Con buen pie. Aunque la mayoría de los temas planteados en la reunión bilateral desnudan la dura realidad de la economía global, el primer cara a cara de Biden con Fernández dejó espacio para una charla amena y distendida con risas incluidas.

Tras dos intentos fallidos por problemas de salud del mandatario de EEUU, ayer finalmente se encontraron cara a cara en la Casa Blanca el presidente Alberto Fernández y su par, Joe Biden, en una reunión bilateral en la que el jefe de Estado argentino agradeció "el apoyo de Washington ante del FMI" en medio de la peor sequía en 60 años que puso la economía al borde de la recesión.

"Espero que nos sigan acompañando como hicieron hasta ahora", planteó Alberto a Biden luego de destacar el impacto climático en la economía local, la crisis derivada de la invasión rusa a Ucrania y los problemas que "heredó" del gobierno  de Cambiemos

Fernández agradeció a Biden, por el acompañamiento de ese país en las negociaciones ante los organismos internacionales y le propuso al líder demócrata "trabajar juntos" por el fin de la guerra en Ucrania, al advertir que la paz es "urgente" y la economía tiene que "recuperarse".

El Presidente también le hizo un reconocimiento a la administración demócrata por la donación de vacunas contra el covid-19 que "sirvieron de mucho" para "erradicar el virus" en el continente americano.

"El gobierno del presidente Biden, como nuestro gobierno, ve a la democracia y los Derechos Humanos como objetivos centrales para el desarrollo. En eso debemos seguir trabajando", expresó Fernández.

El jefe de Estado argentino llegó a la Casa Blanca en una camioneta negra e ingresó en la residencia oficial por la entrada del Ala Oeste. Ya en el Salón Oval, Fernández y Biden intercambiaron saludos y un apretón de manos para la foto, que el Gobierno buscó sin pausa desde el inicio de la gestión albertista, y realizaron una breve declaración a la prensa, sin aceptar preguntas. El punto en común: profundizar la asociación económica entre ambas naciones.

Pero la ambiciosa agenda que marcaron ambos mandatarios choca en el corto plazo contra los avatares de la economía argentina, ineludibles en la reunión, y las trabas que ha impuesto EEUU sumido en una política proteccionista desde la presidencia de Donald Trump a las exportaciones argentinas, como el biodiésel, el acero o los productos agrícolas.

La sequía llegó casi a la mitad del mensaje de Fernández, que brindó apoyado en una hoja en su falda, donde tenía anotadas sus frases.

Fernández le dijo a Biden que la Argentina sufre la peor sequía desde 1929, que "ha complicado mucho a la economía", por lo que "esa nueva realidad", dijo, está siendo planteada a los "organismos de crédito".

Como cierre, Fernández expresó su apoyo a la iniciativa de Biden para regular la venta de armas en EEUU, al advertir que se trata de un "problema que tiene el mundo". "En mi país hay quienes proponen que las ventas de armas se liberen para defenderse", señaló el mandatario.

Biden, por su parte, destacó que la reunión representa una "oportunidad para afirmar que nada está fuera de nuestro alcance si trabajamos juntos". "Creo que tenemos una muy buena oportunidad para seguir profundizando en relaciones económicas en diferentes temas de cooperación, como energía limpia, tecnología y seguridad, entre otros", señaló. También celebró además el cumplimiento este año del 200° aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre las dos naciones, y apuntó que con el encuentro de ayer empieza el próximo "siglo" de sus lazos bilaterales.

Definiciones tras la reunión 

En conferencia de prensa tras la bilateral con Joe Biden, Alberto Fernández destacó la postura de su par de Estados Unidos de que los organismos internacionales de crédito "deben darse una política especifica para los países de renta media". Además, afirmó que coincidió con su par de EEUU, en que ambos recibieron una "economía destruida" de parte de los gobiernos que los precedieron y también en la "necesidad de afrontar las dificultades que la economía en mal estado genera".

También contó que habló con Biden sobre la posibilidad de crear un "gran proyecto" junto con Brasil y México "para llevar alimentos al mundo". "Hablamos de la posibilidad de unir esfuerzos para hacer un gran proyecto de alimentos para el mundo en un momento en que el mundo necesita alimentos y Biden compartió la idea", afirmó.

Candidatura incierta

Tras la reunión con Biden, Alberto Fernández insistió ayer con que no ha tomado “ninguna definición” en cuanto a su candidatura presidencial ya que está poniendo todo su empeño “en la gestión de gobierno”, pero afirmó que se está enfocando en “la victoria” de su espacio.

Massa, con diálogo abierto con el Fondo

 

Con la número 2. Sergio Massa se reunió con la subdirectora gerente del FMI, Gita Gopinath, a la espera por el desembolso de U$S 5.300 millones.

En la previa a la reunión con Joe Biden el ministro de Economía, Sergio Massa, mantuvo ayer al mediodía en Washington una reunión con la primera subdirectora gerente del FMI, Gita Gopinath. El encuentro sirvió para evaluar la última revisión del acuerdo que aprobó hace dos semanas el staff técnico del organismo y que será tratado en los próximos días por el Directorio para que se pueda concretar el desembolso de alrededor de U$S 5.300 millones.

Durante el encuentro se abordó el desenvolvimiento de las principales variables económicas de los últimos meses y, en particular, el efecto de la sequía sobre el comercio exterior y las medidas que están adoptando para evitar las maniobras de sobrefacturación de importaciones y subfacturación de exportaciones.

En ese sentido, la última revisión del acuerdo que aprobó el staff el 13 de marzo incluye una dispensa sobre la acumulación de reservas internacionales este año ante el efecto de la sequía, sobre el que todavía no se informó oficialmente el monto, ya que se aguarda el visto bueno del Directorio del organismo multilateral para hacer públicos esos números.

"En el contexto de la cuarta revisión del programa del FMI, mantuvimos una buena reunión con la subdirectora gerente del organismo, Gita Gopinath y su equipo, con quienes analizamos el impacto de la sequía en el país y se valoró el despeje de vencimientos de la curva en pesos", dijo Massa tras el encuentro.

En esta línea, el ministro señaló que los directivos del FMI coincidieron en acompañar "la decisión del gobierno de continuar avanzando con medidas que fomenten el incremento de exportaciones con el objetivo de fortalecer las reservas".

Otra de las cuestiones que se trataron en la reunión fueron las cautelares judiciales para la importación de productos que, tras haber superado los U$S 2.600 millones, fueron perdiendo volumen hasta alcanzar la cifra de U$S 23 millones en la actualidad.

En lo que respecta a la agenda de Massa en EEUU, para hoy tiene previsto un encuentro con funcionarios del Departamento de Estado. A lo que podría sumarse también una reunión con el Banco Mundial.