Buenos Aires, 6 de febrero.- La medición tuvo como fin indagar a la población sobre los principales temas de debate en este año de elecciones, también concluye que un 39% se inclina por un régimen de mano dura para combatir la delincuencia.

Se trató de una encuesta telefónica realizada en mil hogares de 40 localidades de todo el país con más de 10.000 habitantes. En cuanto al tema de la ocupación de tierras, un 69% de los entrevistados consideró no justificables ese tipo de acciones en calidad de reclamo social, un 24% dijo que solo se justifica en algunos casos y sólo un 7% los considera justificados.

En tanto, sólo un 36% se inclinó por utilizar la fuerza en caso de ocupaciones ilegales, mientras que un 60% se mostró proclive a la negociación, aunque en caso de que se desobedezca una orden judicial, el 59% aprueba finalmente el uso de la fuerza en forma legal.

Después de un fin de año sacudido por la toma de tierras y la ocupación de espacios públicos para convertirlos en viviendas, el 69% de los entrevistados opinó que las ocupaciones no son justificables como reclamo social, contra un 24% que dijo que sólo lo son en algunos casos y apenas un 7% que las consideró justificadas. Las cifras son similares en el caso de los piquetes y cortes de calles, que no son justificables para el 52% de los entrevistados, aunque el 39% consideran que lo son en algunos y el 66% señala que el Gobierno debe ser paciente y negociar.