIMEN DE COMUNICACIÓN». Así, con fecha 14 días del mes de Febrero de 2019, siendo las partes llamadas a audiencia, luego de extensas tratativas, acordaron lo siguiente: «I.- Implementar un régimen comunicacional con Sidney a favor del Sr. P. II.- El mencionado régimen comunicacional consistirá en que Sidney permanezca con el Sr. P. fin de semana por medio comenzando a regir aquel el próximo viernes 15 de Febrero del corriente año. Así, el Sr. P retirará a Sidney del domicilio laboral del paseador, Sr. D L, ubicado en la calle …en su intersección con la . Uno de los fines de semana indicados deberá coincidir con la guardia pasiva de la Srita. R. Ese fin de semana el actor reintegrará a Sidney el día lunes al paseador en el inicio del paseo y en el lugar donde éste le indique. III.- El fin de semana que Sidney no permanezca con el actor, éste la retirará el día viernes del mismo domicilio laboral del paseador y la reintegrará el día sábado una persona del conocimiento de ambos en el domicilio particular de la accionada.IV.- En caso de surgir algún inconveniente con el paseador, las partes arbitrarán los medios necesarios para que se cumpla en debida forma el presente régimen comunicacional. V.-El fin de semana de carnaval Sidney permanecerá con el Sr. P, mientras que en Semana Santa estará con la Sra. R. VI.- Durante el periodo vacacional de la Srita. R, Sidney permanecerá el tiempo completo con el actor y viceversa cuando las vacaciones sean gozadas por el Sr. P., que serán las de éste último, desde el dos de mayo al 16 de mayo del corriente año. VII.- Las fiestas de Navidad y Año Nuevo, Sidney viajará con la Srita. R. a Caleta Olivia. VIII. – Los honorarios del paseador de ahora en más y mientras se encuentre vigente el presente convenio, serán abonados por ambas partes y lo harán el Sr. P los meses impares y la Srita. R los meses pares. IX.- Las eventuales circunstancias que surjan mientras se lleve a cabo este régimen comunicacional serán comunicadas a través de las letradas de cada una de las partes.

El acuerdo fue homologado siendo el primer acuerdo en el que se veló solamente por el interés del animal. Sidney fue protagonista y lo fue como miembro de la familia multiespecie, privilegiando su interés en vez del interés de los humanos. Se acordó su régimen comunicacional, vacaciones, gastos de paseador, gastos de veterinario. Un triunfo para los animales.

En el Derecho comparado, se procedió a dictar una sentencia en España, sobre tenencia compartida,  y estableció que los animales de compañía podrán ser objeto de custodia compartida, en los casos de separación de la pareja y en los casos de divorcio. Así lo estableció la resolución del Juzgado de Primera Instancia número 9 de Valladolid, con fecha de 27 de mayo de 2019, sobre la custodia del perro ‘Cachas’.

En ella se dispuso, que los animales no pueden ser tratados como meros bienes muebles, sino que son «seres dotados de sensibilidad» y por tanto se debe «atender al bienestar del animal» cuando se ventilen cuestiones jurídicas que afecten a su propiedad, como el derecho de propiedad o el derecho de uso y disfrute.

De esta forma, el juez decidió que “Cachas”, en régimen de copropiedad entre los dos miembros de la pareja, estuviera con su dueño en Alicante desde el 1 de septiembre de 2019 y hasta el 1 de marzo del 2020, y desde el 2 de marzo del 2020 hasta el 1 de septiembre próximo estaría en Valladolid con su dueña, a quien le corresponderá la posesión, disfrute y custodia del can durante ese periodo. Esta decisión es tomada, no atendiendo a las normas de copropiedad civiles, como se solía hacer hasta ese entonces, sino tomando en cuenta el «interés y bienestar del animal», así como el de la familia y los implicados.

La resolución contempla la posibilidad de que los dueños puedan visitar al can cuando se encuentre en el domicilio del otro, al menos un fin de semana al mes, desde el viernes por la tarde hasta el domingo por la tarde. En este caso se debe avisar de forma fehaciente al otro copropietario con semana de antelación.

COLOFON
Es claro que necesitamos un capítulo dentro del Código Civil que hable sobre las personas no humanas, no obstante mientras esperamos la modificación legislativa, ante el planteo de las situaciones como las descriptas los jueces deben resolver o intentar que las partes lleguen a un acuerdo al respecto, ello teniendo en cuenta que los animales son seres que sienten dolor y placer y tiene autoconciencia, y son parte de nuestra familia, por tanto dotarlos de los beneficios que correspondan,  máxime en el caso de la separación familiar es un acto de justicia.

Colaboración: Vanesa Débora Mestre / Abogada (Matrícula San Juan 3278- Matrícula Mendoza 6118 – Federal T. 78- F. 316) / Contacto Teléf.2644189975 / E-mail : juridicomestre@yahoo.com.ar/