El gremio (UPADEP) que representa a los trabajadores que prestan servicios a las líneas aéreas, mantuvo ayer bloqueados durante casi 3 horas los accesos al aeropuerto internacional de Ezeiza y al aeroparque metropolitano Jorge Newbery, en reclamo de aumentos de salarios para el personal de vigilancia en esas compañías.

Los bloqueos fueron parciales, pero hicieron colapsar los accesos a 2 aeroestaciones importantes de Capital y gran Buenos Aires. La medida se levantó tras la intervención del Ministerio de Trabajo, que convocó al titular del sindicato, Jorge Sansat, enrolado en la CGT Azul y Blanco, a una reunión para el lunes próximo.